Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Fomento

Las comunicaciones, de mal en peor

Los bloqueos de las inversiones estatales están deteriorando las infraestructuras aragonesas. La ministra no dio explicaciones de la grave situación ni de por qué todo el dinero va a Levante o Galicia. Ni respondió a las críticas de la propia DGA por el estado del Canfranc

J. L. Valero/I. Ara 01/09/2014 a las 06:00
Etiquetas
1 Comentarios
La ministra de Fomento, Ana Pastor, ayer, en Zaragoza.José Miguel Marco

La ministra de Fomento, Ana Pastor, echó ayer balones fuera para justificar la falta de compromiso con Aragón en los proyectos de infraestructuras, pese al deterioro de las comunicaciones, principalmente de la red regional ferroviaria, y el incumplimiento de sus propias promesas electorales, de las de Mariano Rajoy y de la presidenta Luisa Fernanda Rudi. La ministra habló de las dificultades, pero no explicó por qué apenas ha ejecutado las inversiones previstas para la Comunidad en los presupuestos generales del Estado de 2012, 2013 y 2014, y por qué no ha incorporado los remanentes para intentar agilizar la licitación y ejecución de las obras pendientes de Canfranc (ante los recientes descarrilamientos y averías), los desdoblamientos de la N-232 y la N-II, la mejora de la línea de Zaragoza-Teruel-Sagunto (donde siguen los ‘tamagotchi’), los tramos de autovía del Pirineo o el cumplimiento del convenio de Renfe con la DGA, entre otros proyectos. Tampoco explicó por qué el Ministerio de Fomento centra todas las inversiones en el eje Mediterráneo y en el AVE a Galicia y deja sin opciones y sin dinero el eje Cantábrico-Mediterráneo (beneficiaría al tramo turolense) y a los proyectos aragoneses, como la línea del Canfranc que es una de las banderas del PP aragonés desde 2007. Ayer, la titular de Fomento evitó repasar el estado de las comunicaciones en la Comunidad y sus problemas de deterioro por falta de inversiones estatales. Y a ello se suman los fallos de coordinación y comunicación entre los ejecutivos autonómico y central pese a ser del mismo color político. De hecho, la propia Rudi tuvo que intervenir para modificar los presupuestos generales para este año, que habían dejado fuera todas las inversiones reclamadas por Aragón.

La falta de mejoras agudiza los problemas del servicio 

Un descarrilamiento –el quinto en tres años– y tres averías en menos de una semana en la línea del Canfranc no fueron suficientes para arrancar ayer un compromiso público de la ministra ni una queja de Rudi. Tanto Pastor como el Ejecutivo autonómico reconocen que el servicio es propio del siglo XIX, pero Aragón aún no ha sido capaz de convencer a Madrid de la necesidad urgente de importantes inversiones para garantizar la seguridad y una mínima calidad. Las únicas obras previstas, con 3,6 millones de inversión, no llegarán a los tramos más deteriorados que se suceden entre Huesca y Canfranc, limitados incluso a 20 km/h. Y además, la DGA tendría que poner la mayoría del dinero. Y si exiguo es el compromiso con el trazado actual, menos interés aún hay en la reapertura internacional, mientras Francia sigue con sus obras.

Tampoco es mucho mejor el panorama en la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto, donde no se ha renovado el material, han vuelto a circular los ‘tamagotchi’, se han reducido frecuencias y se han suprimido paradas –pese a las protestas de alcaldes y sindicatos–, lo que ha provocado la reducción de viajeros. Desde 2010, no hay inversión.

Constantes cortes en los pasos fronterizos

Las conexiones por carretera con Francia también han sido tristes protagonistas en los últimos meses por los numerosos problemas en la vertiente norte del Pirineo. El más grave fue el cierre total del paso del Somport durante más de un mes por un desprendimiento en la parte gala, lo que provocó la queja de la DGA por la demora en el restablecimiento del tráfico. Dos meses antes ya se había vetado el paso de camiones, como también ocurrió en Portalet, lo que dejó el túnel de Bielsa como única alternativa aragonesa para cruzar a Francia. Allí, por fin, se ha logrado que el tráfico vuelva a ser bidireccional. Durante los inviernos, los cierres de Somport y Portalet también son habituales por la nieve y los aludes en Francia.

Bonificaciones en los peajes como parche

Los desdoblamientos de la N-II y la N-232 siguen siendo una de las principales asignaturas pendientes, si bien las bonificaciones de los peajes para el tráfico pesado las han descongestionado ligeramente –y también aquí Aragón está aportando la mayor parte del dinero para la liberalización parcial de las autopistas que discurren en paralelo a estas vías estratégicas para las comunicaciones con Cataluña y el Cantábrico–. Pese a esta positiva medida, el peligro se mantiene y la tramitación administrativa de los proyectos para desdoblar los tramos pendientes apenas ha avanzado en los últimos años. Por otra parte, siguen a la espera las mejoras en las conexiones de Teruel con la Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha. 

Las obras de la autovía a Pamplona, al ralentí

Las obras de la autovía Huesca-Jaca (A-23) fueron unas de las principales perjudicadas por el parón que ordenó el anterior Gobierno de Zapatero, y han tardado años en empezar a reanudarse. Mientras a un lado y otro de Monrepós se inauguran pequeños tramos y se trabaja a ritmo lento en otros, a partir de Jaca y hasta Navarra (A-21), el bloqueo continúa salvo en 4 kilómetros. Y el último tramo pendiente de la autovía a Lérida (A-22), Huesca-Siétamo, sigue en tramitación, después de que Fomento dejara caducar la declaración de impacto ambiental. 
 


  • Charles Darwin04/09/14 11:06
    Enhorabuena por el artículo de opinión. La subjetividad como bandera del periodismo...





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual