Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Sabiñánigo

El Canfranero arrolla un coche con cuatro viajeros cerca de Sabiñánigo



El conductor resultó herido leve mientras que su mujer y dos hijos, de 3 y 6 años, salieron ilesos. La familia reside en Sevilla.
Este accidente es la cuarta incidencia en la línea en solo ocho días tras el descarrilamiento del tren de mercancías y dos averías

Elena Puértolas 26/08/2014 a las 06:00
Etiquetas
0 Comentarios
Momento en el que la grúa retira el vehículo, que había quedado en la cuneta junto a la vía, tras chocar con el tren.Javier Blasco

 El tren de viajeros que cubría ayer por la mañana el trayecto entre Zaragoza y Canfranc arrolló a un turismo en el paso a nivel del cruce de la carretera que conduce al núcleo de Rapún, cerca de Sabiñánigo. El conductor y padre de la familia de Sevilla que viajaba en el vehículo sufrió heridas leves y su mujer y dos hijos, de 3 y 6 años, resultaron ilesos. Los seis usuarios del canfranero, el interventor y el maquinista tampoco sufrieron daños y fueron trasladados a su destino en taxi. Es un nuevo varapalo a las comunicaciones por esta línea, que se encuentra cortada entre Sabiñánigo y la estación fronteriza –en este tramo se hace trasbordo en autobús– desde que el 15 de agosto descarrilara un mercancías, que no se ha retirado por completo de la vía. En solo ocho días, se han registrado cuatro incidencias. Por ello, son muchas las voces que se han alzado para reclamar inversiones. Es un grito unánime de Aragón.

La línea quedó interrumpida ayer durante cinco horas por el accidente, que se produjo a las 11.54, según informó Renfe Operadora. Tras retirar el vehículo, a las 13.30; y el tren, que no sufrió graves daños, la vía quedó expedita de nuevo a las 15.26. En este tiempo, no estaba previsto el paso de ningún otro, por lo que no afectó a más servicios y los dos vespertinos circularon con normalidad. 

Pero no fue el único incidente de la jornada, ya que el tren en sentido contrario, con salida desde Sabiñánigo (6.49) ­–el viaje arranca en Canfranc (6.00), pero ahora en autobús– se estropeó antes de partir de la estación, por lo que los 15 usuarios que aguardaban en Huesca y Tardienta fueron traslados en microbuses hasta Zaragoza. Es la segunda avería en menos de 24 horas de un ‘tamagotchi’, el modelo de tren de viajeros más antiguo que circula por España y que cubre siempre este trayecto. La anterior fue el jueves por la mañana en este mismo servicio, lo que cortó la vía durante dos horas y media entre Huesca y Ayerbe y provocó un retraso de 81 minutos en otro tren.

El accidente se produjo a las 11.54 en el paso a nivel en el que confluye la vía (km. 89,5) con la carretera que parte de la N-330 y que conduce al núcleo de Rapún y la borda de pastores de Ayés. De ahí es de donde regresaba hacia la nacional esta familia residente en Sevilla. El padre, S. B., de 40 años y origen italiano, conducía el vehículo en el que también viajaba su mujer, B. Z. G. P., y sus hijos menores. Por el momento se desconocen las causas del choque, que investiga ahora la Guardia Civil y la compañía Renfe Operadora. Se trata de un paso marcado con la señalización básica, sin barreras, ni semáforos ni señales acústicas, como tantos otros en esta línea. El tren, que al parecer circulaba a velocidad lenta, alcanzó por el lateral derecho al vehículo que quedó en la cuneta a unos metros, mientras el ‘tamagotchi’ se detuvo por completo a unos 200 metros.

De inmediato, se desplazó la Guardia Civil de Tráfico de Jaca, el equipo de Atestados de la Comandancia de Huesca, dos dotaciones de Bomberos de Alto Gállego así como dos ambulancias del 061, una de ellas medicalizada, para trasladar a los afectados al hospital de Jaca, donde comprobaron que la mujer y los dos niños no presentaban heridas. El hombre fue derivado después al hospital San Jorge de Huesca para realizarle una prueba y también fue dado de alta. Bomberos de Alto Gállego ayudaron en la evacuación a los pasajeros, al interventor y al maquinista, todos ilesos, que caminaron unos metros hasta el taxi. También se desplazó a la zona el teniente de alcalde de Sabiñánigo, Rubén Villacampa, quien recordó que ya habían pedido a ADIF la mejora de la señalización y que la reclamarán de nuevo.

Son un cúmulo de incidencias por las que el Gobierno de Aragón volvió a mostrar u «indignación» por la situación de la línea, porque entienden que no es nueva y que «no se puede tolerar un servicio del siglo XIX». Además, recordó que van a reclamar partidas en los próximos Presupuestos Generales del Estado. El grupo del PAR en las Cortes tachó ayer de «bochornosa» la situación de «abandono» y reclamó «compromisos firmes» para garantizar el mantenimiento de esta infraestructura. Por su parte, CHA pidió a Fomento que aclare cuáles son sus planes para la línea. 

Ayer se logró retirar el séptimo de los ocho vagones descarrilados del tren de mercancías, pero ADIF sigue sin dar fecha de restitución de ese tramo de la línea.








Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual