Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Investigación

La bebé que llegó con una ayuda de la Fundación BBVA debajo del brazo

Jiménez Schuhmacher fue padre a la vez que le concedieron la disputada ayuda a la investigación. 

N. C. Zaragoza Actualizada 25/10/2014 a las 11:10
0 Comentarios

"Mi hija nació hace unos días y dicen que los bebés vienen con un pan debajo del brazo",  bromea el investigador zaragozano Alberto Jiménez Schuhmacher cuando explica que ha sido uno de los ganadores de las disputadas ayudas que ha concedido la Fundación BBVA a Investigadores, Innovadores y Creadores Culturales en su primera edición.  

En total, se han otorgado 56 becas en 10 áreas de la ciencia y la cultura. Según explica la propia Fundación, el proceso de selección "ha sido altamente competitivo", dado que a esta primera edición han concurrido 1.664 investigadores innovadores y creadores. De las 56 ayudas, solo seis iban destinadas al área de la Biomedicina en la que se inscribe el trabajo del joven investigador aragonés. Además, la inmensa mayoría de las solicitudes fueron por parte de científicos.

Al ser preguntado a qué cree que se debe su elección, además de apuntar con orgullo a su reciente paternidad, sugiere otros factores que pudieron influir en la decisión del jurado: "Todavía estoy alucinando. Concurrimos 1.664 personas, solamente del CNIO optábamos unos 20 investigadores. No me considero mejor que ninguno de ellos. Para esta ayuda se pasan dos comisiones de evaluación. En mi carrera profesional he tenido la suerte de trabajar en proyectos muy relevantes y además me gusta la divulgación. Tal vez lo pude explicar mejor para la comisión no científica. El proyecto de la Fundación BBVA me va a ayudar mucho en mi carrera estaré agradecido siempre por esta oportunidad".
 

Estos apoyos económicos, dotados con hasta 40.000 euros por ayuda, van dirigidos a investigadores, innovadores y creadores culturales altamente productivos que se encuentren en un estadio intermedio de su carrera.

Así, la finalidad del espaldarazo económico es contribuir al desarrollo ulterior de científicos, innovadores y creadores en una etapa intermedia de su carrera, que hayan puesto de manifiesto ya una alta productividad científica o creatividad cultural. Este es el caso de Jiménez Schhmacher. 

Otros tres aragoneses, en distintas disciplinas, han logrado también la deseada ayuda de la Fundación BBVA: Rafael González Val, profesor ayudante de Economía, Diego Gutiérrez Pérez, profesor titular de Tecnologías de la Información y la Comunicación, (ambos de la Universidad de Zaragoza), y Natalia Marín por su creación de videoarte 'New Madrid'.

Una brillante trayectoria 


Aunque apenas tiene 34 años, Alberto Jiménez Schuhmacher ya acumula una brillante carrera investigadora, gracias en buena medida, además de a su esfuerzo, al hecho de haber sido un alumno ejemplar de Mariano Barbacid, quien le dirigió la tesis doctoral, y a ayudas económicas como la que acaba de obtener de la Fundación BBVA.

Así, precisamente una beca de la Fundación Ramón Areces y el mecenazgo de la Obra Social de Ibercaja le permitieron una estancia postdoctoral de 2009 a 2012 en el Memorial Solan Kettering Cancer Center de Nueva York, bajo la dirección de la investigadora Johanna Joyce.

El fruto de esa experiencia se vio plasmado el año pasado en la prestigiosa revista científica ‘Nature Medicine’, donde Jiménez Schuhmacher pudo publicar sus investigaciones. En marzo de 2013 volvió a ser fichado por el CNIO en Madrid.

Respecto a su viaje de ida y vuelta a España, con la carencia de oportunidades que existe actualmente en España para los investigadores, Alberto Jiménez lo explicaba hace un año en una entrevista a HERALDO.

"Se alinearon los astros: había acabado el proyecto en Nueva York y tenía que decidir si quería quedarme o intentar volver. A la vez, en el CNIO, gracias a la Fundación Severiano Ballesteros (FSB), se pudo reclutar a Massimo Squatrito, un investigador de grandísima proyección a quien tuve la suerte de conocer en Nueva York. Coincidió todo: como le gustaba lo que yo hacía en el Memorial, me ofreció volver con él a España en una condición muy buena, como científico del CNIO, donde además el año pasado se montó un laboratorio de tumores cerebrales. Y empecé en marzo pasado (de 2013)".

 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual