Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Iglesia católica

La Santa Sede ordenó a Ureña dejar el cargo al saber que pagó 60.000 euros a un diácono

El arzobispo mantiene que lo hizo porque había decidido no ordenar al joven como sacerdote y quería ayudarle, pero desde la diócesis se cuestionó su decisión por el importe y las dudas sobre los motivos.

M.A. Coloma/M. Garú Actualizada 26/11/2014 a las 17:31
49 Comentarios
Manuel Ureña


La inesperada y repentina renuncia de Manuel Ureña al cargo de arzobispo de Zaragoza no fue consecuencia únicamente de los "problemas de salud" a los que este aludió cuando anunció oficialmente su despedida, el pasado 12 de noviembre. Fue la propia Santa Sede la que solicitó expresamente a Ureña que se marchara al tener conocimiento de que este acababa de autorizar el pago de una indemnización de 60.000 euros a un diácono al que había decidido no ordenar como sacerdote. El montante final de la operación es incluso mayor, puesto que el joven cobró en ‘limpio’ y el arzobispo se comprometió a abonar la parte de la cuantía que corresponde a Hacienda: otros 45.000 euros.

La indemnización, sin precedentes y que ascendería por tanto a 105.000 euros, se hizo por los cauces legales y mediante transferencia bancaria en concepto de nómina de noviembre.

Pero en el seno del propio arzobispado se cuestionaron tanto la forma de resolver el asunto del diácono como los verdaderos motivos que había detrás del abono de una suma de semejante entidad. De ahí que se decidiera informar de esta importante operación contable y de la decisión de Ureña al Vaticano, que reaccionó de forma rápida y tajante llamando por teléfono al arzobispo para que dejara de inmediato el cargo. Según fuentes autorizadas, monseñor Ureña ni siquiera pudo justificarse y explicar los motivos que le llevaron a autorizar el pago, puesto que Roma había tomado ya una decisión y no había marcha atrás.

El Colegio de Consultores, órgano integrado por diez presbíteros y que se encarga ahora de informar y asesorar al administrador diocesano, Manuel Almor, abordó el tema de la polémica indemnización en una reunión celebrada ayer.

Durante la misma, Manuel Ureña aseguró que decidió autorizar el pago de los 60.000 euros porque entendía que era lo justo y que de esta manera ayudaba a un joven que al no poder ordenarse tenía que reorganizar completamente su vida.

En cuanto a la cuantía de la indemnización, explicó que esta persona quería cursar una licenciatura y que calculó que este era el dinero que podía necesitar para costearse unos estudios de cuatro años. Durante su intervención ante el Colegio de Consultores, Ureña corroboró también que recibió una llamada de la Santa Sede en la que decía estar al tanto de lo ocurrido y en la que le exigía que abandonara sus responsabilidades al frente del arzobispado de Zaragoza.

Manuel Ureña aseguró el día que comunicó oficialmente su renuncia que "hacía tiempo" que había pedido su relevo a Roma. El arzobispo, que el próximo mes de marzo cumplirá 70 años y que ejercía el cargo desde 2005, recordó que durante los últimos meses se había sometido a varias operaciones quirúrgicas (de corazón y próstata) y que su salud era delicada. Pero no han sido estos los motivos que han pesado para relevarle, ya que el desencadenante final de su abandono está directamente relacionado con el asunto de la indemnización abonada al diácono.

Negociación directa


Los asuntos contables de la diócesis son competencia del ecónomo, pero, en este caso, fue el propio Manuel Ureña quien gestionó y autorizó la indemnización al diácono, que desempeñó su labor en Épila. Según ha podido saber este periódico, el arzobispo mantuvo al menos dos reuniones con un intermediario que, actuando en nombre del joven, le planteó la delicada situación en que este se quedaba al negársele la posibilidad de ordenarse como sacerdote. Fue entonces cuando Ureña -quien asegura que siempre mantuvo los contactos de forma directa con el diácono- ofreció el pago de una compensación de 50.000 euros al joven por la "rescisión de la relación laboral". Pero la otra parte consideró que esta cantidad era insuficiente, argumentando que descontando impuestos quedaba reducida prácticamente a la mitad. El asunto se zanjó en un encuentro posterior, cuando el arzobispo accedió a pagar los 60.000 euros, impuestos aparte. El acuerdo quedó plasmado en apenas diez líneas escritas en un folio y la indemnización fue transferida al diácono el pasado 6 de noviembre. Al parecer, Ureña intentó que el pago fuera fraccionado, pero el intermediario exigió que la cantidad se abonara de una vez para olvidarse del asunto.

Según ha podido saber este diario, además de la indemnización oficial, habría existido un pago complementario al diácono que ascendería a 15.000 euros y que habría sido abonado por el arzobispo.

Sumas unas y otras que en sectores de la diócesis se consideran desproporcionadas y difícilmente justificables. De hecho, aunque reconocen que en otras ocasiones se ha ayudado a jóvenes que han optado por la secularización, nunca antes se había hecho de esta forma y con unas sumas de dinero tan importantes.


  • para colofón (nº30)27/11/14 16:33
    Es curioso que de todos los partidos,estamentos y entidades que cita,no figura uno concretamente. Es sorPPrendente su comentario
  • A ver si hay para todos27/11/14 13:25
    #44 lokay Toda la razón. Eso sí, a ver cuando te leo opinar sobre los sindicatos que también los pagamos todos y sólo en Andalucía han estafado más de 850 millones de euros.
  • Y tú hablas de creencias?27/11/14 13:23
    #44 lokay Cuando uno es tan memo como para creer en que es posible la libertad, la igualdad, la paga gratis para todos los españoles, que alguíen no va a ser un corrupto porque es de otra pasta, la jubilación a los 60 años o el que te puedas meter en el piso de otro y te dejen quedártelo...debería tener más respeto hacia las creencias de los demás sean irracionales o no.
  • Católico y practicante27/11/14 12:35
    Disculpe José Luis #33 , yo también soy creyente y católico , pero lo verdaderamente vergonzoso son estos casos y que algunos miembros de la iglesia lo oculten. Son culpables también por encubridores.
  • lokay27/11/14 12:27
    #33joseluis, lo teneis dificil mientras sigais creyendo en cuantos de hadas, es mas real el adan y eva de la cuatro que el de la biblia
  • El Chiluro senador27/11/14 12:01
    Con lo bien que nos llevavamos!
  • una pagana27/11/14 11:24
    por supuesto que podemos opinar ya que pagamos, l´´ete el concordato
  • habla con el Papa27/11/14 11:20
    #33 joseluis Debo ser de los pocos españoles en la actualidad que sin ser creyente no sigo viviendo de las milongas de la guerra civil y respeto mucho a la Iglesia Católica, pero en este caso, ha sido el propio Papa, que no creo que le tenga manía al catolicismo, el que ante el pago por parte del obispo de 100 mil euros a un religioso que habia sufrido acoso sexual ha ordenado su dimisión. La condición humana es como es y la de algunos religiosos no es mejor ni tampoco peor que la del resto.
  • joseluis27/11/14 09:57
    es realmente penoso, y hasta vergonzoso, que opinen de manera tan categórica personas que se reconocen ser no adictas, de temas tan serios para los que somos creyentes. Mezclan de manera intencionada el culo con las temporas demostrando que desconocen lo que es una cosa y lo que es la otra. Esperemos que con el tiempo mejoremos.
  • PA.GA.YA.27/11/14 09:34
    Leo con verdadera repugnancia el articulo y su detallada confirmación de lo acontecido, sin dejar de sospechar lo que no dice y que no viene a hacer otra cosa que aumentar el asco a una sociedad que a permitido crecer tantos y tantos órganos vendidos a todos los vicios, y en este caso en el de la iglesia es mucho peor que en el caso de los políticos. Pero al leer el articulo no se porque, me saltaban en el subconsciente el eco de algunas palabras del mismo. Manuel Ureña,  indemnización, decidió, autorizar, abandonara responsabilidades   ecónomo, relación laboral, intentó, olvidarse,  calculó,  asunto. 60.000 € Un reflejo, seguro, pero de una realidad muy amarga, y quizás, espero, muy reconfortante, porque gracias a los medios nunca antes se hablo tan claro, nunca antes la sociedad esta tomando conciencia de lo necesario que es acabar con todo esto.
Ver más comentarios





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo