Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Aragón

La asesoría de convivencia registró el curso pasado 168 casos de conflicto escolar

La mayoría de las atenciones fueron por llamadas de padres de alumnos de quinto o sexto de Primaria y de centros de Zaragoza

P. Ciria 08/10/2014 a las 06:00
Etiquetas
0 Comentarios
Protocolo de actuación.

Una madre de un alumno de 5º o 6º de Primaria preocupada porque su hijo o hija tiene problemas en clase con algún compañero y un director que busca asesoramiento para actuar ante conductas disruptivas, de indisciplina, o de supuesto acoso en su centro. Estos son los dos los perfiles tipo que la asesoría de convivencia del Departamento de Educación se encuentra más a menudo al otro lado del teléfono. Este organismo ofrece apoyo psicopedagógico y legal a alumnos, familias y docentes que se encuentren ante una situación de conflicto escolar. Según la memoria del pasado curso ­–que acaba de ser presentada en el Consejo Escolar de Aragón­–, los especialistas de la asesoría atendieron 168 casos, una cifra algo más baja que la del curso anterior.

El Departamento insiste en que esto no significa que haya habido 168 situaciones de violencia escolar, sino que se han abordado 168 consultas y no todas ellas se han debido a acoso. "La mayor parte de los casos planteados a la asesoría son por problemas entre alumnos. Eso no quiere decir que estemos hablando siempre de violencia y/o acoso. De hecho, estos son un pequeño porcentaje de los problemas de convivencia que llegan al organismo", explican desde el Departamento de Educación. Añaden que el 95% de los asuntos se han "cerrado" en la asesoría, sin que hayan ido a más.

En cuanto a las características de esos 168 supuestos, cerca del 80% se han registrado en Zaragoza –capital y provincia– y tienen como protagonistas a alumnos de Primaria ­–fundamentalmente de 5º y 6º– y en menor medida de la ESO.

La Consejería recuerda que los conflictos en el aula son más habituales en la ESO, no obstante, la asesoría registra más consultas procedentes de Primaria porque son las familias las que recurren a este servicio. De hecho, una de cada dos consultas tramitadas las hace un padre o una madre. En segundo lugar quienes más solicitan atención son los directores de los centros y, en menor proporción, otros profesores u orientadores. "Los alumnos más mayores (de ESO o Bachillerato) suelen buscar otras vías de ayuda", apuntan en Educación.

Cuando acuden a la asesoría, los especialistas les ofrecen apoyo psicológico y legal y consejos sobre qué acciones se pueden tomar ante situaciones de acoso escolar. Suelen recabar información sobre normativa, procedimientos de conciliación o protocolos de actuación en casos de conflicto. Muchos de los que consultan son conscientes de los problemas de relaciones que tienen sus hijos y piden asesoramiento sobre cómo actuar con ellos.

El primer nivel de actuación

La atención es confidencial, pero allí no se resuelven los casos, sino que se ayuda a los afectados a encauzar el conflicto para solventarlo: primero se les escucha y tranquiliza y después se les dice dónde pueden acudir (psicólogo, centro de salud, poner una denuncia en el caso de que sea grave...). El servicio se abrió en 2008 y a él suelen llegar situaciones que no han podido resolverse previamente en los centros educativos (con los tutores o los equipos de orientación). Hay que recordar que el primer nivel de intervención para abordar cualquier conflicto es el centro educativo. Allí hay planes de convivencia en los que deben concretar las acciones para la mejora de la convivencia escolar (ver protocolo a la derecha).
 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual