La montaña sagrada de Java. Ruta de los volcanes 3.

Miembro Tengger junto a su caballo, inmersos en una tempestad de cenizas al pie del volcán Bromo. DIEGO ZAPATERO

Al este de Java, sobre la caldera de arena más grande del mundo, se encuentra el todavía activo volcán Bromo, con una altitud de 2.392 metros. Al sur, y como una torre, se alza Semeru, el más alto de la isla.

Allí, la comunidad Tengger, de rostros curtidos y pareos desgastados alrededor de sus cuerpos, desafía a caballo las frías temperaturas de la montaña.

Inherentemente campesinos, sus fértiles campos se encaraman sobre empinadas laderas y colinas. Sobre ellas, yacen cultivos de maíz, café, patatas, etc… Estos jinetes aseguran su sustento principalmente a base de actividades agrícolas.

Tennger, su significado.

Jinete en la cima del volcán. DIEGO ZAPATERO

Etimológicamente significa “permanecer impasible” y filosóficamente representa la nobleza de carácter (del javanés “tengering budi luhur”).

Hace cientos de años, durante el último reinado de Majapahit, la situación era incierta y tensa, la nueva religión se expandía, el Islam. Debido el caos, el rey y sus seguidores se vieron obligados a retroceder hacia el este, algunos de ellos llegaron a Bali y otros, al volcán Bromo, la montaña sagrada. En ese momento, la reina de la última saga hindú en Java alumbró a una niña, y la llamó Roro Anteng, que más tarde se casaría con el príncipe Joko Seger.

De ahí, la procedencia de la palabra Tengger, Teng (la última parte del nombre de Roro Anteng) y Ger (la última parte de Joko Seger). Este matrimonio supondría la constitución de la sociedad Tengger.

Cuenta la leyenda…

…que año tras año la región floreció de prosperidad, pero el rey y la reina no conseguían dar descendencia a su trono. En su desesperación, decidieron subir a la cima de la montaña sagrada para rezar y suplicar al Todopoderoso. Tal fue la intensidad de sus plegarias, que el cráter comenzó a rugir y seguidamente un rayo iluminó el valle. Su oración fue escuchada por Dios, que les concedería su deseada descendencia, pero con una condición, deberían sacrificar a su último hijo como retorno, un promisorio futuro al que no se podrían negar.
Niño tras niño nacieron durante los años hasta llegar al número 25, con el nombre de Kesuma. La felicidad convivía con un sentimiento sordo y triste, su promesa sería reclamada un día. Llegado el momento, Dios les recordó su pacto, pero ellos decidieron romperlo. Mientras trataban de encontrar un lugar para resguardarse junto a todos sus hijos, una terrible y repentina erupción del volcán se llevó a Kesuma al interior del cráter y el silencio se apoderó del valle. Entonces, una voz advirtió:
“ Si queréis vivir en paz y prosperidad, deberéis realizar una ofrenda anual en la luna llena del día 14 del duodécimo mes del calendario Tengger ”. 

El ritual recibiría el nombre de Kasada, y se lleva a cabo de generación en generación hasta la actualidad.

El ritual 

Creyentes comienzan la procesión hacia el templo de Pura Luhur Poten. DIEGO ZAPATERO

Mitad de la noche en el templo de Pura Luhur Poten, una ceremonia comienza para dar ofrendas al dios del monte Bromo, y velar así, por la seguridad y el bienestar de los habitantes de las aldeas adyacentes. Un chamán recita conjuros, inaugurando el ritual y bendiciendo a su pueblo sobre el mar de montañas de arena.

Al amanecer, los adoradores lanzan ofrendas, que consisten en comida y pequeños animales al interior del cráter, tal y como hacían sus antepasados. Mendigos se establecen durante los días de celebración en el mismo interior del volcán, con la esperanza de apoderarse de los obsequios arrojados.

Miembros de la tribu esperan en el interior del cráter las ofrendas del ritual de Kasada. DIEGO ZAPATERO

Aceptando el pluralismo de la fe, esta etnia es abierta y hospitalaria, siguiendo estrictamente sus tradiciones, pero muy tolerantes ante las diferencias. No se han producido más conflictos religiosos desde el pasado, y actualmente conviven con el Islam y el Cristianismo. Temiendo el efecto del karma, no se atreven a ocasionar daños a la naturaleza. Asimismo, la poda de árboles está prohibida porque creen que el bosque posee almas.

“Dios Todopoderoso creó la luz y el sentimiento en los seres humanos con el fin de crear un mundo con sinceridad de corazón. El hombre debe aprender y abrirse a Dios para comprender la plena libertad”.
Proverbio Tengger

Vista de Bromo y Semeru reinando sobre el paisaje. DIEGO ZAPATERO

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La montaña sagrada de Java. Ruta de los volcanes 3.

  1. Txabi dijo:

    Una vez más disfrutando de tu prosa y tus fotos. Deseando que llegue ya la nueva entrega.

    Destaco esta frase: “No se han producido más conflictos religiosos desde el pasado, y actualmente conviven con el Islam y el Cristianismo”.

  2. COHESIONATE dijo:

    Realmente debo conseguir llegar hasta allí; no puedo perderme tus conocimientos antes de que regreses, y en primera persona. Amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *