FÚTBOL. REGIONAL PREFERENTE

El Fuensport recibe un trato injusto tras una buena acción

Los jugadores del club turolense consideran que no recibieron un trato justo cuando llegaron tarde a su partido ante el Casetas por ayudar en un accidente de tráfico, el árbitro les instó a jugar sin calentar y acabaron goleados.

Afición. Zaragoza | Actualizada 20/03/2017 a las 19:12
Los jugadores del Fuensport asisten a una víctima de un accidente de tráfico
Los jugadores del Fuensport asisten a una víctima de un accidente de tráfico | Fuensport

Poco podían imaginar los jugadores del Fuensport que su viaje a Casetas iba a ser una prueba tan real de los vaivenes que da la vida.

El periplo turolense se iniciaba en la primeras horas de la mañana del domingo, el viaje transcurría con tranquilidad por la Autovía Mudéjar hasta que al llegar a la zona limítrofe entre Teruel y Zaragoza el conductor del autobús observa que un poco más adelante, en una nube de polvo, hay un coche volcado en la mediana y a cien metros, otro vehículo boca abajo en uno de los campos por los que transcurre la autovía.

Rápidamente, la expedición del Fuensport se detiene y mientras el chófer retiene la circulación viaria, unos se dirigen al coche volcado en los campos y otros al que se encuentra en la mediana. Afortunadamente el conductor del primer vehículo no solo no se encontraba en el mismo, sino que ya estaba ayudando en el volcado en la mediana. Éste iba ocupado por una mujer mayor y su hija, que era la que conducía. Ésta pudo salir acusando simplemente un hombro maleherido, pero su madre, nerviosa, no podía salir.

Mientras la mayoría de la expedición turolense sujeta el vehículo para que no se balancee, dos componentes de la plantilla se introducen en el coche para tranquilizar a la mujer e intentar sacarla. Con la ayuda de una doctora, que también se detuvo para auxiliar, iniciaron las comprobaciones rutinarias antes de poder mover a una víctima de accidente de tráfico, como no presentaba lesiones los componentes del Fuensport procedieron suavemente a sacar a la mujer y todo acabó de la mejor manera posible.

Tras la intensa experiencia, el club turolense reanudó el viaje hacia Casetas y comenzó a saborear los sinsabores de la otra cara de la vida.

Todos los jugadores del Fuensport viajaban en el autocar organizado por el club. Todos, menos uno, que por motivos laborales acudió directamente a las instalaciones de San Miguel de Casetas. El jugador, conocedor de la vital aventura de sus compañeros, se lo comunicó al CD Casetas y al trío arbitral.

El retraso iba a ser inevitable y los tres trencillas, que debían pitar a las 16.30 el partido de Tercera División entre el Teruel y el Tamarite, apremiaron a los atrevidos héroes a que se fueran cambiando en el autobús. El Fuensport envió las alineaciones para ir adelantando.

La expedición turolense llegó a las 11.40, diez minutos por encima del tiempo fijado para el comienzo del partido, prácticamente a pie del autocar les recibió el trío arbitral. Según la versión del Fuensport, los colegiados les informaron que, si bien entendían lo que había sucedido, había que cambiarse inmediatamente o suspender el partido porque a ellos “si llegaban tarde a su partido de Tercera, les sancionaban”.

Es en este momento en el que el entrenador del Fuensport, Daniel González, se muestra indignado: “tras todo lo sucedido, la actitud de los colegiados es lo que más me molesta, nos dieron un trato injusto y no tuvieron ninguna consideración, nos trataron con poca educación, nos hablaron de mala manera y estuvieron hasta vigilando para ver si nos cambiábamos rápidamente, hostigándonos continuamente. No nos dejaron ni calentar“.

El partido acabó 7-0 para el conjunto local, un resultado abultado que para el técnico está claro: “no sé si en circunstancias normales hubiéramos ganado, es posible que no, lo que estoy seguro es que no nos meten siete goles. Conozco a mis jugadores, todo nos afectó, primero lo de la carretera y luego el injustificado trato de los tres colegiados. No quiero ni que se repita el partido, ni nada parecido, pero si quiero que se conozca lo que ocurrió”.

El partido Casetas-Fuensport fue arbitrado por Antonio Ramo auxiliado en las bandas por Adrián Mic y Adrián Sánchez. El Teruel-Tamarite lo arbitró Adrián Sánchez y Antonio Ramo y Adrián Mic actuaron como líneas, acabó con el resultado de 5-0.

Explicaciones del Comité de Árbitros de Aragón

Ante la polémica suscitada, Paco Ramo, presidente del Comité de Árbitros de Aragón, quiere felicitar a los jugadores del Fuensport por su gran acción y aclarar los hechos acontecidos en el partido Casetas-Fuensport, “una vez conocido el posible retraso de los jugadores del Fuensport al partido, los colegiados solicitaron una estimación de cuánto sería éste, al recibir la respuesta de que serían unos diez-quince minutos, dieron por asumible dicha tardanza ya que no implicaba tomar otras medidas. De haber comunicado que el retraso iba a ser mayor el comité hubiera sustituido de inmediato al trío arbitral en este partido o en el encuentro Teruel-Tamarite de la tarde. Finalmente, el retraso fue mayor de lo esperado y al llegar la expedición turolenses se les ofreció que en esos momentos existían dos posibilidades: o suspender el partido o jugar lo más inmediatamente posible, es decir, sin calentamiento previo. El Fuensport eligió esta segunda opción y por eso se disputó el partido. Desde el comité aplaudimos el gesto de los jugadores del Fuensport en su gran acción en el auxilio de un accidente de tráfico”.

Clubes relacionados

Comentarios