Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

En los últimos 4 años

Aragón gana en los últimos años 300 nuevos restaurantes apostando por la categoría más baja

Ya prestan servicio 2.274, de los que el 80% son de 1 tenedor. Los bares siguen pidiendo terrazas.

I.M. Zaragoza Actualizada 14/04/2015 a las 16:17
3 Comentarios

Aragón cuenta en la actualidad con 300 restaurantes más que hace cinco años, cuando se aprobó la Ley Antitabaco que prohibió el consumo de cigarrillos en su interior. En concreto, el Instituto Aragonés de Estadística refleja la actividad de 2.274 establecimientos, que ofrecen más de 160.000 plazas.

Como explica Pedro Giménez, presidente de la asociación de empresarios de Cafés y Bares de Zaragoza, “muchos parados han intentado salir de la crisis abriendo negocios de hostelería”. Pero a su juicio, la clave para salir adelante en estos años difíciles han sido los precios. “La crisis ha dictado sus normas y ahora los clientes miran más que nunca el precio. Antes lo más importante era la ubicación, la calidad y si te lo habían recomendado”, explica.

De hecho, cuenta que “ya no es raro que te hagan reservas con un precio fijo, y seas tú quien se adapte a ese presupuesto para darles de comer”. Quizá por eso la mayoría de los restaurantes de la Comunidad, y prácticamente todos los de nueva creación, cuentan con la categoría más inferior, la de un tenedor, un total de 1.772. De dos tenedores prestan servicio 485, mientras que de entre tres y cinco tan solo existen 17 locales.

“En lo que se podría llamar como 'Milla de Oro' de Zaragoza, entre la plaza de Paraíso y la del Pilar, ahora puedes comer entre 14 y 20 euros, cuando antes superaba los 30”, explica Giménez, quien destaca a su vez el auge de las cafeterías -ya hay 631, de las que 540 son de la categoría más básica- gracias a la llegada de franquicias y multinacionales, en sustitución de los negocios más tradicionales.

Mientras, los bares siguen luchando por mantener la clientela y tienen clara cuál es su apuesta: las terrazas y veladores. Solo a través de la asociación de Cafés y Bares se han tramitado para este año más de 80 solicitudes de nueva instalación en las calles de la capital aragonesa, y 140 de modificación, normalmente para ampliar superficie. A estas hay que sumar las que recibe el Ayuntamiento directamente, lo que refleja el interés de los empresarios por sacar las mesas a la acera. En total, cerca de 3.000 bares cuentan con una autorización de este tipo en la ciudad.
 

¿Cómo ha afectado la ley?

Lo que no está tan claro es cómo ha afectado la aplicación de la Ley Antitabaco en estos últimos cinco años. El sector de la hostelería hace tiempo que denuncia el cierre de negocios por la pérdida de clientes. Un informe de La Caixa revelaba que el conjunto de los municipios de Aragón con más de 1.000 habitantes perdió, entre 2007 y 2012, el 23,7% de su tejido hostelero, aunque la prohibición comenzó a aplicarse en 2010.


Por su parte, la Federación Española de Hostelería (FEHR) denunció que la prohibición de fumar en sus establecimientos se había llevado más del 20% de su facturación y había abocado al cierre a cientos de bares.

Sin embargo, el repunte de restaurantes y cafeterías, la contención de precios, y la tabla de salvación que han encontrado los bares en las terrazas, parecen permitir al sector mejorar las cifras de los últimos años. De hecho, un reciente estudio de Investigadores de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) concluye que la Ley Antitabaco no ha modificado la asistencia de los clientes a estos locales de ocio.

En cambio, consideran que las decisiones de consumo están más relacionadas con las características sociodemográficas, como el número de hijos del hogar, así como con el impacto de la crisis económica, referentes al desempleo y la reducción de los ingresos, que con la prohibición de fumar.
 

Quejas del sector por las apuestas deportivas

Por otro lado, la Confederación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Zaragoza (CEHTA), ha lamentado la decisión tomada en relación a la retirada de la reglamentación que hubiera permitido la instalación de aparatos auxiliares de apuestas deportivas en los establecimientos de hostelería.

En un comunicado, desde CEHTA se considera que “es una oportunidad perdida de poder disponer de un servicio complementario que hubiera podido ser interesante para el sector, no por la casi nula rentabilidad de disponer de este tipo de equipamiento, sino por la posibilidad de prestar un servicio complementario que pudiera haber servido de estímulo para el consumo de los productos propios de los establecimientos”.


  • Javier07/03/15 21:33
    Claro de 30 euros de media a 20. y nadie se pregunta de donde han quitado los 10 euros, que el señor del restaurante no es un alma caritativa. También quiero que mi próximo coche me cueste un 20 por ciento menos aunque se rompa antes y para colmo el precio lo pone el cliente, ya no son restaurantes, son mercadillos de Turquía.
  • Jose Maria07/03/15 14:00
    A la gente del pueblo le  interesa este tipo de restaurantes, donde se pueda comer un menú del día con cocina casera. Siempre y cuando la bajada de categoría vaya orientada a pagar menos  impuestos, y no en detrimento de la calidad. Donde te traten como en familia. Para los señoritos ya hay otras cosas. El problema hoy en día, es que han proliferado mucho los bares y restaurantes, y entonces la “vaca” no da leche para todos. Con el problema añadido de los Chinos, que lo invaden todo, y gastan menos que un avión en bocina. A Zaragoza siempre se la ha conocido fuera, por sus excelente bares de tapas, a precios económicos. Recordemos “El Abuelo” cerca de la plaza de “EL Carbon” ( Plaza  Salamero ),aquí todas tapas valían lo mismo, y se pagaba por los palillos que habías dejado encima de un platito, y los estudiantes, algún palillo se lo metían al bolsillo. Además siempre por allí, en la calle, había alguna “putica” que alegraba la vista.  La “Mejillonera”, que existe todavía, pero no como antes. Casa “Belanche”, para cervezas y gambas (todavía existe).Un buen arroz o ternasco en “Casa Emilio”. Este restaurante tiene mucha historia, aquí se reunían clandestinamente dirigente del PC, como Santiago Carrillo Pero lo más extraordinario, y lo mas ambientado era EL TUBO. No se podía ir uno de Zaragoza, sin comerse un par de bocadillos de calamares. Los tenían en los mostradores que daban la calle, que se te metían solos por los ojos. La  Sra. que vendía la lotería y el tabaco, cerca de la puerta de “EL Plata”.  Qué bonito sería que renaciera El Tubo de los años 1960. ¡ MAÑOS EN VUESTRAS MANOS ESTÁ! José Maria (maño)
  • Realidad07/03/15 08:10
    Lo q dice mucho de como esta el patio por aquí. Esta claro q apostar puebla calidad y la diferenciación no tiene ningún sentido. Y desgraciadamente luego eso se nota en el servicio y en todo. Mala señal. Y por cierto se ha visto q la ley anti-tabacos no fue ese cataclismo que anunciaba el sector. Cerro el que era malo, y seguramente alguno bueno, pero lo mismo ha pasado en otros sectores. 





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual