Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Violencia de género

Aumentan los casos de violencia machista detectados entre los más jóvenes en Aragón

Los casos localizados a través del sistema de salud casi se han triplicado desde 2009 a 2011, pasando de los 114 a 315.

Marta Salguero. Zaragoza Actualizada 03/06/2013 a las 10:46
26 Comentarios
Protesta contra la violencia machista en el centro de Zaragoza.JOSÉ MIGUEL MARCO

Los casos de violencia machista en las primeras relaciones de pareja entre jóvenes y adolescentes detectados desde la asistencia sanitaria han aumentado en los últimos años, lo que refleja que los patrones de desigualdad continúan vigentes en las nuevas generaciones.

En 2011, el Servicio Aragonés de Salud detectó 101 víctimas de malos tratos, entre 14 y 29 años, frente a los 29 casos localizados dos años antes, en 2009.

Así lo refleja el informe 'La violencia de género en Aragón', elaborado por los investigadores del Laboratorio de Sociología Jurídica de la Universidad de Zaragoza, David Vila, Jorge Gracia y Carmen Mesa, y dirigido por el catedrático de Filosofía del Derecho Manuel Calvo.

Dicho estudio, realizado con los indicadores del Gobierno de Aragón para conocer la violencia machista correspondiente a 2011, revela que hay una "persistencia" de malos tratos entre las capas más jóvenes de la sociedad, ha apuntado Jorge Gracia.

Se detectan, especialmente, a través de los centros médicos y hospitalarios a donde acuden, tras sufrir algún episodio violento por parte de su pareja.

De hecho, los casos localizados a través del sistema de salud casi se han triplicado desde 2009 a 2011, pasando de los 114 a 315, de los cuales 101 corresponden a mujeres de entre 14 y 29 años de edad.

Esta cifra se sitúa por encima de los 74 casos detectados por los servicios médicos en 2010 y triplica la registrada en 2009, cuando se localizaron a 29 mujeres víctimas de malos tratos, de entre 14 y 29 años.

Las violencia prevalece en las nuevas generaciones

Estos datos indican que la violencia machista no solo aparece en parejas de mayor edad, sino que prevalece también en las nuevas generaciones del siglo XXI, a pesar de que han recibido una educación más igualitaria que sus antecesores, ha manifestado Gracia.

Reflejan también una mejoría en la capacidad de los profesionales de la sanidad para detectar estos casos, especialmente en atención especializada, ya que cada vez están más concienciados, debido al implementación de protocolos, ha añadido Vila .

"Los patrones de desigualdad en las relaciones de pareja siguen vigentes. Se reproducen y dan lugar a estas dinámicas en las parejas, que se siguen produciendo en las primeras relaciones, lo que lleva a seguir trabajando en el sistema educativo", ha recalcado.

Ante estos datos "preocupante", casi de forma "automática", se vuelve a mirar al sistema educativo, como mejor medida preventiva, para inculcar en los chavales valores de igualdad entre el hombre y la mujer y ofrecerles una educación emocional que les ayude a llevar una relación afectiva de la mejor manera. ha precisado.

No solo en el aula, ya que los espacios "no reglados", como las Casas de la Juventud o a través de otras actividades de tiempo libre son también lugares "privilegiados" para ello, ha puntualizado.

Desde distintos ámbitos

Por otro lado, el informe que aborda ese tipo de violencia desde distintos ámbitos además del sanitario, como el jurídico o el social, insta también a mejorar la protección de los hijos de las víctimas de estos sucesos.

Hasta ahora, el niño que presenciaba estos episodios, con graves consecuencias psicológicas para él, era considerado como un "testigo" de la violencia machista, mientras que ahora ya se está empezando a hablar de él como una "víctima" más.

"Aquí hay dos casos de afección. Por un lado, los que reciben agresiones también a la vez que la madre y, en estos casos, las medidas de protección se extienden también a ellos, y los que no se demuestra que hayan recibido agresión directa, pero que están en mitad de esta situación y que, desde luego, la sufren", ha manifestado.

A pesar de que no existen datos fidedignos sobre menores expuestos a violencia de género, sí que se conoce que, en 2011, se alojaron en los centros de emergencia y en los pisos tutelados un total de 177 niños, es decir prácticamente la misma cifra que mujeres (179).

En cambio, durante este año, solo se atendieron a 15 menores hijos de víctimas en los servicios de atención psicológica y, en la misma línea, sólo en 21 casos se extendieron las medidas de protección de la madre a los niños.

"Esto supone un porcentaje muy bajo respecto a las 662 sentencias condenatorias por violencia de género que se dictaron en Aragón en 2011", según concluye el informe.

Por ello, parece necesario incrementar la protección del menor, considerándola también una víctima, lo que requeriría, en primer lugar, un diagnóstico de los niños expuestos a estos casos, ha afirmado Vila.


  • Tirando de hemeroteca04/06/13 00:00
    Alucino con la ignorancia de los comentaristas y de la desinformación y alejamiento de la realidad que tienen. El crecimiento de  violencia entre jóvenes y adolescentes tiene como causa la cultura en la que están educados muchos de ellos, y no, no me refiero a chavales españoles mal educados y mimados(que los hay y mucho) sino a determinados colectivos  extranjeros educados en  otras culturas más intolerantes(me refiero a  musulmanes, sudamericanos  y también del este)
  • teresa04/06/13 00:00
    Foratarruego, el cachete está penalizado, y ya está; si no quieres verlo, el ridículo lo haces tú. Que no tiene nada que ver con educar y corregir a los hijos, que claro que eso hay que hacerlo. Pero que un cachete ni es educativo ni es correctivo ni sirve para nada más que para descargar tu frustración por no saber educar de otra forma. ¿o es que si tienes un problema con tu jefe / pareja / compañero de trabajo... te lías a tortazos?
  • Foratarruego04/06/13 00:00
    Teresa,  te aseguro que  una reprimenda moderada ha evitado muchos disgustos a muchas personas que luego  de adultos lo han agradecido. Criminalizando un cachete hacéis el ridículo.
  • kay03/06/13 00:00
    Teresa, a la mayoria de nuestra generación nos han dado un cachete cuando hemos faltado al respeto a un mayor o a un compañero y no somos monstruos. Aqui la educación y participación por parte de los padres brilla por su asencia. Estoy deacuerdo con jjose, muchos chic@s jovenes vienen de otros paises donde la igualdad no existe y no se adaptan a donde viven. Yo lo veo por el colegio de mi hijo. Cuando hay reunión con profesores o apa, gente de otras nacionalidades ni aparecen ni participan ni nada. Entonces con que su hijo valla al cole porque no queda más remedio? Los chic@s aprenden de lo que ven y si ven violencia aplican violencia, si ven educación y respeto aplican educación y respeto. Y debe ser por parte de todos padres, educadores y sociedad que esta gente que viene de otros sitios se adapten y aprendan de lo bueno y respeto de aqui. Porque donde vas haz lo que vieres. Y estoy muy arta de gentuza como esta que lo único bueno que hacen es parir y parir como conejos y que me den y me den. Mano dura
  • Piru03/06/13 00:00
    Para "Retroceso Social". Totalmente de acuerdo en que antes la gente, con el sentido común, educaba a los hijos sin todos los "expertos" del lugar. Lo que pasa ahora es que los padres, delegan responsabilidades en maestros, pediatras, psicólogos, etc....sin responsabilzarse ellos mismos de sus propios hijos. Si el niño es cortico, la culpa del profesor que le tiene manía. Si el niño está enfermo, la culpa del pediatra que no sabe qué tiene. Si el niño es torpecico haciendo deporte, la culpa del entrenador que no sabe entrenarle....y así sucesivamente. Un desastre. Pero esta tortilla dará la vuelta, precisamente cuando esta generación de pequeños salvajes maleducados y consentidos, tenga hijos.
  • nina03/06/13 00:00
    Esta visto que sin autoridad no aprendemos. Se la quitan a los padres y es normal lo que pasa. lo veo con algunos de mis sobrinos pequeños que no les tienen ningun respeto a ninguna persona mayor, he llegado a oirles puedo hacer lo que quiera porque tú no me puedes tocar. Luego claro en el cole pasa lo que pasa. En casa los padres a veces hasta con miedo por darles un cachete para que aprendan que eso no es asi. En fin en otros tiempos nos daban un cachete y ya no volvias a contestar a los padres ni a desobededer. Es lo mismo que pasa con otras cosas que hasta que no nos ponen una multa bien gorda por ejemplo al conducir no levantamos el pie del acelerador. Antes aprendíamos con un cachete y ahora solo cuando nos tocan el bolsillo, y en el caso de la juventud cuando se ven mermados su santa voluntad como se suele decir, vamos el hacer lo que les da la gana pisoteando a todos los demás.
  • jjose03/06/13 00:00
    Hay un detalle no comentado que es muy importante,  un nuemero muy considerable de estos ataques es de origen latino, una sociedad que en cuanto un hombre bebe, se vuelve machista, creo que es un detalle que deberia salir reflejado en el articulo, e incluso las edades, tengo una amigo en la policia que un dia en una cena comentaba esto, gente de veintipocos años y muchos de culturas extranjeras, los casos de españoles representan un pocentaje muy bajo, aunque tambien los hay
  • teresa03/06/13 00:00
    Para quien alega que él ha "recibido" de sus padres y que no pasa nada, que no ha salido tan mal, pues están totalmente equivocados: son personas que legitiman la violencia hacia los propios hijos. Yo creo que mal sí han salido.
  • Javier Marcos - Casa de Juventud Casco Viejo02/06/13 00:00
    Desde Casas de Juventud venimos constatando estos hechos desde hace años, viendo como llegan niños/as con mayores problemas de comportamiento (muchos ya medicados). Sin embargo, desde ningún ámbito se está trabajando la educación emocional, seguimos con el modelo de datos y datos, y hemos olvidado lo más importante que es educar y formar personas que sepan practicar y sentir su humanidad, pero esto parece que no es importante para el sistema. Esta violencia solo es la punta del iceberg y no depende del nivel cultural y/o económico sino de límites y de que conozcan aspectos básicos que NO SE LES HA TRANSMITIDO de convivencia, respeto, participación, etc. En las casas intentamos solventar estos problemas pero mientras no se aborde la educación emocional desde la raíz poco se puede hacer, bueno sí, poner parches. 
  • Goya 02/06/13 00:00
    El sueño de la razon produce monstruos
Ver más comentarios





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual