Acotaciones al retorno de Bowie

Una: el desconocimiento universal de que Bowie estaba grabando es un cerrojazo en la boca, al modo del mozartiano Papageno, para todas esas estrellonas que lloriquean -cuando no entran en infame persecución contra un fan zaragozano-, aduciendo que les han robado una canción para colocarla en Internet, justamente unas semanas antes de su edición. Promoción rastrera. Hasta en una jaula de fieras se puede mantener un secreto.

Dos: Si no hubiera sido por este silencio, por su enfermedad y por los diez años de ausencia, este nuevo disco se hubiera recibido casi con el mismo sigilo, por no decir indiferencia, con que se recibían sus últimos trabajos antes de quitarse del medio. ¿No habrá sido el secretismo una forma de marqueting del ‘maquiavélico’ Bowie?

Tres: Pues sí, aquella foto de un señor mayor, que salía de un supermercado de Nueva York, era la del mismo Bowie, que no estaba haciendo vida de jubilado sino que llevaba dos años grabando un disco en la misma Gran Manzana. ¡Morded el polvo paparazzis!

Cuatro: No más mudas de piel del Gran Camaleón. Lo que hay en su disco de ‘resurrección’, ‘The Next Day’, está sacado del armario del pasado. Unas veces, los trapos son de la época funk americana de mediados los setenta, otras del baladismo último, otras del rock agresivo de Tin Machina, otras de la etapa berlinesa…, lo que no significa que sea un disco antiguo. Eso sí, no va a cambiar el curso de la música, como lo cambió ‘Ziggy’, por ejemplo. Y suena eficiente.

Cinco: ‘Where Are We Now’ fue un single despistante. El Bowie compasivo que allí se traslucía no tiene nada que ver con el resto de las canciones del álbum.

Seis: Las letras hablan de soldados, historias medievales, Berlín…, pero todo difuso, y hasta tan críptico que ni su propio productor, el veterano Tony Visconti, es capaz de explicarlo.

Conclusión: ‘The Next Day’ no es un mal disco, bien al contrario, pero tampoco una supernova. Tiene varias baladas (la mejor moldeada, ‘You Feel So Lonely’), un par de funkys correosos, varios latigazos rockeros, un despunte retro pop cincuentero… y unos cuantos agujeros negros. Se aguanta bien, pero si hubiera sido el sucesor de ‘Reality’, me temo que volvería entre algodones y el sigilo.No se olvide que apenas vendía discos y que la crítica inglesa, como ha recordado Manrique,  le denominaba The Dame, algo así como una ‘vieja loca’ fuera de tiempo, acabada. Pero el secretismo, como arma de marqueting, si es que así se previó, amén del morbo desatado por esos diez años de ausencia debido a sus problemas coronarios, que hacían pensar en un Bowie que ni estaba ni se le esperaba, van a amplificar el eco de este disco. Y si hace gira, ni qué decir. Explotarán las taquillas.

Esta entrada fue publicada en Internacional. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Acotaciones al retorno de Bowie

  1. Borja DJ dijo:

    Me gusta bastante este disco

  2. ufffff dijo:

    Las conjeturas sobran. Un disco nuevo de Bowie tiene valor por sí mismo, da lo mismo que sea bueno o malo. De momento las dos canciones primeras me parecen muy buenas. Más que suficiente. Salud.

    • Matías Uribe dijo:

      Hombre, si es por esto cerramos blogs, periódicos, televisiones… nos ponemos de rodillas y adoramos el becerro de oro, por mucho que se llame Bowie o san Nick. Algo se podrá opinar, digo, de quien sea, por muy superestrella que se trate, pero si hay que pedir permiso a uffff, pues vale. Ya dirás las horas de despacho. Por cierto, no son conjeturas, son acotaciones.

      • ufffff dijo:

        No era mi intención parecer tan seco, lo siento. Quería decir que no es lo mismo éste disco, al final de una larga carrera, que otro de un principiante. Estamos viendo la vejez en el rock and roll, yo, por lo menos.Saludos y permiso concedido.

  3. Laia dijo:

    Mmm aún no lo escuché… no me sienot con derecho a opinar. Pero he leído detenidamente tu post, Matías, cuando lo escuche lo analizaré.

  4. Weicher dijo:

    Supongo que el hecho de que el disco este a rebosar de temazos no cuenta. No sera que, ante la promocion mediatica, ha adoptado la posicion talibanista contraria? Por cierto, y se lo dice un fan de Bowie que piensa que no solo Ziggy, Hunky Dory y Station to Station (por cierto, para criptica, la letra de esa obra maestra) cambiaron la historia de la musica, sino tambien Outside: el disco es largo, si, y fantastico, y el hecho de que tenga temazos sinfonicos geniales como I can see you, por ejemplo, deberia ser motivo de regocijo ante el (pues si) bastante desolador panorama mainstram actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *