Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Aragón

La farmacia El Globo de Goya no se registró ni está implicada

El pasado jueves se publicó por error que la Guardia Civil había estado en la botica de Parque Goya, cuando nada tiene que ver con la operación Pharmakon

Heraldo 21/10/2014 a las 06:00
Etiquetas
0 Comentarios

La Guardia Civil registró el pasado miércoles, día 15, cuatro farmacias de Zaragoza por su presunta implicación en la trama de los medicamentos que investiga el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Teruel, Jerónimo Cano. Sin embargo, entre los cuatro establecimientos no figura la farmacia El Globo de Goya, como por error informó este periódico en la página 5 de la edición del pasado miércoles. Aunque se publicó una fotografía de la fachada de esta botica, que se encuentra en la esquina de la avenida de la Academia General Militar con la calle Lazarillo de Tormes, como explicaron sus responsables y confirmó después HERALDO, los agentes nunca estuvieron allí y en ningún momento se la ha relacionado con las pesquisas de la denominada Operación Pharmakon.

Los dueños del establecimiento recordaban ayer que este abrió sus puertas al público hace apenas dos meses y que su errónea vinculación con la trama podría causar cierto recelo entre los vecinos de la zona. Por ello, desean que quede claro que ni se le relaciona con esta investigación ni han estado precintados en ningún momento.

El instructor del caso mantiene secretas las diligencias, lo que impide la confirmación por vía oficial de algunos datos. Sin embargo, por lo que ha podido contrastar este periódico a través de fuentes próximas a la investigación, la cuarta botica inspeccionada esta semana en la capital aragonesa está ubicada en el barrio de La Almozara.En concreto, en el número 41 de la calle Río Duero.

Cuatro registros en la capital

Los funcionarios de la Guardia Civil se presentaron el miércoles por la mañana en el establecimiento de la calle Río Duero, del que es titular la farmacéutica Raquel A. A., con una orden de registro emitida por el juez Jerónimo Cano. Al explicarle a su responsable lo que ocurría, esta les ofreció todo tipo de colaboración, entregándoles toda la documentación requerida. De hecho, a la conclusión de la diligencia, la farmacéutica ni siquiera fue detenida. En cuanto al establecimiento, al contrario de lo ocurrido con los otros tres registrados ese mismo día en la capital aragonesa, no fue precintado y pudo seguir atendiendo clientes con normalidad.

En cualquier caso, los agentes advirtieron a Raquel A. A. de su obligación de comparecer ante el instructor de la Operación Pharmakon en el momento es que este lo requiriera. De ahí que esta se desplazara ayer hasta Teruel de forma voluntaria para contestar a las preguntas del magistrado. Tras hacerlo, volvió a quedar libre.

Hasta esta semana, las pesquisas de la trama de los medicamentos no habían salpicado a Zaragoza capital, de ahí que sorprendiera que la Guardia Civil de Teruel desembarcara esta semana en la ciudad para practicar cuatro registros en boticas ubicadas en las calles Violante de Hungría, Pablo Neruda, La Caza y Río Duero. Se constituyeron dos comisiones judiciales y las entradas se llevaron a cabo de dos en dos, de forma simultánea.

Además de los cuatro registros se practicaron también cuatro detenciones, y no fue hasta ayer cuando los responsables de estas farmacias pudieron dar explicaciones al instructor del caso. Lo hicieron a lo largo de toda la mañana asistidos por sus respectivos abogados, que lograron que el juez optase finalmente por su puesta en libertad con cargos. También compareció este viernes ante el magistrado la dueña de la farmacia de la localidad zaragozano de Vera de Moncayo, que también quedó libre.
 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual