Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Justicia de Aragón

"Señor Justicia, a mi columpio le ha salido un clavo. ¿Puede venir a quitarlo, por favor?"

Las quejas que los más pequeños envían al Justicia de Aragón también se tramitan.

Atlanta Melendo. Zaragoza Actualizada 07/07/2015 a las 09:09
Quejas que algunos escolares enviaron al Justicia.Twitter Justicia de Aragón

Buenos días señor Justicia: "A mi columpio le ha salido un clavo. Le pido que venga a quitarlo, por favor". Así de desconsolado se mostraba un niño de un pueblo muy pequeño de Aragón. Y el motivo no era para menos. No tenía niños de su edad con los que jugar pero sí un columpio con el que pasar el rato. Un día ese columpio amaneció con un clavo que molestaba al pequeño y este decidió tramitar una queja al Justicia de Aragón para que tomara medidas en el asunto. Hizo bien, porque el Justicia no solo habló con el alcalde del pueblo para que quitará el fastidioso clavo, sino que instó a mejorar esa zona de juegos que tan feliz hacía a aquel niño. 

Esta es una de las sugerencias infantiles con la que Fernando García Vicente, el Justicia de Aragón, quedó más "sorprendido". Es "antigua" pero la recuerda con cariño. Nunca ha desvelado el nombre del pueblo para proteger la identidad del menor, que "ya andará por la adolescencia o más", dice. 

Pero esta es solo una de muchas. Cada año los más pequeños dirigen unas diez quejas o sugerencia al Justicia, que se tramitan igual que las de los adultos. "Al problema que plantea un ciudadano, sea de la edad que sea, se le otorga la misma importancia", destacan desde la institución.

Y es que, más allá de saltar, jugar a la cuerda, a los videojuegos, vestir y peinar a las muñecas, bucear en la piscina, jugar al fútbol o construir castillos de arena en la playa, los niños aragoneses han demostrado tener muy buenas ideas para constituir una sociedad mejor. 

Cuando los escolares visitan la institución, García Vicente suele preguntarles qué harían ellos si fueran el Justicia de Aragón. Las respuestas son de lo más variopintas, pero prima el bien universal. Por ejemplo, Jorge, que visitó al Justicia hace unas semanas, instó a enviar más comida a los países necesitados. Otros de sus compañeros pidieron  "paz en el mundo y no guerras", "que nadie esté en paro" y que "los terremotos no existan", entre otras demandas. 

"Lamentablemente estas peticiones se escapan de nuestras competencias. No tenemos una varita mágica", apuntan la asesora de Educación del Justicia, Carmen Martín. Pero, la mayoría de las sugerencias que llegan son "temas cercanos al día a día de los niños". 
 

¿Sería posible que el cole terminara antes?

El pequeño Hamidu envió su petición al Justicia: "Hola señor Justicia, soy Hamidu. ¿Puede conseguir la beca de comedor para mi familia? Somos ocho hermanos. Quiero ser atleta y Vane me dijo que soy muy ágil. A veces no hay dinero para la comida". 

Robert es otro niño que también reivindica ayudas para sus amigos. "Soy Robert, tengo 7 años. Me encantó su traje y su corbata. Tengo beca de comedor y quiero que ayude a conseguirla a mis compañeros: Eugenio, Sami, Jahaira, etc,. Soy de Rumanía y quiero ser médico. Gracias". 

Dejando de lado las peticiones más serias, hay a quien le preocupa el tema de las vacaciones escolares. "¿Sería posible que en primavera el colegio terminara antes y así poder tener más tiempo libre?", pregunta Amaia. Otros, como Jorge, no quieren llegar tarde al cole: "Me gustaría informarle de que en la avenida de Cataluña ya casi no paran autobuses y tardamos mucho en llegar a Santa Isabel". Y a Marcos le gustaría que cambiaran el ordenador de clase porque no puede ver los vídeos.




 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual