Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Energía

Las plantas eólicas aragonesas se quedan sin primas y deberán devolver 86 millones de euros

La reforma energética aplicará su carácter retroactivo sobre las energías verdes, cuyos empresarios temen que se paralicen.

V. Millán. Zaragoza 07/10/2014 a las 06:00
14 Comentarios

El Estado ya ha concretado la cuantía de la factura que supondrá la reforma energética para las plantas renovables, instalaciones que hasta ahora venían disfrutando de una serie de primas que buscaban ayudar a su implantación en el sector y que el Ejecutivo clausuró para hacer frente al llamado déficit de tarifa -la diferencia acumulada entre los ingresos y los costes del sistema de distribución eléctrica- que según el propio Gobierno se había disparado, entre otros motivos, por el pago de estas primas a las renovables.

Aunque el Real Decreto por el que se suprimían las primas se publicó a comienzos del verano, ha sido ahora cuando los gerentes de estas plantas han recibido la notificación de cuánto será el dinero que deberán reembolsar al Estado en concepto de las ayudas que han venido recibiendo durante el último año mientras se acababa de concretar la letra pequeña del nuevo marco energético nacional.

En términos más técnicos, la actual reliquidación se debe a que, entre julio del año pasado y finales de mayo de 2014, los productores de renovables han seguido recibiendo las ayudas del anterior marco energético, cuya remodelación entró en vigor con polémica al advertirse un carácter retroactivo que para los productores, “cambiaba las reglas de juego a mitad de partido”.

En total, las renovables deberán devolver al sistema eléctrico 1.236 millones de euros que según la nueva norma han estado cobrando de más durante los últimos 11 meses. De ellos, hasta 828 corresponden al sector eólico, donde se eliminan completamente las retribuciones a todos aquellos molinos que llevan funcionando desde antes del 2005 al considerar que ya pueden funcionar sin ayuda estatal, un marco que afecta especialmente a Aragón, donde se concentra más del 8% de la potencia eólica del país y la mayoría de las plantas eólicas fueron construidas antes de la fecha límite marcada por Industria.

No en vano, Aragón era en 2004 la segunda comunidad autónoma en potencia eólica instalada, solo por detrás de Galicia, con más de 1.000 MW, más de la mitad de los 1.893 con los que cuenta en la actualidad. Una posición de liderazgo que ha ido perdiendo fuelle con el paso de los años, ya que en la actualidad la Comunidad ha quedado relegada al quinto puesto con 87 parques eólicos, por detrás de las dos Castillas, Andalucía y Galicia.

“Al haber sido pioneros ahora somos una de las Comunidades más perjudicadas”, asevera el aragonés José Miguel Villarig, presidente de la Asociación de Productores de Energías Renovables. En total, según las primeras estimaciones, las empresas eólicas implantadas en la Comunidad deberán devolver 86 millones de euros solo contando las plantas construidas antes de 2005. A esto, habría que sumarle una cifra aún no cuantificada que también se descontará a las instalaciones posteriores a esa fecha.

La inversión en energías alternativas quedará paralizada


Para Villarig, la orden ministerial que ahora se aplica supone un “serio varapalo” para las empresas que en estos años habían apostado por la energía verde. “El periodo de amortización de una planta varía mucho, pero de media se podría hablar de unos 20 años, por lo que la gran mayoría de plantas se verán afectadas por esta nueva normativa”, señala, especificando que estas instalaciones se crearon en un clima en el que se incitaba a la inversión en la energía verde, asumiendo créditos bancarios que ahora, debido a la supresión de las primas, pueden ahogar a parte de los inversores.

Para devolver las primas recibidas, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha desarrollado un calendario de nueve plazos en los que cada planta deberá ir devolviendo lo que fue cobrando de más este año. “El escenario actual nos va a dejar tres casos muy concretos para las plantas de energía renovables. El primero de ellos será el de las plantas y empresas consolidadas que verán como en los próximos años sus beneficios se rebajan de forma cuantiosa, impidiendo cualquier reinversión. Otras de carácter intermedio simplemente no tendrán beneficios los próximos años, y un buen número de pequeñas plantas que tendrán que renegociar sus condiciones para seguir produciendo energía, afectando a numerosos pequeños inversores”, explica Villarig, quien por encima de todo recalca que con el panorama actual será muy difícil que se siga apostando y creando plantas de energías alternativas, “más baratas a la larga para el sistema energético”, las cuales solo el año pasado llegaron a generar hasta el 21% del total de los kilovatios que se consumieron en España, sin contar en este cálculo a las hidráulicas.

Ahora, con la reforma energética aplicada hasta en la última coma, los productores de renovables guardan su última esperanza en que prospere alguno de los más de 200 recursos elevados al Tribunal Supremo contra la orden ministerial. Un vía judicial que han explorado decenas de empresas y asociaciones de productores, pero también grupos de pequeños inversores que hace no tanto apostaron por la energía verde en base a un marco retributivo que ahora cambia considerablemente.

¿Afectará esto a la factura de la luz?


En principio, según afirman la mayoría de los expertos, la factura de la luz de los hogares españoles no notará, al menos a corto plazo, la reducción de las primas. El Gobierno ha anunciado que en base a la nueva tarifa y la reforma energética el coste de la luz podría llegar a rebajarse “a corto plazo” hasta un 3%. Una rebaja que, no obstante, llegará después de que durante el presente año el precio de la electricidad que se consume en cada casa haya crecido hasta en un 19% según el último informe de Facua.

De una forma más ambigua a la de las organizaciones de consumidores se ha pronunciado esta misma semana la Comisión Europea, quien ha tildado de “ocasionalmente caóticas” las medidas que el Gobierno ha implementado en los últimos meses sobre el sistema eléctrico, citando, eso sí, a las primas de las renovables como métodos “costosos” pero que no siempre han estado ligados en otros países de la eurozona como principal motivo del aumento en el temido déficit de tarifa.


  • Juancho09/10/14 18:00
    Tanto preocuparse por el medio ambiente, y ahora resulta que lo que les preocupa, son las primas.
  • scientific08/10/14 00:21
    Para Juan, nº 6. Que precio tiene una vida humana para ti? Averigua cuantas muertes ha causado la energia renovable y cuantas la nuclear, carbón etc etc y verás como sale mucho más barato lo renovable, ya que quieres medirlo en términos económicos, hombre.
  • boinascrews07/10/14 18:07
    Qué mejor que mandar dolares a Rusia y el golfo (que están necesitados), en vez de que ese dinero se quede en la economía local enriqueciendonos todos los de aquí.
  • Luis07/10/14 14:03
    “ocasionalmente caóticas” genial definición de la política energetica de todos los gobiernos españoles desde hace décadas. Para cualquier político, por muy inteligente que sea (es broma), resulta sumamente difícil aumentar cada año los beneficios de las grandes empresas (para así asegurarse el retiro con un puesto en el consejo de alguna de ellas) y a la vez hacer creer a los paganos (todos nosotros) que nos bajan la luz.
  • Esgarringlao07/10/14 13:45
    País de caciques con leyes tercermundistas. Mientras tanto la nuclear y el carbón siguen cobrando primas. Y en cuánto al petróleo y el gas tenemos que comprarlo fuera en dólares, estando a merced de mercaderes.
  • rural07/10/14 13:17
    Vamos a jugarnos perras al guiñote ¿vale? Bien pero el triunfo lo elijo yo en función de las cartas que tenga y puedo cambiarlo cuando quiera
  • David Gómez.07/10/14 12:31
    ¿Que pasara con las de Borja y comarca?
  • mizaqui07/10/14 12:25
    Las hormigas contra los elefantes.Y si mandan los elefantes, pueden mangonear a su gusto, y FUERA LAS HORMIGAS
  • Juan07/10/14 11:32
    Yo no quiero pagar en mi factura de la luz ni primas ni subvenciones. Si una instalación eólica no es rentable, que se cierre, así de sencillo, ya vale de hacer el primo y de pagar los caprichos de nadie. Las energías renovables bien, pero sólo cuando su coste no supere al de la hidroeléctrica o a la nuclear.
  • Vergonzoso07/10/14 10:52
    Esto es una auténtica vergüenza y demuestra una vez más como el poder político está corrompido por las grandes empresas del sector energético. Cuanta más producción de energía eólica hay, más baja el precio de la luz y eso no interesa, por tanto la solución fácil es castigar a la energía eólica para seguir disfrutando de los abultados beneficios con un precio más caro.
Ver más comentarios





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo