Ricos vinos y buena cocina en Bodegas Care

Ricos vinos y buena cocina. Una combinación muy atractiva para los que disfrutamos con la gastronomía. Eso es lo que me encontré ayer en el restaurante de Bodegas Care, en Cariñena, a donde fui a catar algunos vinos de las nuevas añadas que están saliendo al mercado y otros de la cosecha de este año que ya están en depósito, como el blanco chardonnay, que anuncia un gran potencial aromático pese a las dificultades derivadas de la fuerte sequía de este año.

De aperitivo, tataky de atún rojo marinado.

El caso es que el coqueto restaurante de la bodega lo lleva desde hace unas semanas Silvio González, un joven chef formado en la Escuela de Hostelería de Miralbueno y que ha ejercido, entre otros restaurantes, en La Ontina, de Zaragoza, a las órdenes de Ramiro Sánchez. Alguna vez os he hablado de que tengo el convencimiento de que los artistas de la cocina tienen un don, ese duende que unos pocos privilegiados dejan patente en los platos que salen de sus fogones. Y creo que este cocinero es uno de esos pocos profesionales a los que me refiero. Además, cuenta en la sala con gente de muy alto nivel, actuando como jefe Manu Jiménez, otro gran profesional que conoce muy bien los entresijos del vino y de la coctelería.

Confit de pato deshuesado en costra de cebolla caramelizada.

El caso es que en el restaurante se ofrece un menú del día muy atractivo por 15 euros y otro degustación por 24 que colman las aspiraciones de los más exigentes paladares. Ambas propuestas van cambiando cada semana para que quienes repiten puedan disfrutar de las tratamientos del chef a los productos de temporada. Esta semana, el menú del día se compone de un entrante, a elegir entre los siguientes: Ñoquis de patata con salsa al gorgonzola y nueces con polvo de tomate, lascas de parmesano y aceite de trufa; verduras asadas sobre ajoarriero de piquillos con patata mortero, polvo de ceps y vinagreta de hongos confitados; huevos rotos a lo Care, timbal de patata pochada sobre huevo confitado, crujiente de jamón de Encinacorba y virutas de foie; o timbal de perdiz roja escabechada, mortero de patata ácida, cebolla confitada y tomate concace con salsa de mostaza y miel y crujiente de tomate seco.
Para el plato principal, se puede elegir entre: Suprema de merluza reposada en aceite de empeltre y ajos tostados con toques de tapenade y crujiente de puerros; confit de pato deshuesado en costra de cebolla caramelizada a la miel con puré de melocotón; entrecot de lomo de buey a la plancha con guarnición de patatas confitadas y escalibada; o pechuga del corral de la abuela rellena de hongos y ciruelas sobre coulis de arándanos y bastones de trigueros. De postre, semifrío de queso Idiazábal y carne de membrillo con coulis de arándanos, fisalys y helado de reducción de garnacha. Para beber, botella de Care Rosado o de Care Roble. Este menú lo sirven de lunes a viernes.

Semifrío de queso y carne de membrillo con helado de garnacha.

Los fines de semana se ofrece el menú degustación por 24 euros, que incluye un aperitivo, un entrante frío, otro caliente, un principal (carne o pescado) y un postre. Si se opta por solo un entrante, el menú cuesta 20 euros y si se quiere probar los dos segundos, el precio asciende a 28. Además del vino incluido en el menú, las botellas extra se sirven a precio de la tienda que hay en la bodega, lo que es un atractivo para grupos. Así, el rosado cuesta 4,50 euros, el blanco 6,50, el Finca Bancales 9,50 y el XCLNT 19,50. Otra posibilidad es probar los cinco caldos que van el que llaman carro de vinos, con las mejores referencias de la bodega, que se sirven por 6 euros.
Lo dicho, todo un lujo para quienes se acerquen por Cariñena, ya sea a visitar la bodega o por otros motivos, o para quienes pasen por sus inmediaciones. El horario de visita de la bodega es a las 12.30 todos los días y a las 12.30 y las 20.00 los viernes y sábados.

Esta entrada fue publicada en Cocineros, productos, recetas, restaurantes, vinos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Ricos vinos y buena cocina en Bodegas Care

  1. Gastrónomo dijo:

    Un muy buen sitio.

    El vino blanco chardonnay de bodegas Care es increible.

    Muy buena y acertada recomendación

  2. ester dijo:

    Estuve comiendo allí en julio y merece la pena, bonitas vistas de los viñedos y muy buena cocina 😉

  3. Begoña dijo:

    Este sábado 23 de marzo estuvimos unos amigos en una cata y posterior comida en su restaurante, creo que todavía estoy soñando con la maravilla, fabulosa… velada, impresionante, nos comentaron que cada mes cambian de menú, ya hemos decidido volver.
    Gracias

  4. Javier dijo:

    Excelente relación calidad-precio. Lástima que este tan lejos de casa…
    Muy buena cocina y los vinos a precio de bodega..

  5. Maria dijo:

    Muy buena comida,calidad- precio,y un excelente trato al cliente,siempre con ganas de complacer

  6. He tenido la oportunidad de disfrutar de su gastronomía acompañado de un buen vino. Es altamente recomendable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *