La TCP, fuera de la lista europea

Golpe bajo y duro al proyecto logístico de Aragón. Europa decide por su cuenta y sin contar con España dejar a la Travesía Central del Pirineo (TCP) fuera de las redes transeuropeas financiables hasta 2020. O lo que es lo mismo, dejar el proyecto sin futuro y prácticamente muerto. La decisión es por el alto coste del mismo, pero a nadie se le escapa que ha pesado y mucho el criterio político a la hora de elegir los diez de los treinta proyectos que se mantienen en los planes europeos.

El ministro de Fomento, José Blanco, como ya hizo su antecesora Magdalena Álvarez, pese a las reclamaciones de Aragón, no han escondido su apuesta por el corredor mediterráneo y por el atlántico. Sobre todo por el primero, al que llevan apoyando con presupuestos, actos políticos, presentaciones en Barcelona y Bruselas desde hace dos años. Con fotos y con declaraciones. Unas para apoyar al entonces presidente catalán, José Montilla, y otras para ver si CiU le daba el voto al PSOE en los presupuestos generales para aguantar la legislatura. Pero ni por esas, los nacionalistas los han dejado tirados tras el desastre en las urnas del 22 de mayo.

No hace falta mucho para darse cuenta de que el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso (conservador portugués), entendió el mensaje a la perfección: el corredor mediterráneo, que es más barato y políticamente correcto, a cambio de la TCP. Y para apoyar a los suyos, mejor hacerlo ahora para que caiga el cabreo en el saco de Zapatero y Rubalcaba y así le evita el mal trago a Mariano Rajoy si gana las generales. Y encima, el presidente catalán, Artur Más, protestará porque le parecerá insuficiente y CiU justificará sus críticas a Zapatero e insistirá en elecciones anticipadas.

Toda una lección magistral de política de Estado y de estrategas europeos y españoles. En lugar de abrir los Pirineos centrales y potenciar esa área económica enlazando con el Magreb y el centro del continente, apuestan por dar más aire a las comunidades con tensiones nacionalistas e independentistas que cuestionan el modelo constitucional. La articulación de un proyecto político también se hace con las infraestructuras que vertebran los territorios.

Sin la TCP, la propuesta logística de Aragón queda coja y con problemas para remontar en el futuro. Un problema muy serio. Ahora a ver cómo salen del paso y qué excusas ponen Zapatero y Blanco.Y Marcelino Iglesias, que no se merece dejar la presidencia de Aragón con un borrón de este calado por la negligencia de otros. Mientras tanto, el Canfranc sigue en el olvido.

Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a La TCP, fuera de la lista europea

  1. BEN dijo:

    Pues la verdad, son tantos los borrones que deja Marcelino por “méritos” propios, que uno más, no importa.

  2. Sr. Valero: ¿por qué aquellas comunidades con fuerte personalidad política (léase nacional), con tensiones nacionalistas o independentistas parecen ser más eficaces en la defensa de los intereses que les afectan que otras, como Aragón, siempre se muestan fieles hasta la extenuación a una España que (también) parece menospreciarlas? ¿Por qué piensa Vd. que aquellas primeras actúan incorrectamente? ¿Acaso deberíamos nosotros (desde Aragón) darles lecciones? Y, en ese caso, yo me pregunto ¿de qué? Unos tienen a Tremosa trabajando en Europa y a Durán y Lleida haciendo lo propio en España. ¿A quién tenemos nosotros?

  3. Carlinhos dijo:

    Pero a ver, ¿acaso no sale Zaragoza en el corredor Madrid – Mediterráneo? (al menos sí aparece en el mapa que publica Heraldo).
    ¿Por qué entonces dicen que “la apuesta logística de Aragón se queda coja sin la TCP”? Si de Madrid a Francia siguen pasando por aquí. ¿Es que esperaban que de Valencia a Francia pasaran por Zaragoza? ¿De verdad esperaban eso? Amos, anda …

    Miremos HACIA ADELANTE. Se acabó el debate “TCP o Canfranc”. Algunos no querían apoyar al Canfranc porque pensaban que eso enterraría la TCP. Pues ahora que ya está muerta, APOYEMOS TODOS EL CANFRANC. Cuesta 10 veces menos que la TCP y sí, a Zaragoza a lo mejor le hace menos papel. Pero a Huesca y provincia mucho más (la TCP me temo que pasaría por debajo de la provincia sin dejar un euro).

    Y apostemos también por el “Corredor Cantábrico-Mediterráneo” que básicamente es conectar Zaragoza con la “Y” Vasca (con Tarragona ya estamos conectados). La conexión Barcelona-Cantábrico necesariamente será por Zaragoza. La conexión Valencia-Cantábrico también tiene posibilidades de ser por Zaragoza.

    Propongo que dediquemos el día de hoy a llorar la TCP, y desde mañana TODOS A FAVOR DEL CANFRANC Y EL CORREDOR CANTÁBRICO-MEDITERRÁNEO.

  4. Carlos dijo:

    El bajo perfil de los políticos aragoneses hacen posible estos reveses. Donde no hay mata, no hay patata.

  5. moscacojonera dijo:

    Las mas antiguas canciones reivindicativas, ya lo hacían con el Canfranc.
    Nuestro victimismo ancestral solo es comparable a nuestra ineficacia como región. Es decir, han pasado años, gobiernos de aqui y de Madrid, políticos de todo pelaje….., pero me tranquiliza que el muñidor de la estabilidad de Aragón, el clavillo del abanico, el que descendera desde el monte Olýmpos al Ágora, para desasnar a sus señorías, este, seguro que ahora sí, ……… ¡nos lo arregla!.

  6. Oroel dijo:

    Un par de cuestiones:

    Primera. Con el revés de la TCP no se acaba el mundo. Con TCP o sin ella hay muchas cosas que hacer. La más obvia es su alternativa, más modesta pero también más barata y rápida de ejecutar: el Canfranc. Y por supuesto el corredor Cantábrico-Mediterráneo, que otros han citado y que para Aragón y Zaragoza es tan importante como la TCP.

    Y la prolongación de la carretera de Zaragoza a Sariñena hasta la comarca del Cinca Medio, que cada vez está basculando más, económica y lingüísticamente, hacia Cataluña por su falta de comunicación directa con la capital del Valle Medio del Ebro. A la eficaz estructura radial de las comunicaciones de Zaragoza le falta, absurdamente, el cuadrante nordeste, que concluye contra toda lógica en Sariñena, cuando debería prolongarse, por un terreno además llano y fácilmente practicable, hacia una de las zonas más pujantes de Aragón.

    Y segunda. Los intentos del autor del comentario, Sr. Valero, de inculpar a la derecha, con esa referencia a la adscripción ideológica de Barroso (“conservador portugués”), y su supuesto propósito de cargar la elección de la TCP a los actuales dirigentes españoles para que la culpa no caiga luego sobre Rajoy me parecen excesivamente forzados y obvios. Y malintencionados.

    Como me parece forzado y fuera de razón su intento de exculpar a Marcelino Iglesias. La trayectoria de éste con el tema de las “transferencias hídricas” a Cataluña, la política lingüística (ya saben: el catalán es lengua histórica y propia de Aragón, pero no lo es el castellano), los convenios televisivos que conceden a Cataluña la emisión en treinta y cuatro repetidores aragoneses a cambio de dos repetidores catalanes o su pasividad de años con el contencioso de los bienes eclesiásticos, restan credibilidad a cualquier pretendida defensa de Marcelino de los intereses aragoneses frente a Cataluña.

    En mi opinión, la presencia de Marcelino Iglesias al frente del gobierno aragonés durante doce años ha sido uno de los éxitos del nacionalismo expansionista catalán.

  7. luis dijo:

    en mi opinion,lo que le falta a Aragon, a la vez de politicos competentes,son VOTOS ,somos la comunidad que menos habitantes con derecho a voto.
    estamos copados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *