Patético pregón de fiestas

Qué cosa más patética he podido ver y escuchar esta tarde-noche en el balcón del Ayuntamiento, abriendo las fiestas del Pilar 2017. Un individuo que se ha autocalificado como ‘músico y artista’ ha soltado una perorata, con folio de por medio -cosa rara siendo la verborrea y la rima sus armas- llena de tópicos y espíritu de campamento boy scout, una función escolar de una ramplonería sonrojante, acompasada por dos acólitos dando saltitos y jaleando, o sea, el nefasto alcalde Santisteve y su escudero Rivarés. Ya son mayorcitos para papel tan adolescente, incluido el pregonero rapero que ya está talludito, pasado de años para encarnar roles subversivos que nacieron de manos muy jóvenes en los guetos negros americanos, precisamente para resoplar contra el sistema, no para actuar de ‘cheerleader’ suyo, como hace el pregonero. ¡Qué descuadre generacional! ¡Qué falta de decoro y cuánta vulgaridad! Jamás unas fiestas del Pilar han podido iniciarse de forma tan cutre, han podido caer tan bajo.

La vulgaridad se ha comido este tiempo. La cultura se ha vuelto líquida, como escribió el fallecido Zygmunt Bauman; la civilización en mero y pobre espectáculo, como plasmó Vargas Llosa; la ligereza es la tendencia dominante en el espíritu de nuestra época, tal y como ha proclamado recientemente el filósofo francés Gilles Lipovetsky. No hay remedio. La música está perdida y maltratada desde hace años en las fiestas del Pilar, pero ahora todavía más. Esta labordetiana ‘Zaragoza gusanera’ tuvo tiempos muchísimo mejores pero poco a poco, con la puntilla podemita, se han ido por el sumidero. El preaviso de lo que se avecina en días pilaristas próximos no puede ser más simbólico.

Los nuevos regidores no solo no han cambiado nada sino que han empeorado lo anterior. Ellos que tanto llenan los carrillos con lo público siguen dejando en manos privadas el 90% de la música de las fiestas, y así tenemos unos pabellones llenos de fruslerías, con apenas grupos o artistas de talla; un Príncipe Felipe con un Sabina quizá como único bergantín a flote, y sobre todo con una plaza del Pilar convertida en foco de ruidos e inmundicia. ¡Qué forma de profanar, año tras año, un lugar tan solemne como el gran espacio que frontea el majestuoso templo de Herrera el Mozo y Ventura Rodríguez!

Algún día tiene que acabar esta pesadilla. No hay que resignarse a que el mal gusto y la zafiedad inunden plazas y escenarios y especialmente lugares tan augustos como la plaza del Pilar. Esta ciudad es menos vulgar de lo que quieren hacernos creer nuestros jerifaltes. En esta ciudad hay gente culta, sensata, que no traga con cualquier adefesio que le pongan delante. Es la práctica que impera en estos tiempos líquidos, ligeros, infumables, pero no por ello estamos obligados a resignarnos, a beber pócima tan venenosa. Seremos pocos, quizá, pero enteros y rocosos.

Habrá un día en que todos al levantar la vista veamos una tierra con decoro, sin populistas cutres, sin músicos gaznápiros, con artistas de fuste sirviendo fiesta, cultura y diversión, algo posible; sí, posible conjuntar estos tres vectores, pero que unos regidores zafios se han empeñado en zancadillear y tirar al barro. El demonio y las urnas se los lleven.

Esta entrada fue publicada en Aragón. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Patético pregón de fiestas

  1. michael laudrup dijo:

    Yo he sentido vergüenza ajena y es que la situación era dantesca, entre los abucheos, las banderitas, Rivarés haciendo el tonto, ufff…

    Kase.O creo que ha estado decente, dentro de lo suyo ha sido un grande, pero el tiempo pasa para todos y verle hoy en día rapear da un poco de pena.

    Pero sin duda lo que más me fastidia es ver como el Canto a la Libertad ha sucumbido al postureo por parte de los partidos de izquierda, qué lástima!

  2. Brand Old Sound dijo:

    Ya estamos otra vez con que si la abuela fuma…Cualquier frase al vuelo cogida en un entrevista de periódico sirve para ponerla en rango de autoridad, Y es que a Bauman hay que, por lo menos, leerlo para no utilizarlo en vano y quedar en ridículo, porque habrá que explicar con detalle qué tiene que ver su concepto “modernidad líquida” (que es, por cierto, en la que tú naciste según Bauman) y la cultura (otro invento dentro de esa modernidad). Lipotvestky, que es ante todo sociólogo, a poco que sea lea, coloca también la cota de la “revolución individualista” en occidente a partir de los años 60, lo digo para desubicados. Y a Vargas Llosa a quien se le escapa el pis entre viagra y viagra porcelanocista y gestos de nepotismo extremo está como para citar a Guy Debord y dar lecciones de lo que él mismo encarna como literato (al menos desde que lo encumbraron como pope del Boom latinoamericano y su pugilato con García Márquez) y personaje público: espectáculo y más espectáculo. Y no hablemos ya de la expresión de Miguel Labordeta referida a la zaragoza posguerra que no tiene ni muchísimo menos ese componente completamente negativo y naturalista, y para saberlo basta con leer a lo que escribió su hermano sobre ello… Para completar más el ridículo, siendo el poeta de la tierra.

    Por lo demás, creo que tú también estás talludito para escribir algo tan realmente patético, desenfocado, amargado y prepotente. Critica musical, incluso acerba. Vale. ¿Descalificación del trabajo de los demás, de la juventud o de personas a partir de tus estándares ( algoque se hace cada vez más común en este blog)?, no pasa el corte. ¿Jode? Pues eso…

    • Matías Uribe dijo:

      Mira chico, vete a freir espárragos, por decirlo finamente. Ya te dije hace tiempo que tu presencia en esta casa no era grata. Ahora es definitiva. No tengo ganas de romperme la crisma contigo, ni de perder el tiempo con tus comentarios llenos de inexactitudes y prepotentes. Vas de sabio ignorante. Falseas y faltas al respeto cuando no insultas, tanto a mí como a otros lectores del blog. A deponer tus apretones fisiológicos y neuronales, a otro sitio.

  3. Brand Old Sound dijo:

    Y sobre lo de la música de los jóvenes negros de guetos subversivos nos preguntaremos también de dónde viene el rock, hijo del blues, o el jazz, que al parecer nacieron en barrio alto blanco de Zaragoza y de aquí al lado.

  4. ufffff dijo:

    Líquido quiere decir que no tienes por donde agarrarlo. A algo sólido lo puedes coger, agarrarlo, apoyarte en él. Iba leyendo el artículo y coincido en casi todo, todos lo estamos viendo en directo. La denominada “izquierda” aplaudiendo, apoyando, riendo las gracias a un movimiento nacionalista-separatista fuera de toda razón.
    Pero la música no corre peligro. Hay más gente que nunca que la hace y que la disfruta.
    Salud.
    (Esta tarde leeré a Gramsci)

    • Brand Old Sound dijo:

      Churras y merinas, debe ser que el pregón acabó por callaros ayer a los de las banderitas y escuece. Para saber lo que piensas tú de la cultura basta con leer alguno de tus comentarios al respecto por aquí. Para lo demás, a leer a Bauman, que tú no eres precisamente un filósofo, compañero…

  5. Lone Boy dijo:

    “Un individuo que se ha autocalificado como ‘músico y artista’ “.

    Penoso comienzo para una entrada totalmente prescindible en un blog que, en su momento, empezó como algo interesante y que desde ya hace un tiempo se ha convertido en un lugar en el que rendir pleitesía a Amaral, Dylan, Cohen y demás preferencias del autor.

    No podía faltar tampoco la zurra a los actuales gestores de Ayuntamiento, muy en la línea de OkDiario que está tomando Heraldo de Aragón desde hace ya un tiempo. Pero volviendo a lo musical, ¿hay algún problema en que Kase.O se autoproclame músico y artista? ¿Sólo son músicos y artistas los que usted disfruta escuchando? No sabía que era usted uno de los que repartía los carnets para ser considerado como tal.

    Un disco que ha llevado 4 años de trabajo, con unas letras que a mi particularmente me parecen fantásticas (como en su etapa de Violadores junto al resto de sus compañeros) y con unas bases procedentes de escuchar a grandes músicos de jazz, funk, música negra en toda su extensión e infinidad de géneros, como podrá leer en cualquiera de las entrevistas hechas a Javier Ibarra o a cualquiera de sus compañeros si se molesta un poco en buscar. Es más, estoy seguro de que la cultura musical que ellos tienen es tan amplia como la suya o más, y simplemente por haber hecho ese viaje musical para descubrir y evolucionar su sonido a lo largo de los años se merecen un respeto del que usted me ha demostrado carecer en estas líneas.

    • Matías Uribe dijo:

      Faltaría más que en un blog personal no se pueda rendir pleitesía a quien uno considere y mejor le parezca. Si a ti no te gusta, abre tu propio blog y rinde honores a quien te plazca, por supuesto al pregonero de las fiestas, que, sí, ni considero artista ni músico. Para ello hay que elevar muchísimo más el listón inventivo, creativo, sensitivo, del conocimiento de la praxis musical, del canto, de la melodía, del arreglo, el ritmo y la armonía, los pilares de una pieza musical. Pena daba el individuo en el balcón cuando abandonaba su género para (des)entonar una línea cantabile. Hacen rimas, dicen, pues que escriban libros de poesía, pero que algunos nos quieran colar como música algo de lo que precisamente carecen sus manifestaciones -no puedo calificarlas de canciones-, de algo básico, de musicalidad, pues como que no.

      ¿Qué pasa? ¿Que no se puede discrepar e incluso criticar la acción musical del Ayuntamiento? De este y de anteriores, como ya lo hice en su momento y en no pocas ocasiones desde que se instaló la democracia en este país, hace unos cuantos lustros. Ahí está la hemeroteca. Pero como ahora es ZEC quien rige, peligro. No tocar. Ya somos fachas, de OK Diario y no sé cuántas cosas malignas más. Pues mira, no. La opinión, mientras se pueda, es libre. Y en mi caso, sin ataduras con nada ni con nadie.

      Lo que me permite opinar, entre otras cosas, aunque reme a contracorriente, que yo no veo arte alguno en lo que hace el pregonero, es ramplón, vulgar, facilón…, me aburre soberanamente, él y muchos de su cuerda. Y por eso me subo a mi balcón y hago mi pregón particular, te guste a ti o no. Es libertad de credo, gustos y expresión, factible obviamente de ser criticada, como tú libremente haces aquí, no de falta de respeto. ¿Te parece? ¿Me lo dejarías hacer tú en tu blog?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *