Hasta el cogollo de Llach

Lo confieso sin tapujos y pese a quien pese: estoy hasta el cogollo del independentismo catalán. Más de cinco años con la misma matraca, día tras día, en la radio, en la tele, en los periódicos…, el cansancio se convierte en hastío. Cuando sale el dúo Puigdemont-Junqueras, o alguno de sus acólitos cercanos, o cambio de canal o se me remueven las tripas. Es un pugilato permanente, cuando no bravatas que irritan, ese cansino amagar pero no dar. ¿No era esta, por cierto, la legislatura constituyente y de la declaración unilateral? ¿Pues qué han hecho? Otra vez, el referéndum. ¿Pero no lo hicieron ya? La burra volviendo al trigo y tiro porque me toca.

Por supuesto que todo territorio tiene derecho a expresarse y alcanzar sus metas y anhelos, sean del tipo que sea, pero por medios democráticos y sin saltarse las reglas vigentes. De lo contrario, es la selva, cada cual a su conveniencia, y eso es el caos para todos. Si no gusta lo que hay, para eso está la política y los políticos y el reglamento con el que jugamos todos, pero no el desafío del yo-soy-más-que-tú-porque-lo-digo-yo. ¿O es que Aragón no tiene sus muchos problemas para quejarse, para reivindicar? Y quien dice Aragón, dice Canarias, Galicia o cualquier otra comunidad. Mejor, por cierto, no saquemos a colación los problemas de Aragón, no ya con el gobierno central de Madrid, sino con la misma Cataluña, que vamos dados. Pero no, a la brava no se pueden resolver las cosas. Hasta hace no mucho, unos defendieron lo suyo a pistoletazos y bombas, y ahora otros lo están haciendo mansinamente pero a la brava. O lo tomas o lo dejas. Y esto puede acabar como el rosario de la aurora.

Pero uno de los aspectos que me ha sorprendido en este desvarío independentista, y tratándose como se trata este de un lugar musical, ha sido el de la posición de los músicos catalanes ante el separatismo. Me disgusta el silencio, la tibieza o las medias voces de algunos que han hecho carrera fuera de Cataluña y recibido el cariño de tantos españoles de fuera –poco se ha oído levantar la voz a Serrat, a Manolo García, Estopa, Pau Donés o Sergio Dalma- frente a gente tan desprejuiciada como Loquillo, capaces de cantar las verdades del barquero a quien corresponda.

Pero me sorprende, o me ha sorprendido más, el frente independentista integrado por gentes que han paseado su música por toda España, recibiendo parabienes y cariño, y por supuesto llenando la faldriquera, y ahora reniegan de esa relación. Entiendo a grupos como Sopa de Cabra, Sau o El Pets, que ya hace muchos años se les denominó como ‘grupos subvencionados por el catalanismo’ por el mero hecho de cantar en catalán, pero ¿y Quimi Portet, o Dyango, o el mismo Peret, que triunfó haciendo gala de las raciales esencias folclóricas de España? Casi suena a sainete.

Mas el que me duele es Lluis Llach. Confieso que en los tiempos álgidos de los cantautores, ni él ni su tropa formaban parte de mi devocionario particular. Yo estaba en otras cosas: el rock, el blues, la psicodelia, la vanguardia, el jazz-rock, el folk inglés…, y, por supuesto, con mi imperecedero fervor por la música clásica. Aún así, apreciaba, por su gran trabajo orquestal, sus coros y por salirse del patrón de los cantautores al uso, discos como ‘Viatge a Itaca’ (1975) o ‘Campanades a mort’ (1977), si bien fue con ‘Astres’ (1986) cuando caí rendido a su trabajo. ¡Qué hermoso álbum, qué instrumentación con elementos orgánicos, sintéticos y coros femeninos! No digo ya aquella noche de su interpretación completa en vivo en el fenecido Anfiteatro del Rincón de Goya bajo una deslumbrante luna llena. Lo entrevisté en alguna ocasión y me trasmitió una sensación de dulzura y sensibilidad que aún no he olvidado. Por supuesto, jamás hizo mención alguna de separatismos ni desdenes hacia la ‘opresiva’ España.

Pues ahí lo tenemos, hoy ha vuelto a levantar ‘L’estaca’, himno, por cierto ya casposo que convierte a los de Podemos en antiguos si no en ignorantes: ¡cómo si no hubiera canciones más granadas y sustanciales, musicalmente hablando, para cantar a la solidaridad y a la libertad y contra la represión! Apunten, por ejemplo, la dylaniana ‘Chimes Of Freedom’, ‘Rocking On The Free World’ (Neil Young), ‘I’m Free’ (The Who), ‘Imagine’ (Lennon), ‘Libertad’ (Julieta Venegas), ‘Get Up, Stand Up’ (Peter Tosh), ‘Freedom’ (Jimi Hendrix)… Produce hilaridad ver a los podemitas cimbrearse en el escenario al ritmo de ‘L’estaca’. Jóvenes desinformados, por no emplear otros adjetivos más sonoros como trasnochados.

Pero a lo que iba: hoy Llach ha amenazado a los funcionarios catalanes que se atengan a las consecuencias si no cumplen con la ley catalana de la desconexión. Es lógico que los funcionarios cumplan con las leyes vigentes, pero avisarles ya de antemano con sanciones de leyes que no existen y que, según el ordenamiento actual, serían ilegales, es levantar la estaca, no aquella de la libertad sino la de la dictadura, ni más ni menos. O estás conmigo o atente a las consecuencias. El libertador convertido en verdugo. ¿No suena a bolchevismo puro y duro? Patético Llach. Hace tiempo que no escucho uno de sus álbumes, ni pienso. Es de los que me tienen hasta el cogollo.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

21 respuestas a Hasta el cogollo de Llach

  1. Juan Luis dijo:

    Si señor, “bonito” tema, y que a mí, que empleé tiempo y dinero en seguir a los cantautores de la época, me tiene un poco ¿desmoralizado? Si. Y es que cuando has seguido a gente, has cantado sus canciones, tienes sus discos (no hace muchos años adquirí las integrales de Llach y Raimon), y ves ahora lo que hacen … ¿se les ha ido la olla o ya eran así antes? Me gustaría pensar que es que se les ha ido la olla, pero … ay, creo que entonces ya eran así, así de prepotentes, así de falsos. Pero a mí no me quitarán la ilusión, y seguiré escuchándoles pensando que estos de ahora son otros, no los que yo oía entonces. Aunque no sea así.
    Por cierto, a dos grandes de la canción, ya ausentes, concretamente a nuestro Labordeta y a Carlos Cano, ya les oía hace muchos años recelar de ciertos colegas suyos.
    Otro por cierto, quien me iba a decir a mí que algún día iba a admirar a Loquillo no solo por su música, si no también por su forma de ser.

    • Woodyalle dijo:

      Es que Labordeta, llevando por bandera su aragonesismo, era una mente abierta y tolerante. Respetaba a todo y a todos. Un sabio en toda la acepción de la palabra.
      Siempre me han producido escalofríos cualquier tipo de nacionalismo, y el que predican ahora un buen número de catalanes, es una sinrazón que me lleva a viejos tiempos, allá por los 30 cuando los delirios de grandeza de unos pocos y su inmovilismo visceral, llevó al exterminio de millones de personas.
      Llevo ya muchos años pateando el mundo para ganar unas habichuelas y si algo he aprendido es que todos los seres humanos, en España, en Libia, en Paraguay, en Sumatra o Francia, tienen los mismos miedos y anhelos, los mismos sueños y necesidades…

      • Brand Old Sound dijo:

        Hola, Woody. Labordeta “mando a cascarla” a más de uno tratándolo de gilipollas. No puedo decir que fuera respetuoso pero tampoco puedo decir que fuese desatinado…
        De acuerdo con lo del nacionalismo, aunque sinceramente, me da más miedo, por múltiples razones, el español que el catalán.
        Valiosa experiencia la tuya, aunque no comparto tu conclusión, a la luz de la avaricia sin fin de unos cuantos, y del discurso que me trae cada noche mi compañera: trabaja en un centro de acogida de refugiados.

        • Woodyalle dijo:

          Bueno, tuve el honor y placer de conocer personalmente a José Antonio Labordeta y te aseguro que lo de “mandar a cascarla” era más su flema de cascarrabias que cualquier atisbo de intolerancia.
          Respecto al nacionalismo español, totalmente de acuerdo contigo. Es un nacionalismo casposo y trasnochado, aunque, cuál no lo es…
          Cuando hablamos de refugiados lamentablemente hablamos de seres humanos en una condiciones vejatorias y bajo el yugo de la opresión y la sinrazón. En esas desgraciadas condiciones no hay sueños ni ambiciones. Solo miedo. Y oscuridad. Yo paso casi la mitad del año entre Libia, Arabia Saudí y Dubai, donde seguro que sabes que no son paradigma de libertades y bienestar. Convivo con personas de todo estamento social, y en trazos gordos, hay pocas diferencias entre ellos y nosotros. O quizás así lo vea yo.

          • Juan Luis dijo:

            Yo, nacido en Calatayud, he vivido luego en Santander, Vitoria (donde más), Zaragoza, Amberes, Madrid y Cáceres. De todo ello me ha quedado una aninadversión hacia cualquier tipo de nacionalismo. Y a todos por igual. Atrás quedaron tiempos de ikurriñas, señeras y roja y gualdas que a mi vida espero que no vuelvan, si es que llegaron alguna vez. Otra cosa son los diferentes lenguajes, gastronomías, costumbres y músicas que he conocido. Con eso si que me quedo. Y que envidia me dáis cuando os leo sobre los diferentes sitios por los que pululáis. A mi me pilla mayor, y vago. Ya le digo a mi mujer que vale, viajamos, pero a ser posible cerquita … cuando algún amigo me dice que se va a ir de vacaciones a algún sitio lejano le suelo decir “¿pero tu has estado en Calatayud? … coñia, entonces vete pallá, que está mucho más cerca”

            • woodyalle dijo:

              Maravillosa reflexion la tuya, Juan Luis. Las banderas no dejan de tener su origen como estandartes militares que diferenciaban unos ejércitos de otros. Simbología bélica que agrupa a un puñado de gentes que han nacido en torno a un pedazo de tierra. Tierra que huele y sangra igual en todas las partes del planeta.
              Esos orgullos encendidos por la bandera, por el himno, por la patria, me tienen un poco descolocado. Nunca he llegado a entenderlo del todo. Yo me siento orgulloso de mis hijos, de mis amigos, del fruto de mi esfuerzo… pero de un pedazo de tela, o de unas hectáreas de terreno…
              Soy aragonés, y me siento feliz y satisfecho de ser de esta tierra. Pero no lo sería menos si fuera extremeño, mozambiqueño o japonés.
              Esas manías enfermizas y oscuras de querer ser más que otro o pensar que tenemos derechos adquiridos porque el caprichoso destino nos ha hecho nacer en uno u otro rincón, me causa perplejidad. Pero el ser humano es así, retorcido por naturaleza. Qué le vamos a hacer…

              • Matías Uribe dijo:

                En efecto, Woody y Juan Luis, de eso se trata, de pensar menos en corralitos y banderas y más en las personas, en la fraternidad y en la igualdad, en no montar líos de convivencia, no digamos en erigirse en superiores por raza, cultura, religión o procedencia. Que es por ahí por donde caminan los venenosos nacionalismos, tal y como la historia ha venido mostrando desde los medos y los persas o desde el mismo Caín y Abel. Yo no soy aragonés, pero me siento feliz en esta tierra desde hace un puñado de décadas en que me ‘desembarcaron’ aquí. Mas estoy seguro que en otro lugar, tan acogedor y abierto como este, me hubiera ocurrido lo mismo. Sin fronteras y sin estrechezes mentales, menos aún de amenazas si no haces profesión de fe nacionalista (sea del tipo que sea), como Llach y su grey quieren imponer. Y si además, hay buena música, como ha ocurrido en Aragón, pues miel sobre hojuelas para quienes esto del pentagrama nos resulta imprescindible alimento reconstituyente.

    • Brand Old Sound dijo:

      Es que se esperaba que los artistas fuesen “héroes” cuando lo único que cuenta son sus canciones. Los artistas son personas y pueden envejecer mal, cambiar para bien o “defraudarte”, sus canciones no. No les pidamos lo que no son por el hecho de haberlos subido a un pedestal en un momento dado. Un cantautor es un compositor de canciones, no se le puede pedir que sea un intelectual porque su opinión cuenta tanto o menos que la tuya.
      Por cierto, Loquillo me parece nefasto tanto como artista como personaje…No digo ya como persona, pues no lo conozco.

  2. Brand Old Sound dijo:

    Como de costumbre, varios puntos:

    1) Seguimos sin entender desde fuera de Cataluña de qué va el asunto, para entenderlo invito a comparar el debe de IRPF y de impuestos directos a partir de una nómina del mismo monto de un catalán con el debe propio… También seguimos sin enterarnos de que un 80 por ciento de los votantes catalanes desea un referendum vinculante, independientemente del sentido de su voto…podemos seguir mareando la perdiz con la Constitución esto o lo otro, pero nadie puede soslayar estos hechos que se han dejado, con cierta estrategia, en manos de independentistas. En frente, la única respuesta ha sido la habitual anticatalanista.

    2) Si Aragón tiene quejas con respecto a Madrid, ya sabe lo que tiene que hacer. Si tiene quejas contra Cataluña que las formalice sin ponerse en ridículo para que se le apoye. Está muy bien hablar de patrimonio pero nadie se ocupa realmente de él, y no hablemos ya del LAPAO. Si hay que hacer algo, hagámoslo y dejémonos el anticatalanismo primario de lado que suena más a provincianismo que a otra cosa…y es que nos dan mil vueltas. Más nos valdría tomar un poco de ejemplo, del cívico por lo menos.

    3) El Llach político no me interesa para nada, pero no se le puede negar coherencia. Siempre fue nacionalista aunque algunos se caigan hoy de un guindo. Por otro lado, la actitud reprobable de la Generalitat no dista de la actitud autoritaria de cualquier estado europeo para con sus funcionarios, y el español no es una excepción.

    4) La música: de las citadas, la única que tiene gran empaque es “Chimes of fredoom” y me alegro que Dylan no la haya prestado aún para ningún anuncio de coches, lencería o chocolate de baja estofa. El resto de la lista me parece una broma. Más allá de la recuperación de Podemos “L’estaca” sigue siendo patrimonio mundial de la canción comprometida y de plena actualidad. Bella melodía y letra.

    • Matías Uribe dijo:

      Apostillas a tus cuatro puntos:
      1.- Entendemos perfectamente y bien entendido, aunque tú no lo creas, lo que ocurre en Cataluña, aun viviendo fuera. Y no en Gabón sino a varias decenas de kilómetros. Y, por si fuera poco, en mi caso, mi mejor amigo es catalán y tengo familiares catalanes muy próximos. Tanto unos como otros saben exactamente lo que yo, y mucha más gente que vive fuera, incluso a muchos kilómetros, algo evidente: que un buen número de catalanes, por encima de la legalidad vigente, quieren independizarse, es decir, segmentar un territorio, pero no democráticamente y respetando la ley actual, sino por las bravas, porque-lo-digo-yo, sin debate parlamentario en el lugar que corresponde hoy por hoy, en el Parlamento español. La Constitución lo permite perfectamente. Así de sencillo. Todo lo demás, a continuación, son adendas que se pueden esgrimir de la forma más conveniente e interesada que cada cual quiera o le convenga. Por cierto, el argumento hace unos años, siguiendo tu exposición del IRPF, era ‘España nos roba’, y mira quién robaba. ¿O no te suenan un tal Pujol y su estirpe, no solo la familiar, empezando por el Palau y siguiendo por Pretoria, Adigsa, ITV y demás? Me da que, con lo que ofreces, eres tú quien no sabe bien lo que ocurre en Cataluña.

      2.- Aragón tiene quejas contra Madrid y las ha formalizado. ¿Te parecen poco, por ejemplo, los movimientos antitrasvasistas nacidos ya ¡en pleno franquismo!? Ahora mismo, el presidente Lambán ha solicitado un trato bilateral Madrid-Aragón, pero sin banderas, ni secesionismos ni amenazas. Debe ser que como aragonés en la lejanía gala no te has enterado. Y en cuanto a Cataluña, parece que las campanas te suenan muy lejanas o ni tan siquiera las oyes. ¿Sabes el tiempo que Aragón lleva demandando los bienes de la Franja y de Sijena? ¿O sabes el tiempo que Aragón lleva reclamando algunas de las carpetas con documentación aragonesa que con nocturnidad y alevosía la ex ministra Carmen Calvo mandó a Cataluña desde Salamanca? ¿O la maniobras, una vez más del gobierno catalán para el trasvase a Barcelona? ¿Dónde está el ridículo en estas demandas, hechas democráticamente, cívicamente y resignadamente, no con bravuconadas a lo independentismo catalán? ¿De qué civismo hablas? ¿Estás al tanto de las declaraciones del consejero de Cultura de la Generalitat, Santi Vila? Eso sí es provincianismo. Nos ganan, pero tú hablas a humo de pajas.

      3.- ¿Llach coherente? Se nota que no lo has tratado. Yo sí. Y otros que conozco, también. Hace poco, por ejemplo, un notable cantante granadino de los 60-70 me contaba la anécdota de las copas que se tomaba con él y otra cantante catalana en Barcelona, cual trío inseparable: jamás les habló de nacionalismo ni de separatismo. Aquí, por ignorancia, el que se ha pegado el costalazo del guindo eres tú. En cuanto a los funcionarios, atento, yo he sido funcionario, y muchos años. Y jamás recibí amenazas ni presión alguna de ningún tipo. Como para que un Llach cualquiera viniera ahora a decirme que me atuviese a las consecuencias… Eso sí que es autocracia, amigo.

      4.- Mira, escribo este blog desde hace ocho años, con mis aciertos y mis errores, pero sin la más mínima broma en cuanto a exposición y conocimiento de causa. Voy a cumplir 40 años en el Heraldo. Se me ha criticado, obviamente, por disparidad de pareceres, pero nunca por tomarme a broma mi trabajo. Ni yo mismo me lo permitiría. Sé un poco más respetuoso. Si no te gusta la lista de canciones pro-libertad, lo dices, y en su lugar argumentas con las adecuadas para ti, pero no me taches de ‘bromista’. Ya te digo, con mis errores, hago mi trabajo y cumplo con mi devoción con toda dedicación y rigor, pero, insisto, bromas ni una. Y, por supuesto, difiero de tu concepto de la belleza de melodía y letra. ‘L’estaca’ no es precisamente el mejor modelo. Apúntate, por cierto, el ‘Chimes Of Freedom’ en versión eléctrica de Springsteen…
      Con todo ello, te pediría que escribas con más rigor e información y, sobre todo, con más respeto. Por mí y por otros, y porque no sea que un Llach cualquiera, ante afirmaciones irrespetuosas (verbigracia, Loquillo) y tu consabida prepotencia, te soltase ‘el estacazo’. Ite missa est.

      • Brand Old Sound dijo:

        Uf, Matías, se te ha quemado el pastel…Te lo explico: el tema no trata de ti ni de tu vida, ni siquiera de la mía, que es el principal problema que te traes. Espero que se te airee y vuelvo.

      • Brand Old Sound dijo:

        Bueno, arreglemos la cocina para que quede un poco mejor…

        1. Tus familiares, como los míos, sabrán de buena tinta, y te habrán explicado que en cuestión de unos pocos años el independentismo en Cataluña ha pasado del 20 por ciento al 47, y que un 80 por ciento del demos catalán está dispuesto a votar en un referendum. Supongo que estarán al corriente del golpe a la Constitución que supuso la impugnación de una parte del estatut, y de la prohibición de la organización un referendum no vinculante que se ajustaba perfectamente a derecho. ¿Debate entonces, dices? ¿Qué se ha propuesto? Si los organismos del Estado no son capaces de respetar sus propias leyes por razones políticas no te extrañes de que se haga lo propio en otros lares y se desobedezca. En cuanto a la corrupción: cierto, y el “Espanya ens roba” es bastante feo. Los catalanes han pagado por ello, pero lo que te están diciendo es que no quieren pagar por la de Andalucía, Murcia y cia., y que un cupo catalán es lo que toca para clarificar las cosas. Por otro lado, CDC ha pasado de ser el primer partido en Cataluña a ser casi el quinto y no hablemos ya del PSC, ¿podemos decir lo mismo en otros lugares? Pareces pasar por alto que, desde el comienzo de la crisis económica, Cataluña, siendo la segunda CCAA en aporte y que más produce, sufra los recortes más salvajes en educación, sanidad, pensiones, los precios más caros. ¿Dónde nos hemos equivocado en la cuenta? Esto, más el anticatalanismo creciente (no olvidemos que el PP gobierna gracias a él) hacen que el número de catalanes que quiere que cambie la relación con el estado, cuando no irse, sean hoy mayoría. Si la respuesta y la lectura es la que tú propones pienso sinceramente, e igual me equivoco, que no les van a faltar razones para irse, y no tardarán más de una generación.

        2.Mi “lejanía” es más bien muy cercana, así que no es un argumento. Muy bonito el discurso del presidente el día del patrón, pero ¿qué va a hacer Lambán más allá del partidismo? ¿Qué va a hacer si el PSOE llega a Madrid? Trasvases, bien, ¿qué pasará si el PP lo propone y en la DGA gobierna el PP? Vamos que lo de siempre, a la espera del político de turno. ¿Bilateralidad? ¿En qué consiste realmente? ¿Volverán esos millones de deuda del Estado con la CA? Permíteme que lo dude. Más nos hubiese valido establecerla con Cataluña más que con Madrid, en vez de hacerle la cama a la primera en beneficio de la segunda. ¿Civismo? De sociedad civil, pues claro, la sociedad catalana se ha movilizado por algo, estemos de acuerdo con ello o no, sin esperar a nadie, son los políticos los que han seguido, tú hablas de otras cosas. Y lo único que me queda claro en este asunto es que no sé si Cataluña va a ser independiente este año o el próximo pero que sí que van a conseguir un cambio sustancial positivo para ellos. Para terminar por el tema,¿desde cuándo se ha cambiado la legalidad vigente de un territorio que reclama mayoritariamente otra respetándola? Si en la Transición se hubiese respetado el Fuero de los Españoles y no se hubiese trampas en términos de derecho con la “Ley de asociaciones” a saber dónde seguiríamos. Y es un ejemplo soft…

        3.Sobre el problema de los bienes, me parece que ya me he explayado aquí, pero resumo tomando como ejemplo lo de Sigena. Primero, todos los que amamos el arte debemos agradecer a Cataluña que los frescos de la sala capitular de Sigena no se hayan perdido para siempre y sobre todo de su restauración y mantenimiento. Contrasta con la demagogia del gobierno de Aragón en los 90 cuando durante una década de autonomía siquiera se ocupó de una restauración del monasterio ni de su sala capitular. ¿Dónde iban a exhibirse esas pinturas? ¿En un inexistente, aún hoy, museo de la historia de Aragón? ¿En un monasterio que está todavía con obras de rehabilitación que llegan tarde, con prisas y mal? Y hoy, ¿Los vamos a cambiar diecisiete veces de sitio? porque, el traslado de unos frescos del siglo XII-XIII es algo extremadamente delicado y lo digo porque me ocupo del mantenimiento de un conjunto, mucho más modesto, eso sí, donde vivo ahora. En cuanto al resto de bienes, es curioso que nadie le ponga un pleito a The Cloisters en Nueva York, o al Arqueológico Nacional. Y queda la consabida pregunta de saber quién vendió qué en su momento y cómo, porque el asunto de los “bienes” no puede ser considerado ni mucho menos como un lote

        4. También conozco la política de la DGA en muchos casos con respecto al patrimonio, y da un poco de vergüenza que nadie se insurja o tome medidad con las inmatriculaciones exprés de la Santa Madre Iglesia, o cuando se gasta una millonada para organizar espacios de interpretación megalómanos ilegibles como es el caso de San Juan de la Peña. No mas tarde que el sábado pasado escribe Magdalena Lasala en el Heraldo del sábado: “¿No deberían informarnos en qué punto está el conflicto y si lograremos recuperar nuestro patrimonio?”. Visto lo visto, parece que seguimos sin comprender que el MNAC es patrimonio nacional y que Sigena está habitado por la Congregación de la Familia Monástica de Belén. Si las Sanjuanistas vendieron una parte de las obras en los 80, ¿no nos encontraremos ante el mismo problema y que esos bienes pueden que pasen a ser bienes del Vaticano o de particulares por carambola en vez de “nuestros”? Estaría bien que la prensa local nos informase tambien de esto, porque simplijicar algo que es complejo es engañar a la gente, y parece que el patrimonio es lo que menos importa. Pero bueno, como da más rédito político echarle la culpa al vecino odiado que trabajar con él, tanto más cuanto compartimos una historia común, pues ya se sabe. Como ves el humo no es precisamente de las pajas sino del queroseno que se ha puesto al patrimonio desde tiempo ha. ¿De verdad no lo ves viviéndolo de cerca? ¿o es una cuestión de indignación selectiva? Sobre los papeles de Salamanca lo desconozco todo, así que ya me dirás qué pasa: para qué los queremos, por qué no vienen a los archivos autonómicos o provinciales; por qué no se pidieron directamente a Salamanca en su momento, es más importante que lo que nos diga Santi Vila que por lo poco que le he leído en otros asuntos ha buscado más tender puentes que quebrarlos.. Digamos que el nacionalismo no es santo de mi devoción, pero combatir la barretina con el cachirulo bien prieto a la sesera y ajustado a los parpados es más de lo mismo y de lo de siempre, Ni permite ver, ni pensar y mucho menos avanzar.

        5. Bueno, quizás fuiste funcionario muy poco tiempo, o quizás es que fuiste muy obediente. Como sabrás, los funcionarios están sometidos a unos estatutos, ya sean estos nacionales o autonómicos, también sabrás que cada administración prevée sanciones proporcionales en caso de incumplimiento y/o desobediencia. Al profesorado le ha tocado, entre otras cosas, hacer más horas (a ver quién es el guapo que se niega), y si hablamos ya de fiscales, policía o ejercito la cosa es todavía más clara. Llach no hace más que recordar lo evidente; ahora bien, se equivoca de parte a parte porque si lo que la Generalitat exige al funcionario no se ajustase a derecho la sanción sería para ellos, aunque entienda el gesto político que pretenden. En ese último punto estamos de acuerdo.

        6. Y seguimos con el Lluis…y es que lo de “un pajarito me dijo” entre chatos de vino, cañas y vinagres no es sino un argumento de autoridad que no demuestra nada, y que además cierra todo debate pues como no estábamos allí es irrefutable, Palabra de Evangelio. Como yo no sé lo que mirlos y alondras se contaban, y que sigo sin saber el alcance del enorme control e sobre el pensamiento político de el Lluis que igual era duro, firme e imperturbable como un monolito, lo único que he hecho ha sido informarme un poco a ver lo que el pollo salvaje dice de sí mismo. No sé si os va a quedar claro o no: http://cultura.elpais.com/cultura/2012/10/19/actualidad/1350646518_309023.html También podéis escuchar “País petit”o intentar entender la rápida apropiación nacionalista de “Viatge a Ítaca” de Kavafis, sin que el intérprete emitiese la menor queja. Pues eso, los que lo conocéis, pedidle explicaciones a él, no a mí.

        7. Me ha resultado sorprendente leer que tu trabajo como crítico musical (cosa que siempre has hecho muy bien y sigues haciéndolo) es ahora recomendar a los partidos políticos su fondo sonoro, muy sorprendente. En cuento a la lista que propones, es tu opinión, y no tiene nada que ver con que hayas ejercido tu trabajo seriemente desde siempre. ¿Por qué me ha parecido una broma, sin tomarte como bromista? Quizás porque son tan previsibles, tan sencillas, tan usadas que la reapropiación por la gente que es más bien liberticida se hace con toda facilidad. La libertad, pienso, es algo que se ejerce, que se gana, no lo da ningún sistema político, casi todas las canciones de esa lista adolecen de esa pegada y en su defecto carecen de hondura poética, con la excepción de la Dylan . Aún y todo, me gustan casi todos esos temas por otras razones, pero así, el de Neil Young ha sido utilizado en los mitines de Trump, el de los Who plantea un cierto hippismo,descafeinado, producto de una época que vendía mucho, en el que un día recitaban eso y otro, nacionalismo; el de Peter Tosh ha sido sobado hasta la saciedad y “Freedom”de Hendrix es tan inocuo como “Imagine”, que a pesar de la belleza melódica que tiene es desesperante como mensaje. En mi opinión, no hay invitación a nada factible ni lectura sobre lo que ocurre a pesar de los buenos sentimientos. Huelga decir que en el contexto español “L’estaca” como relectura tiene en términos de comunicación política y en la actualidad infinitamente más guiño e impacto, y más aún tratándose de Podemos, que en eso son muy buenos, en otras cosas mucho menos. Por cierto, la única versión que me gusta de “Chimes of Freedom”( canción por otro lado cantada en la primera presentación presidencial de Bill Clinton…) es la que aparece en “Another side of Bob Dylan” que es la única que me permite apreciar la fuerza de la letra. Las demás me parecen horrendas, justo por lo contrario.

        8. De un tiempo en esta parte, he visto cómo mucha gente de tu generación aleccionan sobre el “respeto”…Para que nos entendamos: decir que el trabajo de un artista te parece nefasto no es una falta de respeto, decir que el personaje público que encarna lo es, tampoco; decir que es una persona nefasta, cosa que yo no he hecho, sí lo es . Si te releemos tú das cera en tu espacio como consideras se llamen Beyoncé, reggaetoneros, raperos, DJs u otros, y aquí el personaje público de Llach recibe lo suyo, para no irnos muy lejos. Estás en tu perfecto derecho. Como en tu derecho estás de hablar de prepotencia aunque se te lean exigencias a ciertos artistas metidos bajo el mismo saco tachados de “tibios”, lo que denota cierto maniqueísmo, o cuando derrochas desprecio hacia una parte de la juventud bajo el manto de una cierta superioridad intelectual sin comprobar, que bien te podrían dedicar, con cariño, un “Old Man”. Harina de otro costal es la llamada solapada a la violencia (sea esta física o verbal) en cuanto se rebate con una cierta firmeza, pero no te preocupes, no eres el único: algunos de tu generación suelen sacar esos resabios autoritarios de otro tiempo faute de mieux. Perotampoco te preocupes, somos unos cuantos en nuestra generación, que peina canas, los que sufrimos de jóvenes los estacazos gratuitos de rockers, moteros, nacionalistas y curas oficiantes, y desde luego, aprendimos a defendernos. Vaya si lo hicimos. Bueno, permiteme decirte sobre este tema, con todo el respeto y cariño, que ya sé que no ves las estaca, eso lo he entendido a la primera, pero que tampoco ves la viga.
        Échec au roi.

  3. ufffff dijo:

    ¡Bonito tema para el fin de semana! Mi punto de vista:
    El independentismo catalan (y vasco) que no nacionalismo, tiene sus bases en el final del siglo XIX por un quítame allá unos aranceles para el textil catalán.
    No tiene ningún sentido histórico (nunca ha habido una Cataluña independiente) tal como entenemos ahora las naciones, o países (conjunto de normas yacuerdos que nos ponemos los ciudadanos en busca del bienestar general). Las naciones países se formaron hace siglos, en Europa, digo.
    La Constitución española es la garantía de que solucionamos los problemas siempre con acuerdos, nunca con enfrentamientos (recordad lo que pasó no hace mucho en España, una barbaridad que no puede repetirse)
    La existencia de la UE es la garantía de que no vuelva a ocurrir lo que pasó en la primera mitad del siglo XIX en Europa (una auténtica escabechina).
    El problema no es llamar o considerar nación a Cataluña, sino que éso connlleve consecuencias administrativas ( sólo con pensar el papeleo quese produciría con una Cataluña independiente me dan ganas de llorar).
    Los derechos se aplican a los individuos, no a los pueblos, ni a las lenguas.
    Cataluña es una Autonomía del Estado español, por lo tanto NO PUEDE separarse del mismo. Un parlamento autonómico no puede declararse independiente. Lo mismo que un McDonald no puede declararseBurger King.
    Y sí, son muy cansinos y muy desagradables.
    Saludos

  4. Brand Old Sound dijo:

    Y aquí dejo una lista alternativa si os queréis hacer una mix tape con lo que os guste como dicen los modernos o disparar sobre el pianista.

    “Para la libertad”, Serrat/Miguel Hernández
    “ Freedom” Charles Mingus
    “ Heureux qui comme Ulysse” Brassens/Colpi/ Joachim du Bellay
    “The Partisan” Léonard Cohen/Emmanuel Astier
    “Attica Blues” Archie Sheep
    “ Calice” Chico Buarque/Gilberto Gil
    “Canto a la Libertad” Labordeta, of course!
    “Zombie” Fela Kuti
    “Freedom” Beyoncé, por joder la marrana y atraer a jovenzanos, en especial los spokenword de Kendick Lamar/White
    “Ni Dieu ni maître” Léo Ferré
    “ The Meeting” Elaine Brown
    “ Pajarillo Verde” Soledad Bravo
    “ Fight the Power” Public Enemy
    Cualquier tema de “We insist” Max Roach/Abbey Lincoln/ Coleman Hawkings, Olatunji

    Y en estado de las cosas, pacifismo y fraternidad, unos cuantos anti-Imagine

    “Frères Humains” Léo Ferré/François Villon
    “Sag Mir Wo Die Blumen Sind” versiones de Marlène Dietrich, Pete Seeger o Einstürzuende Neubauten, las tres muy buenas y muy diferentes.
    “Jaurès” Jacques Brel
    “ Svalutation” Celentano,que gustará sin duda a nuestro Matías
    “ Everybody knows, Leonard Cohen

  5. Brand Old Sound dijo:

    Este mensaje es para Woody y Juan Luis. Lo hago aquí porque si lo hago en el hilo la cosa se estrechará y se leerá mal.

    Woody, yo tengo un lado spinozista. Pienso que lo único que tenemos en común es el impulso vital de “permanecer en nuestro ser” y de desarrollarnos. El problema es que la gente que vive en el planeta es tan diversa y con situaciones, en el mayor de los casos de precariedad, y contextos tan diferentes que este impulso se declina de muchas maneras. Eso no impide que nos entendamos y que podamos desarrollar la empatía. Yo creo que lo que falta es el respeto de esa diversidad que se presenta como algo negativo por intereses económicos de particulares. A partir de ahí se puede llegar a comunicar y aceptar que surjan conflictos para sobrepasarlos más allé de ese “With God on our Side” que tanto nos gusta a todos.

    Para Woody y Juan Luis. Más o menos de acuerdo con esa lectura a la vez metafísica e histórica del nacionalismo. En cuanto a la historia solo añadiré que la consolidación de los estados europeos actuales se hizo desde el nacionalismo y que eso hemos heredado. Ahora bien, estamos hablamos de unos nacionalismos sin estado y con un devenir histórico particular en un estado, de corte nacionalista como el español que concurre dopado frente a los otros.y dentro de los mismos de un nacionalismo cívico como el catalán que es diferente históricamente del vasco con su continuido recurso a las armas. En ese caso, me quedaré con lo que me dijeron hace poco en un tren: “yo no soy nacionalista. Soy independentista. Quiero que esto cambie” y así, muchos. Pérez Reverte, que no es nada santo de mi devoción ni mucho menos ni tampoco sospechoso de ser catalanista, lo explicaba con acierto en una entrevista a Evole, diciendo que se estaba nutriendo una ilusión por un proyecto, y que el proyecto España tal y como es no ilusionaba, ni en Cataluña ni en algunos casos fuera de ella. Por otro lado, soy poco amigo de las banderas y de las fronteras, pero si no se respeta ni tu identidad ni lo que opinas desde otro nacionalismo entiendo que un modo de defenderte sea refugiarte en otro, seas cabileño, palestino, judío o checheno. Y digo que no tengan excesos, solo digo que es entendible. Auí, más que hablar de nacionalismos, hablamos de la relación entre dos nacionalismos, y la existencia de uno de ellos intrínseca al primero. En cualquier caso preferiría que las cosas fuesen de otro modo, pero no creo que el nacionalismo español y su concepción del territorio vayan a diluirse. Para mí, ese es el problema, y su solución no solo será algo positivo para Cataluña sino para todos los habitantes del estado.

    • Woodyalle dijo:

      Brand, siempre sigo tus post e intervenciones en este blog con especial atención. Siempre aprendo algo de ellos y te nutres de contenidos irrefutables. De verdad que es un placer leerte. Pero en el caso éste de los nacionalismos reconozco una terrible desidia y pereza en los argumentarios de cualquiera de los bandos, probablemente porque en mi listado de prioridades y pilares vitales, mis raíces geograficas aparecen muy al fondo. Probablemente, no sea la persona más indicada para hablar de nacionalismos, porque más que detestarlos, que sí lo hago, no los entiendo, pero por poner un pero a tus sólidos argumentos, te diría que das la impresión de que hablas del sentir de un pueblo, de la voz de la conciencia de la totalidad de una comunidad y, lo que yo he visto en los medios, que ya sabemos que no son muy fiables pero en uno y otro bando, es que en Cataluña hay menos de la mitad de la gente con aspiraciones secesionistas, y un pelín mas de la mitad que no quieren separarse de España. Que digo yo que estos también tendrán algo que decir… De hecho en las últimas elecciones hubo más votos de los partidarios de seguir unidos a España que los que no. Y también merecen ser escuchados.
      Dicho ésto, reiterar mi fatiga por la querencia a un pedacito de tierra (suele ser inversamente proporcional a la querencia y respeto por los seres humanos en general) y decirte que pese a lo instruido de tu soliloquio, me lo paso mucho mejor cuando sientas cátedra con tu saber sobre música.
      Keep going, bro…

      • Brand Old Sound dijo:

        Pienso que no nos referimos a lo mismo. No, no hablo de nada trascedental que haga referencia a un pueblo ni al territorio sino del sentir mayoritario de los catalanes (nacionalistas y no nacionalistas), que si bien, como señalas (y he señalado) no es mayoritariamente independentista (aunque está tan ajustado que ya veríamos lo que sale en un referendum según el momento político) sí que desean un cambio de relación con el estado y que este se dirima por un referéndum. Lo señalan todas las encuestas de opinión, tanto catalanas como nacionales. Y es que claro, olvidamos que no se trata de dos bandos. Y por supuestísimo, los que son contrarios a la independencia (como lo sería yo si fuese catalán) tendrían algo que decir si se les preguntase en un referendum, evidentemente. Sobre los pedazos de tierra, citaré a Ufff que hace algún tiempo señalaba que los catalanes no pueden decidir por un territorio que no les “pertenece”… Aquí hablamos de las personas que viven en Cataluña, todas ellas y del respeto sobre cómo desean vivir su futuro, sea el que fuere, lo entendamos o no,

        En cuanto a la música, por ahí he dejado algunos títulos. Pienso que algunos quizás te agraden, saludos y a seguir tan bien.

        • Woodyalle dijo:

          Yo creo, como Churchill, que la democracia es el menos malo de los sistemas políticos, aunque cada vez albergo más dudas… por lo que sí me parece bien que se celebre un plebiscito para calibrar el sentir popular. Éste es uno de los pocos privilegios que nos quedan a los ciudadanos de a pie, por lo que a esto ninguna objeción. Ahora bien, ¿es lícito votar por todo aquello que nos pase por la mente? Imagina por un momento que una de las Comunidades Autónomas de España decidiera celebrar una votación para decidir sobre el derecho a tener armas y poder utilizarlas en defensa propia. Vamos, una tercera enmienda de la Constitución Americana. Creo que a una gran parte de la sociedad le parecería una barbaridad y, sobre todo, iría en contra de los principios de la Constitución Española. En el caso de la secesión de Cataluña, ocurre lo mismo que en el caso anterior. No cumple la Constitución. Soy el primero que reconoce que nuestro “libro sagrado” se ha quedado obsoleto y necesita un reajuste urgente. Pero empecemos la casa por los cimientos y cambiemos la Constitución. A partir de ahí podemos hablar de otros asuntos. Si no, al final esto acaba siendo una puñetera anarquía.

          • Brand Old Sound dijo:

            Nada fan de Churchill ni de todo lo que le prestan, soy más fan de ti y de lo que dices ;-). El problema de la Constitución es que es interpretable, pero siempre se interpreta se manipula o se reforma de un tiempo a esta parte desde el ejecutivo contra el sentir de la gente. Las leyes están hechas para proteger a la gente, y cuando hay una mayoría que piensa que no le protegen estás acaban siendo cambiadas y reformadas o directamente abolidas. Los edificios políticos, como las monedas, funcionan porque la gente cree en ellas, cuando dejan de creer, caen. En cuanto a la vía directa referendaria, en Suiza funciona bastante bien, aunque tenga sus límites. Saludos

          • Brand Old Sound dijo:

            Y por cierto, la anarquía como ética está pero que muy bien. Si los políticos catalanes y nacionales fuesen más anarquistas y menos nacionalistas nos iría mejor. 😉

  6. Folk dijo:

    a mi me hace gracia esto que sucede en Cataluña, por que parece que por parte de determinadas institucionesse quiera crear un catalan clonico, cuando cada catalan pensará como le salga de las narices como todo hijo de vecina, pero dicho esto si hay una prioridad en Cataluña es que la sanidad funcione como dios manda, que un artista catalan que escriba libros pueda tener la consideracion de artista catalan aunque escriba en castellano, que se arregle el tema del paro, etc…y con las manidas explicaciones por parte de algunos politicos catalanes de que “el pueblo ha de hablar”. pues tambien es pueblo el resto de España y tambien podrian pedir un referendum para decidir si quieren que Cataluña siga o no es España…

    ademas que es curioso que este asunto se haya inflao tanto en Cataluña cuando algunos mandamases catalanes igual le veian las orejas al lobo de sus chenchulleos y tal, y así la gestion nefasta de algunos de esos politicos pues quedó diluida por todo este lio que se ha montao…y en fin…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *