Semana de pasión en Larantuka.

semanasanta1

Procesión del Domingo de Ramos en el poblado de Weri, Larantuka. DIEGO ZAPATERO

Mirándo hacia el pasado, en épocas de galeones surcando el océano índico, en la era de los descubrimientos, cuando el almirante Diogo Lopes de Sequeira hallaba Malaca en 1509 convirtiéndose en el primer europeo en arribar al sudeste asiático, con la ambición de dominar la valiosa ruta de las especias. Hace casi 600 años, décadas antes de que la orden de los dominicos encabezada por el Padre Antonio da Taveria desembarcara en el sudeste de Indonesia para evangelizar la isla de Flores, los lugareños hallaron la efigie de una Virgen María procedente de un buque mercante portugués que naufragó frente a las costas de Larantuka.

semanasanta2

Feligreses en su trayecto hacia la iglesia de Weri, Larantuka. DIEGO ZAPATERO

Cada Semana Santa, esta pequeña ciudad, capital del distrito del este de Flores, se abarrota de miles de peregrinos, no sólo procedentes de islas de los alrededores, sino también de Java, Bali, y países vecinos; que cruzan un largo y sinuoso camino para participar en las procesiones y conmemorar así, la única  pascua católica en Indonesia, que mezcla antigua devoción portuguesa con la tradición local.

Rabu Trewa

La celebraciones comienzan con el Rabu Trewa (miércoles santo), día en el que los devotos se reúnen en la capilla para rezar, recordando la traición de Judas Iscariote, que condujo a la detención de Jesús. Éste es el momento en el que Larantuka se convierte en una ciudad de luto, momento que se ahoga en solemnidad y  reflexión.

DSC_1710

Beatas vestidas de luto en la capilla de Tuan Meninu, Larantuka. DIEGO ZAPATERO

Kamis Putih

En el Jueves Santo, los devotos promulgan el ritual llamado Tikam Turo, donde las estatuas de “Tuan Ana” y “Tuan Meninu”, Virgen María y Jesucristo respectivamente, se presentan al público durante estas emotivas fechas, manteniéndose fuera de la vista el resto del año. Los devotos gritan en latín para llorar la detención de Jesús por los soldados romanos.

DSC_1465

Penitente llora frente a la efigie de la VIrgen María en la capilla de Tuan Ma, Larantuka. DIEGO ZAPATERO

Jumat Agung

La cumbre de los rituales cae sobre el Viernes Santo, protagonizada por la procesión marítima en la que el cuerpo de Jesucristo introducido en un ataúd, desfila en una canoa a lo largo de siete kilómetros, rodeando la costa hasta la capilla de Tuan Ma, donde se encuentra la figura de la madre de luto (Mater Dolorosa).

DSC_2029 crop 2

Cofrades portan el ataud de Tuan Meninu hacia la capilla de Tuan Ma, Larantuka. DIEGO ZAPATERO

La puerta de la capilla se abre excepcionalmente para acoger a los adoradores que besan la estatua de María, y oran por la benevolencia divina per Mariam ad Iesum (por María a Jesús), cantando en señal de luto por la muerte de Cristo.

DSC_2199

Devotos recuerdan a sus familiares fallecidos en el cementerio de San Juan, Larantuka. DIEGO ZAPATERO

El ritual, que revive la muerte de Jesús, continúa hasta la noche con un procesión silenciosa en la que sólo los rezos son los protagonistas.

DSC_2491 crop 2

Cofradía transporta el ataud de Tuan Meninu en la procesión del silencio, Larantuka. DIEGO ZAPATERO

Durante la Pascua, esta tranquila ciudad, situada a miles de kilómetros de la cuna del catolicismo, acoge a peregrinos de todo el mundo, que celebran la Semana Santa de acuerdo a su cultura y el legado de sus antepasados, constituyendo una de las comunidades católicas más importantes y menos conocidas del sudeste asiático.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Semana de pasión en Larantuka.

  1. Txabi dijo:

    Tradiciones tan cercanas, tan lejanas. ¡Nos vemos pronto!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *