Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Aragón

La pobreza infantil que refleja el incremento de becas alarma a padres, partidos y entidades

PSOE, CHA e IU anuncian iniciativas en las Cortes para suavizar los criterios y extender las ayudas a más familias con necesidades.
Fapar y los trabajadores sociales ampliarán el contencioso contra la DGA y Cáritas augura un aluvión de peticiones de los excluidos

I. Ara 03/09/2014 a las 06:00
Etiquetas
0 Comentarios
El comedor escolar que se habilitó en verano en el barrio del Actur.Guillermo Mestre

¿Puede una familia con dos hijos que ingrese 534 euros al mes cubrir sus necesidades básicas y además pagar 192 euros por el comedor escolar? Padres, partidos, colectivos y entidades sociales consideran que no. Por eso han vuelto a criticar tanto los requisitos exigidos como la dotación de las partidas de la DGA para becas de comedor y libros, pese a que la primera se ha incrementado a última hora en 1,5 millones. Las listas definitivas para este curso se conocieron el viernes y han vuelto a disparar las alarmas sobre el agravamiento de la pobreza infantil

Y porque esto conlleva que hay muchas más familias en riesgo de exclusión social. Es más, los datos son aplicando las rentas de 2012, si se hubieran tomado como referencia las de 2013, serían bastante peores porque subió el paro y cayeron los ingresos familiares, según reconocen desde el propio Gobierno de Aragón. Por eso, Cáritas también alerta de que crece el número de aragoneses que acude a las entidades y a los servicios sociales en demanda de auxilio. Un grupo de personas que no son atendidas por las ayudas de la DGA para este curso.

El incremento de 2.281 becas concedidas para comer en el colegio, que supone un 48% más que el curso anterior y sitúa la cifra total en 7.246, es visto desde la escuela pública, la oposición y colectivos como Cáritas o los trabajadores sociales como una nueva muestra del agravamiento de la precaria situación de muchas familias. Calculan que hasta un 30% de peticiones que cumplen los requisitos económicos –con carácter general, no se pueden superar los 533 euros al mes– son denegadas por no poder aportar la documentación exigida, en muchos casos, debido precisamente a su difícil situación. Ante ello, PSOE, CHA e IU anunciaron ayer que llevarán nuevas propuestas a las Cortes para mejorar la cobertura de las familias más afectadas. 

La portavoz socialista de Educación, Mayte Pérez, reiteró la intención de su grupo de pedir becas de comedor y libros gratuitos para los hogares con ingresos inferiores a 18.000 euros anuales. "Es inaceptable que haya niños que pasen hambre y la única comida que hagan al día sea la del colegio", denunció, y consideró "paradójico" que este año haya habido menos peticiones cuando hay más familias que cumplen los requisitos, algo que achacó a los "obstáculos para acceder" a las subvenciones. Instó al Gobierno de Aragón a "habilitar los recursos necesarios para cubrir las necesidades vitales" de la población. En cuanto al material escolar –también han crecido las becas–, pidió que la administración ponga en marcha bancos de libros "para garantizar la gratuidad en la etapa obligatoria".

En esta reclamación coincidió con el diputado de CHA Gregorio Briz, quien criticó el sistema por la "escasez" de becas y los límites "muy restrictivos", así como la falta de subvenciones en junio y septiembre. También exigió que se pidan unos datos de renta más actualizados y dijo que el suplemento de 1,5 millones en la partida es "el chocolate del loro".

"Situación dramática"

Para Patricia Luquin, de IU, es "muy grave" que el número de becas se dispare "después de haber endurecido las condiciones. Refleja que no hemos salido.". "Educación debe poner todos los recursos para paliar esta situación dramática", afirmó. Por ello, plantearán iniciativas para que se garantice una cobertura básica y que se eleve el nivel de ingresos "ínfimos" que da derecho a las ayudas, y que "excluye a familias que no tienen sus necesidades cubiertas".

Por su parte, tanto María José Ferrando (PP) como Alfredo Boné (PAR) resaltaron el "esfuerzo" de Educación para incrementar este curso la partida destinada a comedores. No obstante, Boné animó a la consejería a aplicar "criterios de progresividad para apoyar a quienes peor lo están pasando". 

Ferrando recordó, como hizo el viernes el portavoz del Gobierno, Roberto Bermúdez de Castro, que "el presupuesto sigue siendo limitado". Confió en que "se pueda seguir aumentando" y aclaró que el comedor "es un servicio complementario, no obligatorio". Asimismo, destacó que muchos ayuntamientos también dan ayudas "para llegar donde la DGA no puede".

Pero estas explicaciones no convencen a padres y entidades. Como ya anunciaron, Fapar y el Colegio de Trabajadores Sociales ampliarán el contencioso presentado hace un año contra la DGA por los "criterios excluyentes" para adjudicar las becas, con condiciones "injustas y antisociales", según Fapar. El presidente de los trabajadores sociales, Javier Escartín, advirtió de que "si solo hay becas para los pobres severos, hay un mayor empobrecimiento de las familias de clases medias-bajas". Muchas de ellas, auguró el director de Cáritas Zaragoza, Jaime Sanaú, recurrirán en septiembre a esta entidad tras haberles denegado la beca.
 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual