Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Aragón

"No vamos a defender a los corruptos, pero no condenaremos a ningún inocente"

 El líder de los socialistas reivindica una nueva forma de hacer política y defiende la honradez «intransigente» de su partido ante los casos de corrupción

Raquel Goyeneche 24/09/2014 a las 06:00
Etiquetas
0 Comentarios
El secretario general del PSOE visitó el viernes Zaragoza.Guillermo Mestre

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, apuró hasta el último momento para anunciar estasemana que no optará a la reelección. ¿Considera que ha intentado torpedear el proceso de primarias? 
¿Cómo? El alcalde ha demostrado una gestión excelente al frente del Ayuntamiento de Zaragoza y ahora se abre un tiempo nuevo. Serán los militantes del partido en Zaragoza quienes escojan a su próximo candidato o candidata a la Alcaldía de Zaragoza. 


¿Cuándo conoció la
decisión del alcalde?

El día anterior.

¿Por qué no se le exigió que diera el paso antes para no perjudicar al partido?
Antes era imposible. Esta Ejecutiva lleva apenas un mes. Los tiempos son los adecuados, unos meses antes de las elecciones municipales. Es ahora cuando se abren los procesos de primarias y se tiene que producir ese relevo. 


¿No hubiera sido mejor para el partido y la futura candidatura en Zaragoza haber dado el paso atrás antes si lo tenía decidido?

En absoluto. Creo que cuando se tiene que dar es cuando se abre el proceso de primarias. Lo importante es que se va a elegir entre todos los militantes y estoy convencido de que será una candidatura que volverá a gobernar Zaragoza. 

¿Qué futuro le aguarda al alcalde Belloch cuando concluya su mandato en el Senado? ¿Seguirá teniendo cabida en el partido? 
No he hablado con él, no sé cuál es el futuro inmediato que tiene pensado. Pero cuenta con todo mi respeto y mi consideración. 

Entonces, si quiere seguir ¿seguirá en otro tipo de responsabilidad?
Insisto. Tengo que hablar con él, no he hablado aún con él. 

Quedan apenas ocho meses para las elecciones, ¿cree que es tiempo suficiente para armar una candidatura sólida para la única gran ciudad donde aún gobiernan?
Sí, una candidatura que suponga cambio y que aúne experiencia.

Precisamente los nombres que suenan, Carlos Pérez Anadón o Javier Fernández, no suponen la renovación y savia nueva que tanto pregonan desde la federal.
Esa es su consideración. Creo que son nombres nuevos que sí aportan a la política zaragozana. 

Discúlpeme, pero Pérez Anadón lleva toda la vida en política. 
Sí, pero en caso de que fuera el candidato no sería una persona que compita por segunda o tercera vez a la Alcaldía. Sería su primera vez y podría construir su propio proyecto. En cualquier caso no me corresponde  a mí, sino a los militantes, elegir quien será su cabeza de lista. 

Las primarias en Zaragoza amenazan con hacer revivir en el PSOE los peores episodios de enfrentamiento interno, en un momento además muy complicado. ¿Hay riesgo de fractura real y de quedar relegados a tercera fuerza política?
Nosotros aspiramos a ganar, a ser la primera fuerza política. 

Pero las encuestas no dicen eso. Belloch cosechó en 2011 el segundo peor resultado de la historia del PSOE en la ciudad y el contexto actual es aún menos favorable. ¿Cómo van a trabajar para intentar darle la vuelta?
Hay tiempo. Hemos hecho una renovación a nivel federal y ahora la estamos iniciando a otros niveles. En eso está el partido. 

En Aragón también hubo primarias, pero el gran número de avales exigidos no facilitaba la renovación. ¿No es un mensaje contradictorio con el de apertura del partido y regeneración que venden del nuevo PSOE? 
Pero ¿por qué se ponen siempre objeciones a los procesos de primarias cuando este partido es el único que los hace? Que si se exige un número altísimo de avales, que si la gente que se presenta lleva más o menos tiempo... Si son nuevos se les critica porque no tienen experiencia y si llevan tiempo porque no representan el cambio.
 
Pero así resulta difícil presentarse. Parecían orientadas a consolidar el aparato del partido.
En mi caso, también era difícil conseguir diez mil avales y los conseguí. Lo importante es legitimarse dentro y poder optar y concurrir a procesos de primarias. 

¿Piensa realmente que el ganador de ese proceso, Javier Lambán, es el mejor candidato posible al Gobierno de Aragón? 
Es el que han escogido los militantes de base y cuenta con toda mi consideración, afecto y apoyo. 

 ¿Tiene eso que ver con el respaldo explícito que le prestó en su carrera a la secretaría general?
Tiene que ver con que Aragón necesita un proceso de cambio porque el proyecto de Rudi está agotado. Necesitamos liderar una regeneración democrática en las instituciones de la Comunidad. Lambán revisará a fondo el aforamiento de diputados y está en contra de sobresueldos como el que cobra del partido la presidenta Rudi y que en nada se corresponde con lo que la ciudadanía exige de sus políticos. Y ese proyecto de cambio solo lo pueden liderar el PSOE y Lambán. 

¿Considera entonces que tienen posibilidades ciertas de recuperar el Gobierno de Aragón?
Sí, nuestras expectativas son las máximas. Salimos a ganar. 

Las encuestas hablan de unas Cortes de Aragón muy fragmentadas, que obligarán a una coalición de tres o cuatro partidos para gobernar. ¿Ve al PSOE capaz de liderar un frente de izquierdas? 
Pero, insisto, nosotros salimos a ganar las elecciones.

De acuerdo, pero los sondeos no auguran eso.
Las encuestas son una foto fija de un momento político que tiene que seguir desarrollándose en los próximos meses. El PSOE sale a ganar. Somos el gran partido de la izquierda y del centro izquierda en este país. Y vamos a liderar el cambio. Un cambio en firme, con todas las consecuencias, en la política y en la economía. 

¿Estarían dispuestos a pactar con Podemos, CHA e IU? 
Lo que va a definir al PSOE no son sus alianzas, sino su propio proyecto. Y tiene cuatro ejes: regeneración democrática; reindustrialización y derogación de la reforma laboral que tanta precariedad está provocando; reforma del Estado del bienestar para garantizar el sostén de una educación y sanidad públicas; y una refundación tanto económica, como política. 

¿Volverían a mirar al PAR o esa puerta está cerrada tras el apoyo a Rudi en estos cuatro años?
Esa pregunta a quien se la tiene que hacer es a quien será el próximo candidato, no a mí. 

Pero tendrá algo que decir.
Por supuesto. Somos una dirección federal, donde el PSOE aragonés está muy bien representado en la figura de Susana Sumelzo. Y yo desde luego contaré con la opinión del socialismo aragonés. Pero insisto, al PSOE se le va a definir por su proyecto y no por su política de alianzas. 

¿Cómo valora estos cuatro años de Gobierno de Rudi?
Yo le preguntaría a los aragoneses si están mejor ahora o antes. Veo los datos de desempleo y pobreza laboral, los recortes en educación, con el despido de profesores, y en la sanidad, con el descenso de camas hospitalarias y pienso que los aragoneses están sin duda peor que cuando llegó la señora Rudi al Gobierno de Aragon. 

¿Por qué piensa que los aragoneses deberían volver a otorgarle la confianza al PSOE?
Porque está dispuesto a liderar un cambio en firme, valiente, que devuelva la política a sus legítimos propietarios, que son los ciudadanos. Lideramos una oposición ciudadana en la que queremos combatir la corrupción, crear trabajo digno con la reindustrialización y defender nuestro Estado del bienestar, nuestra educación y sanidad públicas. Además, están las libertades que el gobierno de España ha puesto en riesgo, en especial las de las mujeres, con la contrarreforma de la ley del aborto que esperemos no vea la luz. 

Habla de corrupción cuando la Policía investiga ahora una presunta malversación millonaria en el proyecto estrella del gobierno de Iglesias, Plaza. ¿Cree que puede pasarles factura en las urnas? 
El PSOE va a ser, es el partido de la honradez intransigente. No vamos a defender a ningún corrupto, ni a condenar a ningún inocente. El PSOE en Aragón fue quien lideró la comisión de investigación en las Cortes. Por ahora, que yo sepa no hay ningún cargo imputado. Somos los primeros interesados en que se sepa la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad en este caso. De lo que estamos hablando al final es de los recursos públicos. 

¿Pondría la mano en el fuego por los anteriores gestores ?
No los conozco. Lo que puedo decirle es que estaremos del lado de la Justicia y de la buena gestión de los recursos públicos. 

Si llega a La Moncloa, ¿puede asegurar que no habrá trasvase del Ebro? Las encuestas hablan de vuelcos electorales en Levante y la tentación es fuerte.
Claro que podemos asegurarlo. Lo que hemos propuesto es un gran pacto nacional del agua. Tenemos que hacer una gestión adecuada y nuestra posición es bien clara, no por cierto la del PP. 

Aragón lleva años reivindicando mejoras en sus comunicaciones transfronterizas y encontrando el no por respuesta gobierne quien gobierne en Madrid. ¿Pueden confiar los aragoneses en que no será así si usted llega al poder?
Yo no le puedo asegurar ahora mismo cuál será el grado de ejecución del Canfranc o de la Travesía Central porque entre otras cuestiones desconozco cuál será la situación económica en noviembre de 2015, cuando espero podamos gobernar. Pero creo que lo principal es garantizar el sostén de lo esencial: la sanidad y la educación públicas que es lo que está recortando precisamente Rudi, y también fomentar inversiones y crear empleo. 

Suena a un ‘no’.
Mi compromiso con Aragón es que aquello que prometamos lo cumpliremos. El Gobierno de España contará y mucho con Aragón. Pero decirle ahora mismo... Prometeré lo que pueda cumplir. Y puedo asegurar que no recortaremos ni un céntimo en las políticas de futuro: educación y sanidad. 

 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual