Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Educación

La realidad aumentada emerge y busca acomodo en las aulas

Poco a poco se recurre a estas tecnologías para optimizar el aprendizaje y motivar a los alumnos, y se crean y comparten nuevas propuestas.

M. M. Zaragoza Actualizada 25/05/2015 a las 08:46
2 Comentarios
Los alumnos del Juan de Lanuza utilizan el programa de estudio del sistema solar en 3D

El aula del futuro apunta a nuevos conceptos y espacios de aprendizaje, en los que la tecnología facilitará la adquisición de conocimientos y la aproximación a entornos físicos pasará por la exploración de los mundos aumentados y virtuales.

Las herramientas de Realidad Aumentada y virtual poco a poco emergen en las aulas, como se puso de manifiesto en las jornadas de Aumenta.me que recientemente se celebraron en Etopia organizadas por la Asociación Espiral, Educación y Tecnología. "Podemos decir que a esta tecnología le ha sucedido lo que a internet, que pasó de una etapa 1.0 donde únicamente los desarrolladores podrían crear Realidad Aumentada, a la etapa actual, que podríamos denominar 2.0, donde todos estamos en condiciones de crear nuestras propuestas y compartirlas", explica Raúl Reinoso, profesor investigador tecnológico responsable del proyecto Aumenta.me, un grupo de trabajo destinado al estudio y divulgación de estas tecnologías.

"Hoy en día existen una serie de herramientas que permiten al profesorado crear sus propios materiales con relativa facilidad y, desde luego, cada vez se está haciendo un mayor uso de ellas", subraya Reinoso. "Si algo se pudo ver en Aumenta.me 2015 es las posibilidades que ofrece la Realidad Aumentada en el ámbito educativo, e irá emergiendo poco a poco. Parece que es ahora cuando hardware y software se dan la mano y esta tecnología comienza a despegar".


Realidad Aumentada y realidad virtual

La Realidad Aumentada (RA) permite añadir información sobre lugares y objetos de nuestro entorno y, de esa forma, "aumenta" la percepción de esos objetos y lugares a través de la superposición de una capa virtual de información (texto, imágenes, objetos 3D, animaciones, etc.). Su propia naturaleza, orientada a dotar de mayor información el mundo real, es lo que la hace especialmente valiosa en el terreno de la educación, ya que constituye una buena herramienta para optimizar el aprendizaje y reforzar la motivación del alumnado.


La Realidad Aumentada integra por tanto información digital al entorno real en el que se encuentra la persona, lo que la distingue de la realidad virtual. En este caso, se introduce al usuario en un entorno generado por ordenador y le proporciona experiencias que permiten realizar viajes virtuales e interactuar con entornos 3D simulados que pueden proporcionar contextos cercanos a los que se pueden encontrar en el mundo real.


K-SolarSystem, el sistema solar en 3D

Uno de los centros educativos punteros en la utilización de nuevas tecnologías es el Colegio Juan de Lanuza de Zaragoza. En Aumenta.me expuso proyectos propios, como el laboratorio de Realidad Aumentada de física, al que pueden acceder centros educativos de todo Aragón, o el K-SolarSystem, un software interactivo en 3D para aprender contenidos relacionados con el Sistema Solar.

Desarrollado en colaboración con el BIFI de la Universidad de Zaragoza y en el marco de la Cátedra de Innovación Educativa del colegio, se trata de una herramienta que permite profundizar en los movimientos de los planetas y sus satélites, y en fenómenos y ciclos como los eclipses, las estaciones o las fases lunares. La interacción se efectúa a través del dispositivo Kinect, que capta los movimientos de los estudiantes y los reproduce en los modelos virtuales que se visualizan en 3D en la pizarra. "Esta herramienta utiliza escenarios dinámicos en lugar de imágenes fijas, lo que permite ofrecer una visión más realista de los fenómenos, tanto por la posibilidad de desplazarse en el escenario como por las escalas utilizadas", explica Cristian Ruiz, coordinador de nuevas tecnologías del colegio Juan de Lanuza, quien incide además en la motivación que supone para los alumnos, ya que "incita al uso de metodologías activas en las que los estudiantes se levantan de sus sillas, interactúan con el software y se plantean preguntas".

En el 'made in Aragón' de las nuevas tecnologías educativas también se ha gestado el proyecto Juglar, un juego educativo para trabajar diferentes áreas del desarrollo temprano del niño. Es una aplicación para dispositivo tablet con actividades con distintos niveles de dificultad en las que el pequeño interactúa con el sistema mediante fichas de diferentes temáticas para desarrollar la atención, memoria, percepción y el razonamiento lógico.
 

Tecnología para profundizar en la cultura y el patrimonio

Herramientas como Chromville, también surgida de una 'start-up' aragonesa, Aumentaty Author o Aumentaty Visual Search poco a poco han ido ganando adeptos entre el profesorado, que en el caso de Aragón, cuenta con algunas experiencias destacables de realidad aumentada y virtual.

Es el caso del proyecto Cultura Valdespartera, que se llevó a cabo en el CEIP Valdespartera 2 con numerosos reconocimientos, como el Internacional de Innovación Educativa de la Fundación Telefónica en 2012, con el que se recrearon esculturas del barrio en Realidad Aumentada junto con el desarrollo de códigos QR para las esculturas físicas. "Con proyectos de este tipo los alumnos se motivan un montón, les sorprende muchísimo ver esas imágenes, poderlas girar,... Se convierte en un recurso bastante bueno para trabajar algunos contenidos", explica Domingo Santabarbara, maestro de Educación Infantil coordinador de este proyecto, y hoy profesor en el CEIP del Gil Tarín de La Muela.

Las herramientas de Realidad Aumentada o realidad virtual para profundizar en el conocimiento de la cultura y la historia de nuestro entorno más cercano también ha dado lugar a proyectos como el Callejero Jotero de los estudiantes del CEIP de La Jota, también con códigos QR, o el del colegio Ramón y Cajal de la localidad de Alpartir, como experiencia de estudio del patrimonio en el que recrearon los peirones de la localidad en 3D.


  • Horror24/05/15 23:34
    No solo eso Rafonix, el BIFI es una maquina de tirar dinero en Aragón. Hacen cualquier cosa que no sirva. Eso si están todo el día en los medios. Todavía estoy por conocer un caso donde algo hecho por el BIFI ayude a algo o alguien. Alguna empresa que se aproveche, algún médico que pueda usarlo, algo... Lo dicho el centro de investigación de Aragón más ruinoso de España. 
  • rafonix24/05/15 21:35
    De momento en mi centro ya no se usan los miniportátiles que vinieron con el programa Escuela 2.0 y que prácticamento no se han usado nunca. Las pizarras digitales tan solo se han utilizado como proyectores. Así que la noticia, desde mi punto de vista, anuncia los nuevos candidatos a convertirse en chatarra sin usar de aquí a unos años.


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo