Resaca de Navidad

“¿Se puede saber qué te ha pasado todos estos días? Que para no tener espiritu navideño, Pérez, has seguido las pautas del calendario a pie juntillas. Que nos has enseñado hasta el belén, has felicitado el año no sin antes despedirte del anterior, has dado la inocentada y has cumplido con los reyes. Hasta con Juan Carlos y de toros nada o casi y anda que no ha habido cosas y …”

Y que te calles ya, Nicanor, majete. Y bájate del hombro. (No dejen entrar ustedes en sus vidas un “otro yo”, no saben lo pesado que puede llegar a resultar)

Ni ha cambiado mi percepción de la Navidad ni nada parecido. Sólo he firmado conmigo misma una tregua. Como se hace en el frente por estas fechas.Y toda tregua tiene un final y por eso, aunque sea meneando asuntos turbios con retraso, vamos al lío.

Casi todo el mundo se da tregua navideña. Hasta el mismísimo alcalde de la ciudad, don Belloch, y la simpática corporación que le acompaña y corea, parecen haberse dado tregua de sus propias decisiones. Así, se han pasado por el forro de la intención sus propias (y recientísimas) palabras de no utilización de animales etc, etc y han paseado a los nenes en burro y en camello por la plaza del Pilar a beneficio de inventario (a tres y cinco euros respectivamente).

No contentos, en la cabalgata de Reyes, soltaron una manada de ocas que corrían como si el mismísimo gerente de la Piara les fuera detrás. Acojonaítas que iban las pobres.

En honor a lo que resulta cierto, la célebre ordenanza municipal zaragozana debería incluír una frase en donde dice que queda “prohibido utilizar animales…” (la noticia que en su día dió  heraldo.es, AQUÍ ):

“salvo cuando sea en beneficio directo o por decisión expresa de este Ayuntamiento”.

Parece mentira que esa CHA, siempre tan “al quite”, no haya puesto el grito en el cielo con los burros, camellos y ocas. Ni con el precio de los paseítos. Curioso.

Para redondear actuación (y también en vísperas navideñas, esos entrañables días en los que, seguramente, más de un político se ha puesto hasta las trancas de ostras vivas y no se ha enterado de que bogavantes, centollos y otros monstruos marinos perecen vivos en las cazuelas hirvientes. O que los capones de VIllalba pasan lo suyo. O que las ocas,primas hermanas de las de la cabalgata, acaban cirróticas perdidas. O tal vez no hayan escuchado en su vida como grita al morir un cabritico, un lechal o un cochinillo. Seguramente ignoran que los pavos, gallos, perdices y becadas que  han engullido en estos días, no son criados y sacrificados “de la manera habitual”) el consistorio zaragozano se llenó de orgullo y satisfacción rechazando que la DGA declare la tauromaquia como Bien Cultural Inmaterial.

Como dirían en el Jueves, “pos fale, pos m’alegro”. La próxima vez que un político de esta ciudad ( o de esta provincia) se pegue (o lo intente) sus baños de popularidad por el callejón, burladeros y otras dependencias de nuestra plaza de toros prometo recordarle el tema a la cara y de viva voz. Palabrita.

Un puñadito de ejemplos:

foto: dserrat.wordpress.com

Doña Dolores Serrat, actual Consejera de Educación de la DGA y por entonces (2010) concejal del Ayuntamiento de Zaragoza, en una visita “casual” matutina a las vaquillas. Visita que, de mano de la propia señora Serrat, fue glosada en su blog personal. Accesible AQUÍ.

El señor alcalde de esta ciudad, don Juan Alberto Belloch, en su cita anual con las vaquillas de Zaragoza. No merece más comentarios (bueno, sí, que una comete sus errores y de cuando en cuando se deja mal aconsejar en esto del pelo…)

Foto: Heraldo de Aragón

Don José Antonio Acero, Secretario General de Chunta Aragonesista que fue y, en el tiempo de la foto (8-10-2006), Diputado Provincial, en el callejón de la plaza de toros de Zaragoza.

Cuando veo esto pienso muchas cosas. Una de ellas, en José Tomás y en la que se podría liar caso de que a la criatura se le ocurriera caer por estas tierras. Estoy más que segura de que ese día, al callejón de la Misericordia le tendrían que poner tribunas para que cupieran todos. Anda que no. Y sin carrete que se iban a quedar los fotógrafos…

A lo que iba, que a mí, mas que el hecho de que vengan circos o no, más que los camellos y su utilización-explotación y más que todo lo que se ha dicho ya del tema, más que “los baños de popularidad” o la falsedad política, lo que me escandaliza es el cinismo, la doble moral y el falso buenismo que hechos como las actuaciones recientes de nuestro Ayuntamiento ponen de manifiesto. Precísamente porque ya no son patrimonio exclusivo de la clase política. Hemos llegado a un punto en que la sociedad (o una parte excesivamente numerosa de ella, televisiones incluídas), ante cualquier cosa, acude al paño caliente de la prohibición. El ejemplo más reciente y sangrante, las voces que en el día de ayer a raíz de la tragedia de Málaga, lo arreglan exigiendo “prohibir los caramelos en las cabalgatas de reyes” (Telecinco, por ejemplo. Lo mismo que se acostumbra a plantear cada vez que hay una tragedia en encierros, vaquillas y demás ¿empiezan a relacionar?)

Que a ver si nos damos cuenta de una vez, que lo de menos (con ser gordo) es que nos quieran prohibir lo que nos gusta. Que el peligro está en que “prohibir y rascar, todo es empezar” y que aquel chico austriaco del bigotillo, empezó prohibiendo cosicas de poca importancia y…

PD Callao se ha quedao Nicanor. Nada mejor para frenar al “otro yo”  que ponerse al día con las cosas…

PD2 Casi callao. QUe sí, Nicanor, majete, que falta darle al B.I.C. lo suyo, que no me seas impaciente!!!!!

Acerca de Elena Pérez

"Se torea como se es" J. Belmonte (y se vive, y se piensa, y se escribe...) unadeldos@hotmail.es
Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Resaca de Navidad

  1. Pepín dijo:

    Creo que anunciaron precios especiales en el AVE desde Barcelona, para las corridas de toros en Zaragoza. ¡Ojo al dato!

  2. JMA dijo:

    ??????? y eso que tiene que ver aqui?

    • Pepín dijo:

      Creo que resulta claro: Mayor asistencia, mejores carteles, continuidad de la fiesta y aumento de consumo por los alrededores de la plaza, restaurantes, cafeterías.
      Seguramente no llegaría tanto público como para visitar la Sagrada Familia, pero como incentivo para los aficionados, y son muchos, de Cataluña, es un aliciente, ahora que van a prohibir hasta las iglesias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *