Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Medio Ambiente

El nuevo plan de residuos autoriza y liberaliza la valorización energética

El consejero de Agricultura y Medio Ambiente ha explicado que el plan fija la jerarquía de las operaciones a realizar en el tratamiento de residuos.

Efe. Zaragoza Actualizada 10/05/2013 a las 17:53
0 Comentarios
La directora de Calidad Ambiental, Pilar Molinero, y el consejero Modesto LobónHA

El borrador del Plan Integral de Gestión de Residuos (GIRA) 2013-2019 autoriza que los escombros procedentes de construcción y demolición puedan someterse a operaciones de "valorización energética" (incineración para obtener energía), y liberaliza esta actividad, que dejará de ser un servicio exclusivamente público.

Esta es una de las principales novedades del borrador del GIRA que este viernes ha presentado a los medios de comunicación el consejero de Agricultura y Medio Ambiente, Modesto Lobón, tres días después de que este documento saliera a información pública por un plazo de dos meses, hasta el 7 de julio.

Lobón ha explicado que el GIRA fija la jerarquía de las operaciones a realizar en el tratamiento de residuos: prevención, reutilización, reciclaje, valorización mecánica, valorización energética y vertedero.

Hasta ahora, la valorización energética no estaba contemplada, pero en el borrador se eliminan estas limitaciones y se abre la puerta a la explotación económica de esta actividad con el objetivo de impulsar la creación de puestos de trabajo.

El consejero ha diferenciado la valorización energética de la incineración, porque en ésta última se genera energía, no así en la incineración, que sigue estando prohibida.

La revisión del GIRA antes de que concluya el plazo de su vigencia, en 2015, se debe a la necesidad de adaptarlo a la nueva normativa estatal, concretamente a la ley 22/2011 de residuos y suelos contaminados, que resultó de trasponer las directivas comunitarias.

La ampliación de su vigencia hasta 2019 se justifica porque es precisamente en 2020 cuando concluye el plazo disponible para adaptar los modelos autonómicos de gestión de residuos a lo que marca la norma estatal, y por ello el nuevo GIRA tiene entre sus fines crear los planes necesarios para lograr los objetivos de reciclaje y reutilización de que ésta marca.

Pero, según Lobón, el actual GIRA ya ha resuelto prácticamente el 80% de las exigencias de la ley 22/2011, sobre todo en recogida selectiva para el reciclaje.

Ha explicado que en Aragón se recogen de forma selectiva el 66 % de los residuos de vidrio, cuando el objetivo es el 60%; el 90 % de cartón frente al 60% de previsión en 2020; el 63 % de plásticos cuando la ley fija un objetivo del 22,5%, o el 98% de los metálicos cuando habría que llegar en 2020 al 50%.

Además, respecto a las tareas de prevención, Lobón ha incidido en que en 2011 ha disminuido de forma notable la recogida de residuos: un 9,84% los peligrosos; un 18,3% los no peligrosos; un 16,68 % los neumáticos; un 10,54 % los escombros, y un 2,8  los domésticos y comerciales.

Pero el consejero ha reconocido que no se sabe si esto es debido a que se producen menos por la eficacia de la aplicación del GIRA o a la propia bajada de la actividad económica.

Por eso, el nuevo plan incluye indicadores que sean capaces de medir si los incrementos o disminuciones de residuos están o no relacionados con las oscilaciones del Producto Interior Bruto (PIB).

El reciclaje, un hábito arraigado

Además, la directora general de Calidad Ambiental, Pilar Molinero, ha especificado que el plan estudia la implantación de otro tipo de contenedores, de material textil o exclusivamente orgánico, para facilitar la jerarquización de la gestión.

García ha reconocido que el hábito de separar está ya muy arraigado en la población aragonesa, tanto en las grandes ciudades como en pequeños municipios.

Respecto al impacto económico de las medidas del nuevo GIRA, la directora general ha explicado que, en función del principio de que "quien contamina paga", el productor del residuo tiene que hacerse cargo de la totalidad del proceso de su reutilización o eliminación, y de forma previa.

Por eso, la gestión de los residuos se sufraga totalmente por los consumidores y los productores, y también por eso el presupuesto de un plan de estas características debería de ser "nulo".

No obstante, el borrador sí que incluye instrumentos económicos, como la posibilidad de introducir un impuesto medioambiental que grave la producción de residuos para que no sea "más barato" mantener vertederos que acudir a los canales de valorización.

Ahora, el Gobierno de Aragón abrirá un proceso de participación pública, con entidades implicadas y los partidos políticos, con el fin de que el plan esté aprobado en otoño, como se comprometió la presidenta del ejecutivo, Luisa Fernanda Rudi, en su discurso de investidura. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual