Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Aragón

Los pueblos afectados por el lindano deberán limpiar sus redes y depósitos de agua

El análisis del Gobierno de Aragón prohíbe expresamente el consumo de agua del Gállego para uso de boca en Santa Eulalia

C. Adán 24/09/2014 a las 06:00
Etiquetas
0 Comentarios

 No pueden beber agua de boca hasta que los análisis lo permitan y además ahora los municipios afectados por el aumento del nivel del lindano en el Gállego (Ardisa y Santa Eulalia) deberán limpiar las redes de abastecimiento, depósitos y analizar las depuradoras para comprobar si han sido contaminadas.    

El análisis del agua hecho por Sanidad el pasado viernes calificaba esta como "no apta para el consumo". El resultado daba que contenía 0,13 mg/litro de Alfa-Lindano, cuando el valor máximo está en 0,10 mg/l. Por eso, el documento concluye que se debe "prohibir el consumo de agua para uso de boca y cocinado" hasta la recuperación de dicho valor. Además se advierte de la comunicación a la población por todos los medios necesarios.  

El alcalde de Santa Eulalia de Gállego, José Antonio Casaucau (PAR), explicaba ayer que al menos hasta mañana la prohibición de beber agua de boca se mantiene, ya que será entonces cuando se conozcan los nuevos análisis. El regidor municipal hizo hincapié en que una vez que la analítica salga bien será cuando deberán que limpiar las redes de abastecimiento, así como los depósitos y la depuradora. "Los técnicos tendrán que trabajar para garantizar que no hay problema para el consumo", especificó Casaucau, que detalló que la depuradora de la localidad es una de las más completas de la Hoya de Huesca, puesto que tienen muchos filtros y hasta un turbilímetro (que mide la turbidez del agua). 

"El problema del agua del río es más grave de lo que puede parecer", dijo. Aunque no es nuevo, ya que la relación de esta zona con el lindano se remonta décadas atrás por los vertidos contaminantes que la empresa Inquinosa, ubicada en Sabiñánigo, echó al río Gállego. La factoría se cerró en 1994, pero quedaron los residuos. Medio Ambiente comenzó a mediados de mayo el desmantelamiento de uno de estos, el de Bailín, cuyos trabajos concluyeron el miércoles. 

El consejero de Medio Ambiente, Modesto Lobón, aseguró ayer que hasta que no bajen los valores no se recomendará el consumo de esta agua, aunque insistió en que esto no significa que si alguien la toma pueda intoxicarse. "Según los técnicos, una persona debería beber 250.000 litros de agua para que le perjudicara este nivel de lindano encontrado", concretó Lobón. El consejero también insistió en que de los cinco isómetros de lindano, el encontrado (Alfa-Lindano) es el menos malo.

La causa, en las tormentas

En cuanto a las causas de que se haya producido una subida puntual en los niveles de lindano aseguró que pueden estar directamente relacionadas con las tormentas de los últimos días. "Lo bueno según los técnicos es que no llueva en Bailín y sí en el resto de municipios, pero claro eso es imposible de controlar", añadió Lobón. El consejero aseguró que desde que se procedió al desmantelamiento de este vertedero, se han mantenido activados todos los protocolos y a diario se han controlado los niveles del agua en Santa Eulalia, Ardisa, Biscarrués, Gurrea, Latre, Javierrelatre, Villanueva de Gállego y Zuera. "Por el trasiego de lindano desde luego que no ha sido porque no ha habido absolutamente ninguna fuga", destacó el consejero. Este también añadió que los resultados de los últimos análisis serán conocidos hoy.

En el caso de Ardisa, aunque ayer los niveles ya habían bajado (según confirmaron desde la DGA), seguían a la espera de que los últimos análisis. Mientras, los vecinos podían seguir llenando garrafas en la cuba instalada por los bomberos de la Diputación Provincial de Zaragoza. "Hace años que tenemos dudas de si el agua del Gállego es realmente buena y la mayoría de la gente aquí consume agua embotellada", dijo la alcaldesa de Ardisa, la aragonesista Ángeles Palacio.

Desde la coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos volvieron a advertir ayer de la gravedad de este asunto y reclamaron que se garantice y refuerce la seguridad con más análisis. También pidieron que se esclarezca lo que ha ocurrido y exigieron responsabilidades políticas.
 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual