Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Aragón

La DGA ampliará las concesiones del concurso eólico tras el aluvión de sentencias en contra

Industria busca soluciones jurídicas para
no perjudicar a las firmas que ya ganaron
el derecho a levantar parques hace tres años.
De los 84 proyectos adjudicados, 77 están en tramitación y 5 ya tienen autorización 

Jorge Alonso 10/09/2014 a las 06:00
Etiquetas
0 Comentarios
El mapa de las concesiones eólicas.HA

 El severo revés judicial que está sufriendo el último concurso eólico del Gobierno de Aragón obligará a ampliar el número de concesiones para no perjudicar a las adjudicatarias y dar cabida a las empresas que han ganado la batalla en los tribunales. Hasta diez sentencias en contra acumula ya el departamento de Industria, que busca soluciones jurídicas para dar encaje a todas las empresas, siendo muy consciente de que los otros 25 recursos presentados por la vía de lo contencioso-administrativo tienen todos los visos de correr la misma suerte. De hecho, solo ha ganado un caso.

Las sentencias ponen en cuestión el controvertido concurso eólico, dividido en siete convocatorias resueltas por el anterior Ejecutivo PSOE-PAR en campaña electoral y en funciones, antes de que Luisa Fernanda Rudi asumiera el control del Pignatelli. Las beneficiarias fueron empresas aragonesas y radicadas en la Comunidad, sin olvidar a las grandes firmas eléctricas y a las especializadas en el sector eólico.

La práctica totalidad de los recursos afectan a la tramitación de la primera de las dos fases en las que se dividió el reparto de casi 1.200 megavatios de potencia eléctrica por todo Aragón: la declaración de interés especial de 84 de los 475 proyectos eólicos presentados, un trámite que supuso la preadjudicación. Según las bases del concurso, este tipo de instalaciones recibieron automáticamente 45 de los 100 puntos de la valoración sin que para ello la DGA hiciera constar unos baremos.

Ahora, los jueces han estimado  que la decisión no podía ser "discrecional, sino reglada y supeditada a la presentación de una memoria". Por tanto, consideran que los proyectos contaban con la declaración de interés especial por el mero hecho de presentarse, "salvo que motivadamente se deniegue por la Administración". 

Otro bloque de sentencias condenatorias afecta a la notificación fuera de plazo de la denegación del interés especial a las empresas. Y en un único caso, a la decisión de adjudicar solo parte de la potencia solicitada por un promotor en su proyecto eólico.

El problema reside en que la puntuación final de los concursos eólicos está afectada de lleno, ya que las compañías que perdieron disponen ahora de 45 puntos adicionales y se pueden desvirtuar las calificaciones y con ello, las adjudicaciones. No obstante, el consejero de Industria, el aragonesista Arturo Aliaga, aseguró que hay soluciones técnicas para que "nadie salga perjudicado", lo que ha llevado a constituir un grupo de trabajos con letrados de los servicios jurídicos de la DGA y del departamento y técnicos de la Dirección General de Energía para encontrar "un acomodo jurídico". Yañadió: "El objetivo es cerrar una solución técnica posible y jurídicamente inatacable".

Aliaga subrayó a este diario que las sentencias aluden a "defectos administrativos" y que, en ningún caso, echan abajo la orden de convocatoria de los concursos ni el decreto de priorización de parques eólicos. "Pudimos haber adjudicado los parques eólicos de forma discrecional entre las empresas que habían tramitado solicitudes, pero optamos por convocar concursos  para garantizar un reparto por todo el territorio que distribuyera los beneficios y contribuyera a mejorar la malla eléctrica de Aragón", defendió.

Una salida

El consejero de Industria, que fue el responsable del concurso con el anterior Gobierno, enfatizó que ha dado orden de no recurrir las sentencias para no generar una situación de incertidumbre que se alargue durante años. Así, explicó que caben distintas soluciones para hacer frente al varapalo judicial: por una parte, nueve de los adjudicatarios han renunciado y otros tres proyectos han decaído por cuestiones ambientales, lo que permite disponer de un colchón de decenas de megavatios para su nueva adjudicación. Y por otra, la Comunidad dispone de una capacidad sobrante de potencia como para ampliar el número de concesiones, según sostuvo. 

Arturo Aliaga dejó bien claro que al mismo tiempo que se buscan soluciones jurídicas tras las sentencias sigue adelante la tramitación de los proyectos eólicos adjudicados. De los 84 parques seleccionados en 2011, 77 siguen vivos y con los puntos de evacuación a la red de transporte o de distribución ya pactados en cada nudo, "que era la parte más compleja".  De hecho, detalló que 5 parques ya están autorizados, uno de los cuales está a punto de entrar en servicio, y otros 46 están en pleno proceso. "El resto están pendientes de la presentación del proyecto, ya que no han querido hacerlo hasta no solventar la solución de evacuación, que supone repartir los costes de la red entre los distintos adjudicatarios de un nudo", añadió.    








Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual