Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Descubre Aragón

Diez plazas aragonesas que no te puedes perder

Es imposible hablar de los municipios aragoneses sin hacer una parada en sus plazas.

M. Fernández. Zaragoza Actualizada 05/01/2015 a las 14:27
0 Comentarios
Plaza Mayor de Aínsa

Sería difícil descubrir la historia de un municipio aragonés sin conocer antes su plaza Mayor. La plaza del pueblo ha sido siempre el centro de la vida de todos sus vecinos. Lugar de celebraciones, de encuentro y disfrute, reside en todas ellas algo especial.  Sin embargo algunas destacan no solo por su significado sino por su belleza.

Dejando a un lado la plaza del Pilar, la plaza del Torico y la plaza Navarra de Huesca, estas son algunas de las más hermosas plazas de la comunidad:
 

Plaza Mayor de Aínsa


Capital de desarrollo económico de la comarca del Sobrarbe. Aínsa conserva las huellas de un fuerte pasado medieval. En torno a los siglos XII y XIII se construyó esta plaza que hoy en día conserva toda su esencia convirtiéndose en una de las más bonitas de España. El lugar conserva todavía restos de la primera muralla aunque el elemento característico de la plaza porticada son los arcos de medio punto.
Fue y es, ubicación de importantes ferias comarcales.


Plaza de Toros Vieja de Tarazona


Expertos del toreo se dieron cita en su día en el antiguo coso taurino de Tarazona, construido en 1792. Actualmente, esta plaza de Toros sirve de patio de vecinos ya que los palcos se han convertido en 32 viviendas con ventanas en el perímetro exterior y grandes arcos en el interior.. Está declarada monumento de interés histórico.

 

Plaza de España de Alcañiz


Conocida por la plaza de la Lonja, la plaza de España de Alcañiz presenta dos de los edificios más importantes de la ciudad: La Lonja y el Ayuntamiento. Es todo un espectáculo de arquitectura renacentista y formas clasicistas con su extensa galería de pórticos y arcos de medio punto. 

 

Plaza ochovada de Chodes


El pequeño municipio zaragozano de Chodes presume de tener una de las plazas más bonitas de toda la provincia.  El casco urbano de la localidad es en su mayoría la plaza ochovada del pueblo, construida en los siglos XVII por los señores de Villaverde y los condes de Morata. Las viviendas de los vecinos y la casa consistorial  ayudan a dar forma a esta plaza tan característica. 


Plaza Mayor Porticada de Cantavieja
 

La belleza de los pueblos del Maestrazgo es infinita. Como lo es la riqueza histórica y arquitectónica de la Plaza Mayor de su capital, Cantavieja. Porticada en tres de sus cuatro lados, esta plaza destaca por sus arcos y su iglesia parroquial del XVIII. Presidiendo este bello lugar se encuentra el ayuntamiento de la localidad en el que sobresale un escudo central con una inscripción latina: 'Esta casa odia la maldad, ama la paz, castiga los crímenes, conserva los derechos y honra a los honestos'.


Plaza Mayor de Graus


Un lugar lleno de encantos y diversos elementos arquitectónicos. Así es una de las más bellas plazas porticadas de todo Aragón. Se trata de la plaza Mayor de Graus con sus colores, sus arcos de medio punto y sus ojivales. Los porches sirvieron, en su día, de ubicación para los comerciantes de la zona. Como es habitual, destaca la Casa consistorial del XVI, ejemplo del renacimiento aragonés. 


Portal del Pilar de Calaceite


Muestra de uno de los más característicos elementos arquitectónicos del Matarraña es la plazoleta del Portal del Pilar de Calaceite. Este lugar ha servido como puerta para cerrar la muralla de la villa, como lugar de culto con la capilla barroca de su parte superior y como encrucijada de la que parten hasta ocho calles.  Su singularidad y la inclinación del terreno la hacen extremadamente particular.


Plaza Mosén Rafael Ayerbe de Alquézar


El corazón de la villa medieval de Alquézar es deslumbrante. Su belleza reside en sus soportales y en sus arcos de medio punto. Lugar en el que, como en muchas otras plazas, los comerciantes y artesanos vendían sus productos. Alquézar llegó a contar con el privilegio de celebrar un mercado semanal y una feria anual sobre el 1528. Hoy en día, esta localidad oscense es uno de los puntos turísticos por excelencia de la comunidad no solo por su belleza medieval sino por sus enclaves naturales.


Plaza de España de Calatayud


En su día, esta plaza porticada de estilo aragonés, fue núcleo mercantil de los árabes que habitaban estas tierras. Y durante años, fue también sede de espectáculos taurinos. Como edificio maestro se encuentra la Casa Consistorial antigua, del siglo XVI y reformada en el XIX.  Frente al Ayuntamiento se localiza una casa solariega de estilo aragonés del siglo XVII en la que llama la atención su reloj de sol.


Plaza Mayor de Albarracín


Única, como el pueblo en sí, es la plaza Mayor de Albarracín que conserva desde su construcción y a pesar de las reformas posteriores, su singular forma de U. Junto con el casco histórico, la Plaza de Albarracín es uno de los puntos más bellos de la localidad turolense gracias a sus elementos arquitectónicos como el Ayuntamiento del XIV , los arcos de medio punto y el balconaje que recorre toda la fachada. 

 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual