Ciencia en el refranero: “Con fruta y verdura la vida perdura”

fruta

“De hambre a nadie vi morir, de mucho comer cien mil”, dice el refranero. Y la ciencia lo confirma. Cada vez son más los estudios científicos que relacionan las dietas bajas en calorías con una mayor esperanza de vida. Los análisis bioquímicos han permitido identificar más de una decena de genes que podrían explicar la misteriosa relación entre dieta y edad. Además, en humanos se ha demostrado que comer menos puede rebajar sensiblemente el riesgo a padecer diabetes o enfermedades cardiovasculares. Incluso recientemente se ha comprobado que reducir la ingesta ayuda a prevenir el Alzheimer.

La mejor prueba viviente de todo ello la aportan los habitantes de la isla japonesa de Okinawa, donde 20 de cada 100.000 personas superan un siglo de vida. Además de vivir en la alta montaña y dedicarse a la agricultura, los okinawenses llevan a rajatabla el refrán castellano de que “con fruta y verdura la vida perdura”. Y es que la sabiduría popular no sólo aconseja a quien quiera vivir sano que “coma poco y cene temprano”, sino también cómo cuidar el tipo de alimentos que ingiere.

El exceso de proteínas y grasas, por ejemplo, ha demostrado reducir la longevidad drásticamente en la mosca del vinagre según un reciente estudio de Plos Biology (“carne y pescado en una comida, acortan la vida”). Tampoco conviene abusar de la sal, ligada a la tensión arterial alta y las enfermedades cardíacas (“no comas mucha sal, que te harás viejo”), aunque sí incluir en la dieta buenas dosis de aceite, que es, según el dicho, “armero, relojero y curandero”.

Tampoco le falta razón al refrán “comamos manzanas todo el año y la enfermedad sufrirá un engaño”, como ha demostrado el doctor Eric Gershwin del Centro Médico UC Davis, en California. Gershwin ha descubierto que la manzana no es sólo un buen antioxidante, sino que además inhibe los procesos celulares que conducen al desarrollo de la mayoría de las enfermedades crónicas, como las cardiopatías y el cáncer.

A la hora de llenar la copa, la sabiduría popular ha atribuido siempre al vino muchas de las propiedades que recientemente ha confirmado la ciencia. El zumo de uva fermentado es digestivo, previene los catarros, cuida el corazón y tiene un efecto antiinflamatorio en encías y dientes, entre otra larga lista de propiedades. Aludiendo al refranero, “el vino alegra el ojo, limpia el diente y sana el vientre”. Por otro lado, los efectos somníferos de la melanina de la uva descubiertos recientemente por científicos italianos avalan el refrán “a mala cama, colchón de vino”. Al fin y al cabo, parece que “a nadie le hace daño el vino, si se toma con tino”, en una dosis que los expertos establecen en dos copas al día. Otros refranes sitúan al vino en compañía del ajo, como “comer ajo y beber vino, no es desatino”, o “vino puro y ajo crudo, hacen andar al mozo agudo”. Y no se equivocan: el ajo ha resultado ser un arma potente contra el colesterol, que aumenta las defensas, previene la hipertensión y alivia el dolor.

Publicado en octubre de 2006 en Tercer Milenio

Esta entrada fue publicada en Salud. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Ciencia en el refranero: “Con fruta y verdura la vida perdura”

  1. Silvia dijo:

    Qué bueno

  2. andrea barajas casillas dijo:

    muy agradecida me sirvieron mucho sus refranes

  3. bebitaa ramos dijo:

    no encontre ninguno k me sirviera

  4. younes dijo:

    sus refranes mehan servido mucho

  5. sus refranes me ayudaron muxo graxias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *