INSTALACIONES DEPORTIVAS

Coto a los campos municipales de fútbol de Zaragoza

El Ayuntamiento piensa cambiar el modelo de gestión de las 28 instalaciones municipales para regularizarlo tras cumplir los contratos actuales. El pasado mes de junio presentó a los clubes el nuevo borrador de los nuevos convenios que tendrán una duración de diez años.

Ángel Bona. Zaragoza | Actualizada 07/09/2016 a las 09:21
Campo de La Almozara
Campo de La Almozara | Afición

El Ayuntamiento de Zaragoza ha iniciado ya los pasos hacia el cambio de modelo de gestión de los campos municipales de fútbol en la capital aragonesa con una declaración de intenciones que le explicaron a las entidades que regentan los mismos el pasado mes de junio, respecto a los convenios de cesión y los criterios que se quieren tener en cuenta. «De todos modos, no se trata de un tema cerrado y aún habrá que mantener futuras reuniones en los próximos meses para escuchar a todas las partes hasta finales del presente año», afirma el concejal de Deporte, Pablo Híjar, que informó el pasado 30 de junio de que el Gobierno de la ciudad tiene el objetivo de cambiar el actual modelo de cesión de estas instalaciones.

En el horizonte, la intención es conocer «las obligaciones contractuales de los clubes» que ejecutan su gestión indirecta y permitir que «se efectúen mejoras e inversiones» con total garantía en los centros deportivos. Híjar sí destacó en esta reunión con los clubes «su actual valor y rentabilidad social».

Un contrato a precario

El edil comunicó los primeros trazos del plan de la Concejalía de Deporte en relación con el cambio de gestión. «El contrato actual ya ha expirado o está a punto de hacerlo y necesitamos clarificar los derechos y deberes de Ayuntamiento y clubes, para tener una mayor seguridad. Proponemos defender a los usuarios de estas instalaciones. Entre otras medidas, racionalizar el consumo de suministros o establecer precios públicos en el alquiler de estas instalaciones», desgranó Híjar.

2,8 millones de coste para el Ayuntamiento

Los clubes de fútbol actualmente gestionan de forma indirecta los 28 campos municipales. Es decir, pagan la limpieza y el mantenimiento ordinario de las mismas. Sin embargo, es el Consistorio quien hace frente a las facturas de la luz, gas y el agua, lo que contribuye a los 2,8 millones de euros del coste que supone para las arcas públicas. «No pretendemos obtener beneficios para el Ayuntamiento, porque aunque tuviésemos grandes ingresos por la instauración de un eventual canon, estos quedarían superados por las inversiones que hacen falta en mantenimiento», apostilló Híjar.

El concejal aseguró que la intención del Gobierno municipal es la de dialogar con los clubes y conocer sus impresiones en un proceso que, avanzó, se alargará hasta finales de 2016 para empezar a aplicar estos convenios en el 2017. En los 28 campos de fútbol municipales hay un total de 43 terrenos de juego: 22 de fútbol 11 de césped artificial, nueve de fútbol 8, seis de césped artificial y seis de tierra. 413 equipos son los que hacen uso durante el año de estas instalaciones municipales, lo que supone por temporada más de 2.000.000 millones de usos.

Desde el punto de vista administrativo, actualmente todos los campos municipales están en precario, en los últimos años todos han finalizado su concesión o los convenios de gestión. En la actualidad no existe un documento de gestión que especifique los derechos y las obligaciones de los clubes con el Ayuntamiento.

En estos momentos, según el borrador presentado por Instalaciones Deportivas a los clubes, éstos están incumpliendo administrativamente (fiscal y en materia laboral) y con la legislación de los bares (contratos, Impuesto de Sociedades, IVA, licencias, alquileres, publicidad), aunque es una situación muy similar a otros municipios.

El Ayuntamiento quiere ofrecer a los niños y padres un servicio público que cumpla con la legislación vigente e implantar un modelo de co-gestión (ayto-clubes) con la responsabilidad de los gestores y subsidiariamente del Ayuntamiento. Uno de los temas más candentes es el canon que quiere establecer el Ayuntamiento a los clubes por la concesión. «Para el presupuesto que tienen los clubes no va a ser ningún problema», comenta el Concejal de Vivienda y Deportes, Pablo Híjar. «Además, deben de cumplir con la Ley del Deporte».

Los aspectos más significativos del borrador presentado a los clubes son los siguientes:

Tarifas por alquiler o reservas de la instalación

Se establecerá una tarifa por parte municipal de alquileres o reservas para entrenamiento de 1,15 a 1,30 horas de duración, a terreno de juego entero o medio campo y partidos. Diferenciando las reservas puntuales o las de toda la temporada. Así mismo, las tarifas se estructurarán para categorías de iniciación deportiva, prebenjamín, cadetes, juveniles y sénior. Estos precios de actualizarán y aprobarán a propuesta del Servicio de Instalaciones Deportivas. Se procederá a emitir las correspondientes facturas con el correspondiente desglose del IVA, tanto por el concepto de alquiler, tanto por entrenar como por jugar.

Explotación del servicio de bar

Se gestionará la concesión mediante concurso. La contratación con terceros por parte del titular de la concesión de la instalación deportiva tendrá como límite máximo, el periodo de explotación concedido al club que gestiona el campo de fútbol (máximo diez años). Las exigencias serán las mismas a los concesionarios de los bares de las piscinas (luz, inspecciones, y cumplimiento de la legislación).

Publicidad exterior e interior de los campos

La explotación de la publicidad exterior e interior podrá ser contratada directamente por el titular de la explotación (club) con empresas del sector, siempre y cuando se observe lo establecido en la Ordenanza Municipal, de Actividades Publicitarias en el Ámbito Urbano.

Duración del contrato de gestión

El plazo de vigencia del contrato que baraja el Ayuntamiento de Zaragoza en el borrador presentado a los clubes será de diez años.

Derechos del titular y utilización de los campos

Cómo máximo, los equipos del club concesionario podrán utilizar el 90% del horario de utilización de la instalación.

Obligaciones generales

Obtener de la administración autorización para la realización de obras de reforma y mejora de equipamientos.

Cumplir con las obligaciones fiscales, laborales, seguridad social y de la seguridad e higiene en el trabajo.

La contabilidad de los gastos e ingresos generados por la explotación del campo deberá incluirse en la propia cuenta de la explotación.

Obligaciones particulares

El titular de la instalación abonará los siguientes gastos:

Los derivados de la conservación, mantenimiento y limpieza. Reposición de bienes (banquillos, porterías…).

Contadores de luz, agua y gas en el bar

En aquellos campos que cuenten con acometidas independientes para los servicios de hostelería, el titular de la explotación o el subcontratista de dichos servicios abonarán los suministros eléctricos, de agua y gas. Concediéndose un año de plazo para la instalación de contadores en los casos donde no estén instalados.

Todos los padres tendrán que ser socios del club

Todos los jugadores/as del club que formen parte de las plantillas de los diferentes equipos, automáticamente serán dados de alta como socios del club concesionario con todos los derechos y obligaciones. Para los menores de edad, serán sus padres o tutores los que ostenten la condición de socio. «Esta es una condición muy importante para nosotros», explica el concejal, igual que «la proximidad de los jugadores para jugar en sus distritos».

Acciones de fomento

El Ayuntamiento valorará la creación de equipos de fútbol femenino por parte de los clubes, además de realizar unas aulas de estudio y apoyo para los niños que jueguen en los diferentes clubs puedan hacer uso. Estas son algunos de los cambios de modelos de gestión que quiere introducir el Ayuntamiento a principios de año.

Comentarios