FÚTBOL

A los 40... en un filial

Javi Nogueras y Luis Larios, los dos jugadores más veteranos de la Tercera División aragonesa, viven una curiosa situación esta temporada en el Robres.

Alberto Sierra. Zaragoza | Actualizada 12/09/2017 a las 09:08
Javi Nogueras pugna con Mapate del Utebo ante la mirada de Larios, en imagen de archivo.
Javi Nogueras pugna con Mapate del Utebo ante la mirada de Larios, en imagen de archivo. | Rubén Losada/Fotografiarte

En el fútbol aragonés existen jugadores que parece que llevan toda una eternidad dando patadas a un balón. Uno de esos peloteros con la etiqueta de clásico es Javier Nogueras, central de altura acomodado en el Robres desde hace seis temporadas. Junto a él, en un vestuario donde la bisoñez se traduce en una plantilla de 23 años de media, se sienta Luis Larios. Ambos son los más veteranos de cuantos compiten en el grupo 17 de Tercera División, ya que cumplirán los 40 antes de que finalice el año y, curiosamente, militando en una escuadra, el Robres, que hace las veces de filial del Ebro.

Nogueras es capitán. Su currículum reúne varias promociones a Segunda División B, categoría en la que jugó con el Huesca y el Binéfar, aunque la Tercera aragonesa ha sido su principal escenario en las dos décadas como futbolista. El defensa oscense revela el secreto para continuar calzándose las botas en cada entrenamiento y rendir a tope en cada partido: “Hay que tener mucha ilusión. Yo me tomo cada temporada como si fuera la primera; después hay que tener suerte y no sufrir lesiones graves”.

Larios y Nogueras, del Robres.

Larios es el timón en el centro del campo desde el ejercicio pasado. Con más de 400 encuentros en Segunda División B, ascenso a la categoría de plata con el Girona incluido, el talento del barcelonés está fuera de toda duda, así como el compromiso con la zamarra amarilla. “Sigo disfrutando, me gusta entrenar y vivir el ambiente de un vestuario”, anuncia el ex del Sariñena.

Ambos renovaron antes de que se oficializase la filiaridad del Robres con el Ebro, un contexto que ha provocado que vivan una situación atípica. “Es curioso estar en un filial caracterizado por tener a gente muy joven”, comenta Nogueras, quien admite que alguna palabra más alta que otra debe pronunciar en la caseta. Como algo “anecdótico” se lo toma Larios, que incluso bromea. “Por fin he conseguido jugar en un filial”, pronuncia con sorna.

Nogueras no pone fecha a su retirada: “Un día Puyol dijo que quería jugar hasta los 40 y yo me lo propuse. Ahora hay que ir año a año y ver cómo me encuentro”. En esa línea se expresa Larios: “Estoy bien físicamente y tengo la mentalidad suficiente, así que mientras me pique el gusanillo por jugar cada domingo, ahí seguiremos”.

Clubes relacionados

Comentarios