Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

La hostelería aragonesa mira hacia afuera y busca nuevas fórmulas para frenar su caída

Tras haber perdido entre el 30% y el 50% de su facturación, los hosteleros confían en un cambio de tendencia que les devuelva a la senda del crecimiento.

Jorge Lisbona. Zaragoza Actualizada 05/04/2014 a las 20:59
0 Comentarios

Los números siguen en rojo, pero hay cierto optimismo. Los hosteleros de Aragón han comenzado a notar una leve mejoría tras cinco años de pérdidas en los que el consumo ha caído entre un 30% y un 50%. Las principales asociaciones del sector aseguran que «lo peor ya ha pasado» y que, a pesar de los vaivenes de la economía, su ilusión «sigue intacta». Señalan, no obstante, que «los ingresos nunca serán los de antes» y que la evolución del paro registrado marcará su recuperación, ya que a pesar de las buenas perspectivas para 2014, amparadas en unos indicadores macroeconómicos positivos, «el dinero aún no ha vuelto al bolsillo de los españoles».

Conscientes de que el mercado nacional anda de capa caída, hoteles, cafés, restaurantes, agencias de viaje, discotecas y salas de fiesta miran al exterior en busca de nuevas oportunidades. El turismo extranjero, que en 2013 supuso el 20% del total, es ahora el prioritario, ya que se estima que cada viajero –el año pasado llegaron 526.204– gasta una media de 107 euros al día. Los hosteleros confían en que la oferta de la Comunidad –«renovada y de calidad»– sea suficiente para «sacar a la gente de casa» y dar la vuelta a la situación. Ellos dicen haber hecho los deberes y piden a las instituciones que respondan con una rebaja de las cargas fiscales y una mayor promoción que convierta a la región en un verdadero destino internacional.

Este invierno «ha sido sensiblemente mejor que los anteriores». Sin embargo, el presidente de Horeca Hoteles, Antonio Presencio, opina que este pequeño reinicio de la actividad «aún no ha solucionado nada». «Con habitaciones a 23 euros y una ocupación media del 40%, la situación es poco viable a corto plazo», admite. Presencio aboga por acelerar la internacionalización de Aragón, considera «trascendental» que se den facilidades a los viajeros y urge a habilitar una parada en Zaragoza en el AVEMadrid-Marsella y a apostar por los vuelos de bajo coste.
En el valle de Benasque «no ha habido recuperación». Los empresarios de la nieve mantienen los mismos precios que hace ocho años, pero acusan «un aumento exponencial de la oferta alegal y de la economía sumergida». Este invierno, «las cifras han caído» en varios puntos del Pirineo, aunque los datos invitan a pensar que el sector saldrá reforzado de la crisis, que les ha enseñado «a ser más eficaces y a reducir gastos».


Los cafés y bares de Aragón tampoco han notado el repunte. Se calcula que en la Comunidad hay 6.274 y que dan empleo a más de 23.000 personas, mientras que en España, la facturación ha caído un 13% entre 2008 y 2012, lo que supone que los casi 200.000 establecimientos (uno por cada 235 habitantes) han dejado de ingresar 8.000 millones de euros. De hecho, unos 50.000 han tenido cerrar por falta de ingresos. Para poner fin a la cascada de persianas bajadas, el vicepresidente de la Asociación de Empresarios de Cafés y Bares de Zaragoza, José María Marteles, solicita «más ayudas para los autónomos» y una revisión de las tasas, municipales».


Marteles lamenta que se estén regalando las consumiciones. «Tiramos los precios y eso, a la larga, no beneficia a nadie, pero si te ‘encorren’ no puedes hacer otra cosa», reconoce. En los restaurantes también hacen filigranas para llegar a final de mes. La carta ha desaparecido y ahora, la oferta se articula en menús de entre 10 y 15 euros. Por ello, hay quien pide una «vuelta a los orígenes». «Debemos recuperar la cultura de bar para impulsar nuestros negocios», apunta el presidente de Horeca Restaurantes, Luis Vaquer, quien asegura tener el convencimiento de que la hostelería «sabrá reinventarse».


Organizar bodas y eventos de empresas se ha vuelto más complicado. «Antes se cerraban con una simple llamada, pero ahora cuesta meses de trabajo y reuniones. Los clientes piden el mismo servicio y la misma calidad de antes a mitad de precio», explica el consejero delegado del Acuario de Zaragoza, David Morte, que se conformaría con recuperar «el 10% de lo que se ha perdido». Cree, no obstante, que la gente «se está quitando el luto y está empezando a gastar más».

Aunque la crisis de la noche «viene de lejos», en 2013 «fue a peor», ya que a nivel nacional «se celebraron 25.000 conciertos menos, se cerraron 4.500 discotecas y se perdieron 30.000 empleos juveniles». El presidente de la Asociación de Discotecas y Salas de Fiesta de Zaragoza, Fernando Izcara, dice no poder luchar contra el botellón, los puntos de venta ilegales y un IVA del 21%. Tampoco ayuda que la gente «solo salga los sábados» o que en octubre, mes estrella para el sector, las carpas de las fiestas del Pilar les roben toda la clientela.

Las agencias de viajes tienen mucho que decir a la hora de vender Zaragoza, una ciudad que a ojos del turista extranjero no tiene tantos atractivos como Madrid o Barcelona, pero que «da de sí». Para hacerse un hueco en los ‘packs’ de los turoperadores europeos, el vicepresidente de la Asociación de Agencias de Viajes de Aragón, Javier Ariza, aboga por «promocionar el ocio de forma conjunta».







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual