Nuevo juego sin instrucciones

En el mundo de las impresoras 3D cada cual puede montar en su casa una factoría de objetos.

Pronto se podrán imprimir los propios órganos; otra cosa será trasplantarlos.

Clones para que vayan a las reuniones de trabajo (o a donde sea), avatares secretos, heterónimos de carne y plástico para que vivan esas vidas a las que no llegamos.

Drones domésticos que llenarán de spam los cielos. Los cielos diurnos, aparte las rayas de los aviones, se han conservado bien a la vista. Cuando hay muchas rayas el cielo es una gráfica volátil. Hasta el último pelo está contado (esto es del Evangelio, pero viene muy bien para entender el Big Data).

El mundo se imprime a sí mismo, se clona como un bazar chino. A las impresoras 3D les falta algo poético, un hálito de vida, una palabra mágica.

Del vídeo al objeto. El siguiente paso ha de ser el objeto viviente, youtubizado, el humano 3D que funcione con alegres algoritmos y se confunda con el cierre de las bolsas. ¿Por qué han de cerrar las bolsas? ¿No podrían hacer tres turnos como las antiguas fábricas de automóviles?

Todo está en el mercado unánime de los sueños. Hoy han triunfado en la feria de Las Vegas las impresoras en tres dimensiones, somos resina epoxi iluminada por la voz divina, el soplo del verbo y pvc.

Los Reyes Magos han traído un nuevo mundo, pero hay que imprimirlo. Y encontrar (o escribir) el manual de instrucciones.

http://www.kickstarter.com/year/2012

 

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Nuevo juego sin instrucciones

  1. Pingback: Compiladores de materia y el potencial “radical” de la máquina en la pequeña escala « asincronia

  2. Impresora 3D dijo:

    Manual de instrucciones??? y si te damos el diseño de cualquiera de las que hay en el mercado y las piezas imprimibles para que cualquiera pueda hacérsela en casa y además una fuente inagotable de piezas para imprimir en tu nueva impresoras, pues nada os enseñamos el primer repositorio o biblioteca de objetos 3D imprimibles. biblioteca 3D RAScomRAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *