Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Vivir en Aragón

Aragón

Diez pueblos sin vida

En Aragón hay cientos de pueblos perdidos y abandonados que se resisten al paso del tiempo.

M.F. Zaragoza Actualizada 05/01/2015 a las 14:24
17 Comentarios
Jánovas, en la provincia de HuescaHolartica

La Guerra, la construcción de pantanos o el éxodo rural han dejado cientos de pueblos sin vida en Aragón. Las calles, las iglesias, las casas y las fuentes en las que un día compartían vivencias sus moradores se han convertido en un reflejo del abandono. Algunos como el 'pueblo viejo' de Belchite son famosos y se conocen fuera de las fronteras de la Comunidad. Pero hay muchos más. Junto a los muros que sobreviven al paso del tiempo aguardan las nostalgias de aquellos que se resignan a perder los últimos recuerdos de su pueblo.

Esco

Esta localidad zaragozana de la comarca de la Jacetania fue, junto a Tiermas y Ruesta, víctima de la construcción del pantano de Yesa. Las tres localidades guardan historias de poblaciones ricas en cultivos y en historia (fueron consideradas la entrada al reino de Aragón en la época medieval). Pero Esco conserva algo especial. Y es que nunca ha estado completamente deshabitado.  Una familia ha seguido luchando contra viento y marea para continuar viviendo en el pueblo. Situado sobre un cerro, conserva unas 60 casas. A pesar de las dificultades para llevar el agua, los vecinos aguantaron hasta que en los años 50 comenzaron con la expropiación de las tierras. Obligados, tuvieron que abandonar un pueblo que todavía conserva una belleza espectacular.
 

Villanueva de Jalón

En la provincia de Zaragoza, bordeada por un meandro del río Jalón y situada en lo alto de un cerro, sobre el que domina los campos de cultivos, se encuentra la localidad de Villanueva de Jalón.  Un lugar privilegiado por su historia y su belleza, pero deshabitado. Algunos de los vecinos que vivieron allí en su día en la localidad aseguran que las tierras eran fértiles y se podía cultivar de todo. Sin embargo, en la década de los cincuenta y a causa del éxodo rural y las dificultades para llevar el agua hasta las viviendas, Villanueva se quedó sin vida. Entre sus ruinas se conserva la noria de la acequia, restos del castillo y de la iglesia mudéjar de Santa María de la Huerta, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. 


Mediano viejo

Se trata de uno de los lugares más singulares y emblemáticos de la provincia de Huesca. El pueblo viejo de Mediano se encuentra cubierto por las las aguas del pantano que llevan su mismo nombre.  Parece que el campanario de la Iglesia de la Asunción, el único vestigio en pie de la localidad, se niega a ser olvidado y por ello aparece, cuando las aguas bajan, como su principal seña de identidad. Situado en la comarca del Sobrarbe el pantano de Mediano fue inaugurado en los años 50 a pesar de la negativa de los que vivían en los 7 pueblos inundados en su construcción.  Pero fue en los años 70 cuando en su recrecimiento entró el pueblo de Mediano.


El Cañigral

Al sur de la sierra de Albarracín se encuentra la deshabitada localidad de El Cañigral. A pesar de que muchas de sus casas están casi derruídas, este municipio turolense conserva todo el encanto. En parte gracias al río Cuervo, las casas de piedra y su espectacular entorno en la sierra de la sierra Jabalón. A principios de la década de los 90 quedó deshabitado pero todavía se mantienen en pie seis casas de piedra, la ermita de San Antonio y la escuela. Como en la mayoría de los pueblos aragoneses de sierra vivían del ganado y el cultivo de cereal. 


Susín

El paso del tiempo no ha conseguido mermar lo más mínimo la belleza de esta localidad deshabitada. Susín se alza en el sobrepuerto de Biescas, cercana al río Gállego conservando una de las más recónditas muestras del románico aragonés. Esta preciosa localidad fue abandonada en los años 60 pero no del todo. Angelines Villacampa, natural del pueblo y una de sus vecinas más ilustres, luchó la mayor parte de su vida por recuperar esta pequeña pero encantadora aldea del pirineo aragonés que cuenta con no más de cinco casas. Ella junto a otros vecinos consiguió reformar parte de la Iglesia de Santa Eulalia. 


Pueblo viejo de Mequinenza

Mequinenza, situado en el extremo oriental de la provincia de Zaragoza en la confluencia de los ríos Ebro, Segre y Cinca, era y es un pueblo vertebrado por el río.  Su cultura y su trabajo ha estado siempre ligado a las aguas, las mismas que inundaron la localidad en los años 50.  La construcción del mar de Aragón supuso la desaparición de la mayor parte de su pueblo viejo o ‘lo poble’. Como consecuencia, Mequinenza tuvo que renacer y los vecinos tuvieron que construir sus casas tierras arriba, bajo el castillo de la localidad. 


Jánovas 

Este pueblo deshabitado de la provincia de Huesca fue también uno de los afectados por la construcción de los pantanos en la década de los 60 solo que en este caso, el embalse nunca se llegó a construir. En esos años los vecinos tuvieron que abandonar sus casas en las que llegaron a vivir unas 200 personas. En 2011 se aprobaron los planes para reconstruir Jánovas. La Confederación Hidrográfica del Ebro tiene el compromiso de adecuar los accesos para lo que siguen luchando sus vecinos. 

Berbusa

En la zona de Sobrepuerto, en la comarca del Álto Gállego se encuentran múltiples pueblos abandonados como el de Ainielle. Pero quizá uno de los más bonitos y olvidados sea el de Berbusa. Sobre un monte se aprecia la silueta de esta localidad mágica por su entorno y en la cual, la maleza ya forma parte de las paredes de piedra que en su día protegieron las casas. Junto con el éxodo rural, la Guerra Civil fue una de las principales razones del abandono de este pequeño pueblo del Pirineo. Tras la contienda muchas casas quedaron destrozadas y sus vecinos, tras perder el sustento se vieron obligados a marchar. 


 Lacasta

Las Cinco Villas esconde pueblos deshabitados con mucha historia. Es el caso de la localidad de Lacasta en la zona de Luna. Su aislamiento y el difícil acceso hasta la localidad fue una de las principales causas de su abandono. Sobre la roca, año tras año fue quedando descolgada de los avances tecnológicos y agrícolas y suspendida en el tiempo. A las casas no llegaba ni la luz ni el agua lo que no impedía a los vecinos salir a bailar a la plaza del pueblo en las fiestas patronales para la Virgen de agosto. Por ello, sus vecinos se vieron en la obligación de dejar atrás esta villa. Hace unos años un grupo de amigos llevaron a cabo un proyecto para repoblarlo.


Otal

A más de 1.400 metros de altitud se encuentra otra de las belleza escondidas y deshabitadas del Pirineo aragonés. Se trata de Otal en el sobrepuerto de Biescas. Este pueblo perteneciente al municipio de Broto disfrutó de su máximo esplendor a principios del siglo XX cuando llegaron a vivir en él unas 90 personas. Uno de sus principales tesoros es a Iglesia de San Miguel de estilo Románico del siglo XI. 
 


  • Parajes libres de la masa29/07/14 02:01
    Salvo en casos de expropiaciones, esto tiene una explicación bien simple: la gente prefiere tener gente y servicios cerca y denostan una vida más dura, incómoda aunque más sana. Mucha gente se fue de ellos para trabajar en las ciudades. El fenómenos de la cada vez mayor concentración de población en las ciudades sucede en todo el mundo.
  • Asocición RíoAragón29/07/14 00:31
    Por desgracia, algunos medios aragoneses se empeñar en seguir apoyando obras faraónicas, derrochadoras de dinero público y peligrosas, como el recrecimiento de Yesa, que no provocarná más que éxodo rural en la comarca de la Jacetania, ya castigada por el pantano y por las políticas zaragozanocentristas.
  • El Batallador28/07/14 21:30
    Zaragon la culpa es de la politica de los ultimos años,tanto española como aragonesa,España es algo mas que Madrid-Barcelona y Aragon es algo mas que Zaragoza.
  • Holártica28/07/14 00:18
    La verdad es que se han escrito ríos de tinta sobre el tema, pero es que tenemos el triste honor de vivir en una tierra con una lista interminable de despoblados.  Y como muy bien han apuntado, otra lista interminable se añadirá en los próximos 20 años.....  Agradecido porque haya gustado mi foto.  Saludos desde holartica.blogspot.com.      PD: Saludos a ti también Lorizar!
  • ESTEBAN27/07/14 20:32
    Unas palabras a María. Se nota que eres una persona extraordinariamente sensible a juzgar por tus comentarios sobre el abandonado pueblo de Larrosa (Huesca, Garcipollera de Jaca) Yo lo conocí de niño. Y años más tarde, volví a ver sus ruinas. Todavía pude leer en lo que fue su iglesia el nombre de los que fueron enterrados junto al altar... Una triste estampa que acompaña a muichos pueblos que ya no volverán a la vida rural. Un saludo.
  • Juanca27/07/14 19:43
    A finales de los años setenta, no recuerdo si en el 78 o 79, fuí testigo de como un bulldozer se afanaba en destruir la torre de la iglesia del antiguo pueblo de Mequinenza. Entonces solo quedaba una calle más o menso completa, ya que el resto habían sido destruídas sistematicamente y los restos se acumulaban marcando el trazado de las antiguas calles. La impotencia que sentí al ver a aquel "facineroso" destruyendo el campanario es paralela a la rabia cuando los anuncios se llenan de " energía azul" o "energía verde". Ambas energías nacieron de los pueblos que mataron : iberduero, ahora iberdrola, enher ahora endesa. ¡ Qué cinismo! Deberían decir las cosas con su nombre: nuestra energía nació con la muerte de muchos pueblos, de nuestros pueblos Es decir : energía negra, energia nacida de la muerte
  • penoso27/07/14 16:02
    Sin  solucion, todos para la ciudad, la vida en los pueblos es dura y la gente pronto se acostumbra a tener tajoingles, farmacias, medicos y todos los servicos de la capital.  Y los que quieren ir les ponen pegas como no tengas niños para llenar escuelas, y lo de siempre las casas caras e instalarse alli si tienen un terrenillo te sale caro, pegas por todas partes, tenian que agradecer o facilitar un poco mas al que va a dar algo de vivilla, en fin cosas de la administracion y del genero humano que desaparezcan, estan cantados.
  • asun27/07/14 12:32
    Durante estos ultimos años se han gastado enormes cantidades de dinero en construir piscinas, frontones ,parques intentando parar lo imparable.
  • Lorizar27/07/14 12:27
    Solo en Sobrarbe hay más de 70 pueblos deshabitados y alguno más que lo estará en pocos años. Me atrevo a vaticinar que La Mula, lugar donde viven únicamente 2 personas, será el siguiente. No obstante también hay que decir que en los pueblos deshabitados de los Pirineos y más concretamente en Sobrarbe han vuelto a ser habitados por los que se han dado en llamar "neorurales", que vendrían a ser el símil de los "okupas" urbanos. Pueblos que han vuelto a tener vida como Aguilar donde sus nuevos inquilinos (actualmente 3) llevan 34 años, Silves Alto desde hace 14 años con 4 personas actualmente, Fumanal donde desde hace poco más de 1 año vive 1 persona, Campol, y así un largo etcetera.
  • asun27/07/14 12:17
    La evolucion de la vida es imparable,yo he vivido en un caserio pero nuestros jovenes no tienen forma de vivir en los pueblos ,si hasta los grandes se estan despoblando!
Ver más comentarios





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo