Abstenerse Wert

Goya2014

Fue una de las más aburridas, arrítmicas y peor realizadas. Con un Manel Fuentes que no aportó nada nuevo a una gala de los Goya que, por primera vez, no contó con la presencia del ministro de Cultura. Tú a Londres y yo a la ceremonia. En su lugar acudió el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, que no varió el gesto a lo ‘¿Dónde está Wally?’ durante todo el acto. Solo superado por el pavisoso aplauso ‘tía, te perdono la vida’ de una joven que apareció en un plano medio corto durante la retransmisión.

Fueran del Auditorio Príncipe Felipe de Madrid, las protestas de Stop Desahucios, empleados de Coca-Cola y los figurantes de cine, recibieron el apoyo de varios de los protagonistas de esta edición de los Goya.

El cine también es una forma de poner en alza esa “marca España” que reivindica el ministro de Asuntos Exteriores José Manuel García-Margallo. Pero ni se ve ni se quiere entender así. Que un ministro de Cultura no asista al principal acto del cine español no tiene excusa. Debería ser una cita prioritaria en su ‘agenda’. Mejor dicho, es una obligación. 

En el último año han cerrado 400 salas de cine, se han perdido miles de puestos de trabajo, la piratería sigue haciendo estragos y el IVA cultural no ha hecho sino empobrecer el sector. La ausencia del ministro de Cultura en la gala de los Goya es otro gesto, y muy feo, que pone en entredicho el interés del Gobierno por apoyar la cultura y la industria cinematográfica.

El director de la Academia de Cine Enrique González-Macho afirmó durante su discurso que “hacer una película hoy en día es un acto heroico”. Entre esos héroes brilló Gaizka Urresti y el cine aragonés. Urresti se alzó con el premio al mejor cortometraje de ficción por ‘Abstenerse agencias’, un excelente filme protagonizado por Asunción Balaguer, Carmen Barrantes y Andrés Gertrúdix.

Aragón también sonó con fuerza en la gala gracias al discurso del director Jaime de Armiñán, Goya de Honor 2014, con su recuerdo a la jota aragonesa y a José Luis Borau.

Por muchas abstenciones y ausencias que haya el cine español sigue y seguirá haciendo películas. Directores como David Trueba, Álex de la Iglesia, Gracia Querejeta, Manuel Martín Cuenca, Daniel Sánchez Arévalo o nuestro Gaizka Urresti, que no han parado de llevar adelante proyectos, son la muestra de que, como dijo Javier Bardem antes de entregar el Goya a Terele Pávez: “Nuestro cine está muy por encima de nuestro ministro de anticultura”.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Abstenerse Wert

  1. Carolo III dijo:

    No entiendo porque ha de recibir subvenciones o pagar menos IVA que otra industria, siendo que sus “trabajadores” viven bastante mejor (al menos los figurantes que acudieron a la gala, que esa es otra: se reparten el pastel entre los cuatro de siempre) que en otros ramos. Si el cine español realmente se cotizara y tuviera salida, que no le quepa duda a nadie de que saldrían productores y capital para invertir en el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *