Las proyecciones internacionales de la música aragonesa: Héroes del Silencio, Bunbury y Amaral

Concurso municipal de pop-rock del 82, gira latinoamericana de 2007. Dos momentos y dos fechas significativas en la trayectoria de Héroes del Silencio y por ende de Bunbury. Otras dos fechas señaladas: 1991, una jovencísima Amaral asoma su cara por vez primera en un escenario con el grupo Bandera Blanca, tocando la batería, tras haber cantado unos meses en Lluvia Ácida; 2006, esa misma joven encandila al público que atesta uno de los icónicos teatros de Latinoamérica, el Gran Rex de Buenos Aires. Entre unas y otras fechas, un puente transoceánico, impensable.

En el 82, Zaragoza era una ciudad musicalmente cutre, sin grupos y con ideas musicales obsoletas, pero en el concurso municipal ya estaban Bunbury y Valdivia. ¿Quién podía apostar en el 91 por aquella inexperta batería? ”Me hacía daño en las piernas y en las manos porque no sabía tocar”, me confiesa ahora Eva. Y también por los nervios y la incertidumbre. Ni en sueños podía imaginar su brillante futuro. Su camino aún estaba en negro.

Mas, increíblemente, Héroes, Bunbury y Amaral explotaron, tendiendo un puente oceánico larguísimo desde Zaragoza a Latinoamérica e incluso Estados Unidos y Europa. Desde entonces, ser de Zaragoza imprime carácter en lo musical y casi en lo social. Un orgullo que saco a relucir, a raíz de la petición de mis colegas del Heraldo con motivo de las pasadas fiestas del Pilar, en un breve texto para el canónico extraordinario del periódico en estas fechas y que aquí amplío.

No ha sido fácil, claro, alcanzar proyección internacional, y más cultivando la excelencia. Tras Héroes, Bunbury se revolvió contra sí mismo e incluso contra sus propios camaradas. “No estoy dispuesto a tocar heavy metal o a ser parte de unos Rolling Stones latinos”, vino a decir sarcásticamente. Así que buscó su propio camino, incluso estando todavía en Héroes. No fue poco el estupor que Juan sintió cuando un día, en la gira final de los USA, que acabó como el rosario de la aurora, se lo encontró en un estudio probando canciones en solitario, al margen del grupo (lo cuento en mi libro sobre ellos).

Bunbury estaba escudriñando direcciones para su nuevo camino. ¿Un Nick Cave a la española? ¿Un crooner moderno a lo Elvis? ¿Un rockero no heavy, pero sí duro, al modo de lo que entonces estaban proponiendo, por ejemplo, Pearl Jam con sus rocosos tres primeros elepés? Sugerencias factibles que uno mismo incluso le sugirió. Finalmente escogió el tecno. Lo que fuese con tal de romper con el pasado en Héroes. ‘Radical sonora’, título elegido con mucha intención, mostró la mutación estilística tanto en lo musical como en lo físico. Funcionó a medio gas.

Cambió de registro, la búsqueda le llevó a otro camino inaudito, al arábigo latino-mediterráneo. ¡Eureka! ‘Pequeño’ lo elevó a la cima en solitario. Extraordinario y distintivo disco, insólito en el panorama del rock nacional. Bunbury no solo tuvo coraje e inventiva para hacer un gran disco y cambiar de piel sino también para sacar de la nada y en la propia Zaragoza una banda tan original como competente y arriesgada, el Huracán Ambulante. Con ‘Flamingos’ echó los cimientos de una carrera que aún la sostiene, pese a sus endebleces posteriores, iniciadas básicamente con el fallido ‘El viaje a ninguna parte’.

En 2007 volvió con Héroes, no para curar heridas, como cínicamente afirmó, heridas que lejos de curar se abrieron más hasta el punto de casi acabar en los juzgados, sino para salir adelante económicamente. Un millón de euros por barba, se asegura, fue el trato acordado en una reunión mantenida en el chalet de su mánager, Nacho Royo. Mala forma de curar heridas personales con mánagers al lado y las billeteras abiertas. Así de mal salió luego la reconciliación. Heridas emocionales y afectos no se curan con dinero, es su peor enemigo. Ver a los cuatro, en el DVD de la gira, en camerinos individuales y cada cual organizando su vida, familias incluidas, a su aire, delataba que algo no iba bien, o no se había planificado de forma adecuada, que la argamasa emocional era más ficción que realidad, más crematística que afectiva. Los líos habidos a posteriori, a raíz de unas acciones oscuras y de unos pagos insatisfactorios para la terna Juan-Pedro-Joaquín, terminaron por dinamitar la pretendida cura de heridas y hasta una posible reunificación del grupo, como tantos fans deseaban.

Y es que Bunbury estaba en otra cosa: en su carrera en solitario, única y exclusivamente. Después, llegó una hilera de discos aceptables pero sin la singularidad de ‘Pequeño’. A Los Santos Inocentes, una banda eficaz pero tópica y sin la punta de originalidad del Huracán, uno diría que impropia de ese Bunbury inquieto e innovador que hasta entonces se había visto, les compete buena parte de esa culpa, aunque la proyección de su jefe allende los mares siga siendo indestructible.

Amaral ha tendido ese puente de forma más calibrada. Eva y Juan son dos obcecados obreros de la música. Rumian sus discos con parsimonia vacuna, les cuesta darles luz verde hasta que no los ven maduros y nuevos. Hay quien piensa y oye ‘la misma canción’ en esos discos, pero en sus siete álbumes de estudio existe un trabajo constante y laborioso para ofrecer algo no solo digno sino distinto a lo anterior. Eva compone e inventa versos magistrales mientras sus pulmones exhalan registros que ni ella misma puede imaginar. Y Juan trastea y trastea con la guitarra en busca de nuevos sonidos, cuando no contacta con profesionales e ingenieros del mundillo en busca de esos sonidos y de esas nuevas afinaciones.

“Después de la primera fase de la gira –me cuenta, a raíz de hacerle en privado una impertinente observación de que nunca Amaral ha sonado como un grupo de rock en toda regla, sin las guitarras expansivas, por ejemplo, de un Neil Young en ‘Weld’, la sustancia de unos Clash, la intensidad sonora del Springsteen rockero o el vulcanismo de Oasis- contacté con gente en los USA que trabajan fabricando equipos a la medida de gente como Gilmour y guitarristas de ese calibre. Cambiamos un montón de cosas, abrí las guitarras en estéreo y pasé horas y horas estudiando cómo hacían algunos técnicos las configuraciones sonoras de los guitarras de bandas enormes. No es una cuestión que dependa de lo que tus dedos hacen si no de cómo llega eso al público en una gran ‘venue’. Han sido horas y horas de trabajo, de leer material en inglés, de investigar. Una vez llegué a una serie de conclusiones y en el estudio conseguí ese poderío (con una sola guitarra), añadimos la guitarra de Eva, que tiene una muñeca increíble, heredada de su época de batería. A partir de ahí, introdujimos de nuevo a la banda y empezamos a revisar todo. Las cosas no llegan nunca por casualidad. Primero has de sentirlas, luego oírlas en tu cabeza y después perseguirlas. Ahora sé que estamos en el camino, mirando a lo que haremos en el futuro y pensando que es el momento de grabar en directo”. Es lo que van a hacer de nuevo el próximo día 29 de este mes en un repleto expalacio de los deportes de Madrid.

Unos chicos de barrio de la ‘Zaragoza gusanera’, que diría Labordeta, han tocado las estrellas. Su éxito ha proyectado a Zaragoza no solo al cielo nacional sino también al internacional, a la vez, cosa no menos importante, que ha tranquilizado a sus respectivas familias. El padre de Eva se fue feliz al otro mundo cuando apenas unos días antes de su último suspiro vio una página completa en el Heraldo con el titular ‘Ha nacido una estrella’, aviso de los días de gloria que le esperaban a su hija, aviso cumplido holgadamente.

Ellos, Héroes, Bunbury y Amaral, con sus grandes proyecciones nacionales e internacionales, siguiendo a Follett, son los tres pilares de la tierra, básicamente han construido la catedral sonora de Zaragoza, aquí y fuera.

Esta entrada fue publicada en Aragón. Guarda el enlace permanente.

28 respuestas a Las proyecciones internacionales de la música aragonesa: Héroes del Silencio, Bunbury y Amaral

  1. javier dijo:

    “Después llegaron unos discos solo aceptables,sin la singularidad de Pequeño” ….Palosanto o Las Consecuencias son discos “aceptables”…mamma mía ….

    • Sico_pata dijo:

      Toda la razón. Más que el propio Matías los ha puesto muy buenas críticas en su día me parece raro lo obvie en el texto

      Pequeño es un diamante único tampoco se puede negar pero Comsecuencias sobretodo y Palosanto son discos sobresalientes

  2. jose mª dijo:

    Buenas, llevo tiempo siguiendo este blog y voy a hacer uso de la oportunidad que se nos da de poder participar para escribir alguna reflexión acerca del tan cacareado asunto del nombramiento de hijo predilecto a un ex-miembro de la banda HDS y cómo en la entrada de hoy se pasa a usar artillería pesada contra él.
    Conste que soy seguidor de HDS desde hace más de 30 años, no soy de Zaragoza ni conozco personalmente a ninguno de los 4 miembros, lo que conozco del grupo es debido a toda la documentación que he ido recopilando a lo largo de todos estos años y por la cantidad de horas que he dedicado a leer y escuchar toda la información de carácter público que existe sobre HDS en general y sobre sus componentes en particular.
    No parece muy elegante utilizar información privada para, haciendo uso de una red social, sembrar de dudas el comportamiento que tuvo o pudo tener uno de ellos con el resto, sobre todo si, ellos nunca han querido que trascienda más allá de las desavenencias musicales que todos conocemos.
    No me extiendo más, simplemente respetar el silencio y las explicaciones que en su momento dieron los miembros de la banda a los motivos de la ruptura y reiterar mi desacuerdo con las formas que se están empleando, en especial, con este blog.
    Reciba mis respetos y un saludo.

  3. javier dijo:

    EL Tiempo de las Cerezas,Palosanto o Las Consecuencias son ” endebles” o simplemente ” aceptables ” .
    Kase O no puede considerarse músico y la incomprensible defensa de la hermanisima Valdivia ,con un argumentario al que se dedica media página de un periódico y que no hay por donde cogerlo además.
    Vaya tres artículos consecutivos que se ha marcado el autor del blog …

  4. Julio dijo:

    Alguien se puede creer semejante información?
    EB era el mas ínteresado en salir de gira con HDS?….
    Repasen en todas las entrevistas realizadas a Enrique y al resto a ver quién y quienes declaran públicamente estar a favor de la vuelta del grupo….
    Mismamente echen la vista atrás a la presentación en El Poeta Eléctrico de Live In Germany ,en ningún momento sale Enrique añorando la vuelta,sino el resto de la banda.
    (Es mas,Enrique crítica abiertamente la publicación de ese disco)
    Si comprueban el año de publicación del año verán que es bastante posterior a la gira del 2007.
    EB tiene una carrera totalmente solvente,y mucho me temo que quien menos necesitase hace 10 años el supuesto millón de euros fuese el.
    Alguien se imagina los reportes de derechos qué le llegan a Enrique al margen de HDS?
    Alguien se cree que las giras no le salen rentables?
    No me trago para nada la historia,y menos,si la fuente cercana es la hermanisima.

    • Sico_pata dijo:

      Sin quitarte parte de razón hay que recordar que EB reconoció que Freak Show en 2004-2005 casi le arruina y vino el patín y disolución del Huracán

      Luego 2006 reapareció con Vegas (gran disco y mejor concierto publicaron) y quizá la gira 2007 si le vino bien económicamente para empezar con su siguiente banda

  5. javier dijo:

    Definitivamente lo Uribe es algo personal con Bunbury no superado ,cualquier ocasión es buena para zumbarle sin piedad,debe deberle algo ,hasta tacharlo de cínico,jajaja como si EB necesitara la pasta,mas bien seria un favor para con los otros tres que llevaban diez años tocándoselos suplicando por un regreso y diez después siguen idem y Enrique despachándose discos como Palosanto ,El Tiempo de las cerezas o Las Consecuencias ,para Uribe discos “aceptables y/0 “endebles” ….,lo que hay que leer…cuanto rencor ,amargura y mala baba.

  6. javier dijo:

    Definitivamente lo Uribe es algo personal con Bunbury no superado ,cualquier ocasión es buena para zumbarle sin piedad,debe deberle algo ,hasta tacharlo de cínico,jajaja como si EB necesitara la pasta,mas bien seria un favor para con los otros tres que llevaban diez años tocándoselos suplicando por un regreso y diez después siguen idem y Enrique despachándose discos como Palosanto ,El Tiempo de las cerezas o Las Consecuencias ,para Uribe discos “aceptables y/0 “endebles” ….,lo que hay que leer…cuanto rencor ,amargura y mala baba.

  7. Julio dijo:

    Entiendo que como crítico musical puedas percibir matices que el gran público no alcanzamos,pero si los discos de Enrique te parecen endebles me gustaría saber tu opinión acerca de La carta del indio salvaje,Trigonometralla,Dab y L4 Red.
    Mucha mala ostia y resentimiento se aprecia con todo lo que tiene que ver con EB y demasiada bondad para con los 3 miembros restantes y su pobre bagaje en 21 años.
    Por cierto,un recuerdo para Alan,que para muchos,fue un miembro con todos los honores y merecimientos,aunque para ud,probable que en 2007 mereciese mas el puesto GV.
    Si no fue invitado a la gira de retorno tiene la respuesta bien cerquita,no en L.A.

  8. michael laudrup dijo:

    Enrique está de promoción de su nuevo disco (esperamos crítica Matías 😉 , ha declarado que no va a mirar hacia atrás de aquí en adelante.
    Personalmente los últimos discos de Bunbury me parecen aburridos hasta decir basta, en cambio Amaral desde que publican por su cuenta creo que van a más.

  9. Z dijo:

    A ver, que no se enfade la armada bunburiana, porque todo lo que ha contado Matías es cierto. Bunbury venía de una gira muy mal planteada ya en origen con “El Viaje…”, que se fue directamente a la basura con lo del Freak Show y se remató con la gira de festivales de verano de 2005, que fue un auténtico caos y montada solo para intentar tapar el descalabro económico del año anterior. Y que acabó con el petardazo de Zuera. Y de golpe Bunbury se vio sin banda, con un problemón económico y legal con su management y además con un ambiente bastante malo entre su audiencia. Y reunir a Héroes fue la vía de escape para todo eso, económica y también para replantearse su carrera en solitario desde la tranquilidad y olvidar (y que la gente olvidase) el triste final del Huracán. Pero sí, por extraño que suene, cuando se empezó a negociar lo de Héroes, a finales de 2005-principios de 2006, al que mejor le venía el tema era a él.

    De hecho, y no sé si Matías puede dar más luz al respecto, creo que Bunbury se “arrepintió” al ver lo bien que salió lo de “El Tiempo de Las Cerezas” y que seguía teniendo un público que había olvidado lo malo del año anterior. Creo que de ahí viene el tema de la renegociación de los términos económicos con Héroes y los problemas que cita Matías. Porque vio que en realidad no lo necesitaba tanto como creía, también durante ese tiempo se acabó el lío legal con el anterior management… Con todo al final creo que la cosa estuvo más cerca de los dos millones por barba.

    Que los otros tres lo estaban deseando? Sin duda, pero en origen Bunbury lo necesitaba más, para cuando se hizo la gira ya no, ya había reencarrilado su situación. Ahora, dudo muchísimo que alimentase de ninguna manera la idea de que era posible seguir de alguna manera con Héroes. Antes de la gira de reunión ya tenía prácticamente montado “Hellville…”. Otra cosa es que los otros tres se hiciesen sus pajas mentales, que se las hicieron.

    Y sí, también creo que hay demasiado material de relleno en esta última etapa. Creo que necesita urgentemente trabajar con un productor, que le saque de su zona de confort y le ayude a cribar canciones para hacer discos más sólidos. De todos modos, Matías, si no recuerdo mal a ti te había gustado mucho “Palosanto”, no?

    • javier dijo:

      De hecho le puso 5 estrellas a Palosanto y a Las Consecuencias,de ahí que resulten tan sorprendentes algunas afirmaciones de los últimos artículos .

      • javier dijo:

        Y aunque no lo hubiera hecho vamos, Palosanto y sobre todo Las Consecuencias son dos discazos y Helville más que interesante ,El tiempo de las Cerezas otro estupendo ,pero ya no es eso …en fin que ya he dejado mi opinión en los respectivos artículos fin del tema y allá cada cual.

    • Jose Mª dijo:

      Hola Z, no nos enfadamos, por lo menos en mi caso. Es más, no dudo en absoluto de lo que cuenta Matías, me parece una de las fuentes más verídicas en lo que se refiere a la historia del grupo, amén de todos los entresijos de los que seguro ha sido partícipe o conocedor de primera mano.
      La música de EB puede gustar más o menos, los últimos discos ser más o menos flojos, todo es opinable. Yo comparto con Matías en que la actual banda, con mucho, es lo peor que tiene actualmente. El directo, su otrora punto fuerte, es muy previsible, la ultima que le ví, el Mutaciones en Cadiz, me aburrió. Le iré a ver el próximo 8 a Madrid y quizá sea la excusa para repetir y aprovechar para tomar unos vinos en el tubo, en Zaragoza.
      En mi comentario anterior me he querido referir a aquello que ya deja de ser conocido por la inmensa mayoría y se deja escapar con medias tintas aquello que no han querido o no se han atrevido a confirmar nunca ( probablemente por la esperaza de retomar en algún momento con HDS, obviamente no EB).
      Aprovecho, al hilo del post, para mencionar a Amaral. Los estuve viendo en julio en Gredos, y pedazo de directo potente tienen.

    • Matías Uribe dijo:

      Z, me parece que no vas mal encaminado y que centras adecuadamente el balón, aunque eso no signifique que acabe en gol. En toda historia, y más no contada por sus protagonistas públicamente y directamente, caben diversas interpretaciones e incluso desviaciones, pero creo que das algunos detalles que no están lejos de la realidad. Yo conozco hasta donde conozco, que no es todo, claro, pero aseguro que mis fuentes son fiables. Obviamente no debo revelarlas ni soy quién para arrancar cortinas.
      En cualquier caso si el final de los Beatles se conoce de pe a pa, con todos los líos económicos y musicales que se generaron entre ellos, el manager Allen Klein, la presencia de Yoko, las discrepancias musicales… etc., es posible que algún día se revelen puntillosamente todos los detalles de la gira de HDS del 2007, que lejos de curar heridas las abrieron más (de esto estoy seguro).
      En cuanto a mi calificación de ‘aceptable’ de la serie de discos que salieron con los Santos Inocentes, es obviamente una apreciación genérica por no detenerme disco a disco, que no había lugar en un texto tan comprimido como el publicado en el Heraldo y ahora, de manera algo más amplia, en este blog. “La acepción usual de aceptable nos remite a algo que no tiene todavía las suficientes características de excelencia, pero sí que tiene por lo menos la mitad o más de las características que se necesitan, dentro de esa escala de excelencia”, dicen doctores de la lengua española. Con ello quiero significar que no puedo calificar de sobresalientes todos los discos de Bunbury con los SI, pero sí de ‘aceptables’ genéricamente como paso a la excelencia de algunos de ellos en particular, caso, en efecto, de ‘Las consecuencias’ y ‘Palosanto’, a los que en su día puntué altamente. No obstante si alguien interpreta como menosprecio la denominación de aceptable que conste que no es en absoluto mi intención, todo lo contrario, es simplemente luz verde a esos discos. Lo cual no quita para siga opinando que, tal y como vengo sosteniendo desde el principio de la reunión con los SI, no es a mi juicio la mejor banda que Bunbury podía haber formado, máxime, insisto, con el espejo tan reluciente y original que quedó atrás con el Huracán, pero eso es algo opinable y respetable. Bunbury está en su derecho de hacer lo que le venga en gana y más le convenga a su entender, faltaría más. Como faltaría más que yo no lo respetase aunque discrepe como oyente y crítico, lo que no implica que tire por los suelos ni a la banda ni a los discos grabados con ella. Dios me libre. Así que esos atisbos de persecución a Bunbury con los SI o con otros que algunos me atribuyen están fuera de lugar, completamente. ¿O es que no se puede opinar, discrepar, ser exigente con las figuras? Si lo hago con Dylan, Springsteen, Nick Cave, Neil Young…, algunos de mis iconos mayores, ¿cómo no hacerlo con Bunbury?
      Y por último, quede claro de una vez por todas: ni el más mínimo centímetro cúbico de rencor, pugna, amargura, mala baba y otras lindezas que se me atribuyen alegremente. Ni con él ni con nadie. Y menos personal. Llevo muchos años en este oficio como para andar enfadado o pasando facturas a unos u otros. Nunca lo he hecho, ni lo haré. Pero esto no está reñido con que emita opinión sobre discos y trayectorias, unas veces positiva y otras negativa, es mi oficio. Acertadamente o no. En concreto, con Bunbury, que es el caso ahora en este hilo, proclamo y digo bien alto y claro que mantengo una relación personal fluida y de cariño mutuo desde que nos conocimos, cuando él tenía 15 años, hasta ahora, y nunca se deteriorará por más que surja la discrepancia, al menos por mi parte. Que conste para quienes ven a través de nubes negras.

      • javier dijo:

        Se agradecen aclaraciones y matizaciones pero el artículo en defensa de la hermana de Valdivia y su reivindicación me sigue chirriando por todas partes ,en el fondo , en la forma y en el modo.

  10. Julio dijo:

    Una cosa es que una gira sea muy costosa o poco rentable y otra que EB tuviera que volver con HDS por necesidad de dinero.
    Probablemente sea el cantante de rock de España que mas ingrese entre autores propio y de Hds,ventas de discos y contrato y giras.
    La ruptura con el Huracán….tiene una razón bastante más oscura,otra de tantas…
    La vuelta de Héroes tuvo muchos beneficiados,demasiados diría yo.
    Por mi parte,espero se haya cerrado esa etapa definitivamente;volver sin canciones nuevas seria estirar el chicle una vez más,y la posible vuelta sólo estaría justificada por el dinero.
    PD: Mi defensa de EB solo responde al reconocimiento a una carrera con un montón de discos,de saber pasar página,de reciclarse,de probar sin miedo nuevos registros musicales,y de no haber parado de trabajar estos mas de 20 años.

    • Juan dijo:

      Sobre la ruptura con el Huracán, ahora que comentas motivos oscuros, yo siempre he creído que se debió a una sobreintoxicación de Enrique. Desde el final de la gira Flamingos hasta dicha disolución, periodo comprendido entre 2003-2005, cada vez subía mas colocado a los conciertos. Especialmente en los finales de gira (2003 y 2005); había veces que iba tan puesto que no se ni como era capaz de cantar!! Justo después viaje a Cuba (en mi opinión, para realizar una cura, ya que allí tienen muy buenas clínicas). A la vuelta, en el concierto del Liceu con motivo del disco con Nacho Vegas, parecía otro, mucho mas tranquilo y calmado. Que conste que estuve en varios conciertos de ambos finales de gira y el el Liceu, algunas veces en primera fila, y “las evidencias no se pueden ocultar….” 😉

      • javier dijo:

        Hombre, el uso y el abuso que ha hecho Bunbury de las drogas es de sobra conocido y comentado por el mismo ( recomiendo libro Conversaciones con Enrique Bunbury de Javier Losilla entre otros) yo no si ese fue solo o el principal motivo de su “exilio” cubano y la disolución del Huracán, en todo caso si que ha habido épocas de muchos excesos ,yo creo que las mas acusada fue en torno a Bushido,recuerdo un concierto en Madrid en un pabellon de congresos a las afueras ,no recuerdo nombre que fue exagerado,subiéndose en los altavoces gritando Copi Copi Copi,no me gusto nada ese concierto.
        Yo ya hace muchos años que observo a Bunbury mucho mas reposado,tranquilo,natural y centrado y profesional,se ve en las entrevistas ,es otro ,a mi de hecho cada vez me cae mejor ,tuvo periodos insoportables,imagino que a raíz de la paternidad entre otras cosas,creo que es un mundo,el de las drogas,del que esta bastante alejado hace años al que vuelve de forma muy puntual y esporádica,digo yo eh deduzco .

        • Juan dijo:

          Tampoco creí que fuera el principal motivo, pero seguro lo hubiese podido gestionar de otra manera de no ir tan zarpado! Hay un concierto en youtube, creo que en Santo Domingo de la gira del viaje, que es vergonzoso su estado durante El Jinete. Lo de la cura en Cuba lo digo porque Maradona también estuvo allí, supuestamente desintoxicándose… 🙂 Y uno va atando cabos. Si ya desde entonces mucho mas calmado!

  11. Julio dijo:

    Matías,sin ánimo de ofender ni mucho menos pues me pareces un gran periodista musical:
    Sinceramente creo con los años que llevo leyendo lo que escribes que si que eres muy crítico con Enrique y muy condescendiente con el resto de los Héroes.
    Trigonometralla ,no se ni como definirlo,Puravida y Dab por mucho ínteres que puse en ello nunca aprecié nada mas que cosas demasiado básicas,y lo de Joaquín….en fin….
    En cualquier disco de Enrique,a pesar de la excesiva producción para mi gusto,se nota el talento y trabajo que le pone.
    Observo como todo lo suyo lo miráis con lupa,con una crítica excesiva,y que te hayas apuntado a la causa de la hermana Valdivia….pues chico,lo veo totalmente desacertado.
    Hds,los 4,ya tienen su calle,y ahora parece mal que le den a EB el premio de hijo predilecto?….
    Sigo viendo resquemor,.mala ostia en vez de aplauso crítica y abucheo.

  12. Jose Mª dijo:

    ¿Lo de la reunión del millón con managers y carteras en la mesa en casa de Royo y la partida supuestamente impagada al resto del grupo lo he soñado o se ha eliminado del texto original?

  13. Jose Mª dijo:

    Gracias Matías por recuperar el texto origial. En éste tema, es mi opinión, le estás haciendo el trabajo sucio a una parte creo equivocando las formas. El origen de mi entrada inicial fué precisante por el párrafo en cuestión.
    Si piensas que hay algo que se deba saber, publícalo sin tapujos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *